El debut de Carlos Sainz o más vale pájaro en mano que contra los raíles y los rivales
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
PRIMEROS PUNTOS CON FERRARI

El debut de Carlos Sainz o más vale pájaro en mano que contra los raíles y los rivales

Carlos Sainz mostró una especial prudencia en los primeros compases de la carrera que determinaron el resultado final, pero su objetivo era terminarla sin cometer errores ni empezar con mayor presión

placeholder Foto: Carlos Sainz terminó la carrera a solo diez segundos de Leclerc a pesar de su prudente comienzo de carrera
Carlos Sainz terminó la carrera a solo diez segundos de Leclerc a pesar de su prudente comienzo de carrera

Un sexto y un octavo puesto para Charles Leclerc y Carlos Sainz respectivamente, puede parecer un magro resultado a tenor de las expectativas despertadas por la velocidad mostrada por Ferrari el sábado de la clasificación. Sin embargo, es un comienzo del todo esperanzador, no sólo por tener en cuenta dónde estaba el equipo italiano la temporada pasada, sino porque como reza la leyenda: ‘Es mas fácil conseguir que dure muchas vueltas un coche rápido, que convertir en rápido un coche que sólo es capaz de dar muchas vueltas’.

Muy consciente quizá de la importancia de tener un comienzo de temporada sereno y sin sobresaltos, Carlos Sainz no tomó mas riesgos de los necesarios en este primer gran premio de la temporada. A pesar de la condición de madridistas acérrimos de los Sainz, alguien parece haber asesorado muy bien al piloto madrileño, en lo conveniente que resulta cuando debutas en Ferrari de adoptar la filosofía del Cholo Simeone del ‘partido a partido’.

"No quería empezar con un fallo"

El propio Sainz reconocía al final que su estrategia de enfoque prudente fue a plena consciencia: "En la salida, cometí algunos fallos con el embrague y las marchas. Perdí posiciones en la primera vuelta y eso marcó luego mucho mi carrera. Sin embargo, esa pérdida de posiciones fue algo que lo asumí de forma consciente. No quería empezar la primera carrera con un fallo importante o un abandono". Esta prudencia en la primera vuelta no es algo que preocupe a Sainz, pues sabe que habrá otras carreras donde podrá ser mas agresivo y sacar lo mejor de la siempre crucial primera vuelta. "Hay que tener en cuenta, -comentaba el piloto español- que no conocía el coche cuando ruedas con el aire sucio, era la primera vez que me enfrentaba a una situación así y, para mí, era clave ver como respondía el coche ante el viento y rodar en condiciones de carrera con el resto de pilotos".

"Esto no será siempre así, pues en McLaren si podía hacer a menudo primeras vueltas muy buenas y, con las enseñanzas de hoy estaré listo para poder hacerlas pronto aquí. Lo importante hoy, era poder dar todas las vueltas posibles y, para ello, era clave sobrevivir sin daños a esa primera vuelta". Para Sainz no fue sido una carrera decepcionante ni mucho menos. Charles Leclerc, su compañero de equipo, partía en una posición mas adelantada que la suya y acabó justo dos posiciones por delante a menos de diez segundos. Lo que significa que Sainz recuperó sobre el monegasco la ventaja inicial obtenida en los primeros compases de carrera y probablemente con una vuelta más hubiera acabado incluso justo a sus espaldas. Su gran ritmo en el tramo final de la prueb le puso justo en posición de DRS (a menos de un segundo) de Daniel Ricciardo, y con esa mencionada vuelta de más, la séptima posición hubiera sido más que posible.

La pugna con McLaren

"Una vez que tuve aire limpio, -aseguraba Sainz-, he podido sentirme mucho mejor con el coche y la verdad es que estoy muy contento, porque viendo los tiempos, veo que he rodado con un ritmo muy rápido. El ritmo por tanto es bueno, mejor incluso de lo que esperaba para esta primera carrera" explicaba a modo de primer balance, "en los momentos que rodé con el neumático medio y el duro, la velocidad estaba ahí. La carrera se hizo un poco cuesta arriba después de esa primera vuelta, pero estoy contento. Una octava posición no dice nada especial, pero viendo luego el ritmo con la degradación de los neumáticos, si es para estar content"o.

Así lo reconocían también desde el muro de boxes, su ingeniero de pista Riccardo Adami al termino de la carrera y lo refrendaba el mismo jefe de equipo Mattia Binotto, que también destacaba el mérito de Sainz: "Elegimos a Carlos como miembro del equipo, porque sabíamos que en carrera es fuerte y sólido y hoy lo ha demostrado. Está tomando confianza en estos primeros pasos y está trabajando muy bien con Leclerc". Binotto no lanza las campanas al vuelo para hablar de posibles podiums, pero tiene claro que será una lucha cerrada sobre todo con McLaren, los coches que se han mostrado en Bahrein mas parejos de prestaciones a los monoplazas italianos.

La carrera dejaba mangíficos momentos como la lucha a tres entre Sebastian Vettel, Fernando Alonso y el propio Carlos Sainz, límpia pero al absoluto límite, de donde surgió victorioso el piloto de Ferrari. Obviamente, puede que la condición física del Alpine y del Aston Martin de sus rivales fuera peor que la de su Ferrari, pero Sainz resolvio el envite con enorme solvencia. Y sin cometer errores, su objetivo principal en su debut con Ferrari. Como reconoció al final de la prueba, quedan por delante veintidós carreras para arriesgar y asentarse en Ferrari. Como diría el Cholo, efectivamente, ‘carrera a carrera’.

Carlos Sainz Charles Leclerc Fórmula 1 Mattia Binotto
El redactor recomienda