Es noticia
Menú
El motivo de Vettel para fichar por Ferrari sabiendo que no va a ganar 'mañana'
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
CON CUATRO TÍTULOS, TIENE OTRAS PREFERENCIAS

El motivo de Vettel para fichar por Ferrari sabiendo que no va a ganar 'mañana'

"Cuando era pequeño, Michael Schumacher con la rossa era mi mayor ídolo. Ahora, para mí, es un enorme honor tener la posibilidad de pilotar un Ferrari", explica Vettel

Foto: Sebastian Vettel dando la mano al exjefe de la Scuderia, Stefano Domenicali.
Sebastian Vettel dando la mano al exjefe de la Scuderia, Stefano Domenicali.

“Cuando era pequeño, Michael Schumacher con la rossa era mi mayor ídolo. Ahora, para mí, es un enorme honor tener la posibilidad de pilotar un Ferrari. Ya tuve un primer ensayo de lo que es el espíritu Ferrari cuando conquisté la primera victoria en Monza de 2008, con un motor de la casa del Cavallino Rampante. La Scuderia tiene una gran tradición en este deporte y estoy extremadamente motivado para ayudar al equipo y volver a lo más alto. Daré el corazón y el alma para hacer que esto suceda”. Estas son las primeras palabras de Sebastian Vettel como piloto de Ferrari, equipo en el que sabe que no va a ganar carreras de buenas a primeras. Sin embargo, hay otros atractivos

Es raro ver que alguien no cumple su sueño cuando pilota por primera vez un Fórmula 1 o cuando ficha por Ferrari, el equipo que nunca ha faltado a ninguna cita con la Fórmula 1 a lo largo de toda la historia, además de ser la más laureada, la que más aficionados tiene a lo largo del mundo, y la que cuenta con mayor poder político dentro de la propia competición. Los éxitos deportivos no son siempre una prioridad y Vettel firmó por Maranello siendo consciente de que será complicado devolver, a corto (y medio) plazo, a un coche rojo a lo más alto. Con 27 años, no tiene prisa.

“Abandonar Red Bull no ha sido una decisión fácil porque he estado con ellos desde los 12 años. Desde entonces me han apoyado. Mi vínculo con ellos es muy fuerte, pero llega un momento en el que sientes que quieres probar cosas nuevas, aceptar nuevos desafíos. Es probable que Ferrari sea el equipo más grande para el que uno puede correr. Estoy muy motivado, intentaré darlo todo y ser exitoso”. En rueda de prensa, habló de “desafíos”, de retos y apuntó a la necesidad de cambiar de aires (no indicó su mejora salarial). Describió sensaciones diferentes a las que hubiera experimentado de haber fichado por Mercedes, donde primarían términos como “victorias”, “ganar”, “vencer”, “título”… Repetimos, no es su imperiosa necesidad.

Cómo decir no a la NBA

Al margen de que camine con la seguridad que le otorgan sus mundiales y récords conquistados, resulta complicado -pese a su actual situación deportiva- decir no a Ferrari. Tan difícil como para un futbolista el Real Madrid o el FC Barcelona, o a un jugador de baloncesto rechazar la NBA. Fernando Alonso explicó muy bien este pasado verano el sentimiento de correr con el escudo del Cavallino: “Ferrari es un equipo histórico, el único que ha estado siempre en la F1 y siempre ha tenido algo especial. Es el mito Ferrari, una pasión, una forma de correr única, con mucha motivación para ganar y con gran pasión. No es sólo cosa de un grupo de mecánicos o ingenieros, sientes que todo un país como Italia está detrás de una marca tan potente. Correr para Ferrari es siempre más emocionante, más apasionante, que hacerlo para cualquier otro equipo. Y esto hace que sea siempre muy atractivo estar en Ferrari”.

Este mismo jueves la Gazzetta señaló que, aunque la “elección de Vettel era obligada, el problema es otro: el coche”. Y Vettel es perfectamente consciente de esa carencia, y que no se arregla de la noche a la mañana. Sabe dónde se mete, para bien y para mal. Pero, con cuatro títulos en su palmarés, ¿qué es lo peor que puede pasar? Va a cobrar más que en Red Bull y si Alonso, sin ganar campeonatos, ha adquirido un gran respeto, ¿por qué no aspirar ‘simplemente’ a aumentar su caché? Eso sí, esta tarea quizás sea ardua que la de ser tetracampeón.

“Cuando era pequeño, Michael Schumacher con la rossa era mi mayor ídolo. Ahora, para mí, es un enorme honor tener la posibilidad de pilotar un Ferrari. Ya tuve un primer ensayo de lo que es el espíritu Ferrari cuando conquisté la primera victoria en Monza de 2008, con un motor de la casa del Cavallino Rampante. La Scuderia tiene una gran tradición en este deporte y estoy extremadamente motivado para ayudar al equipo y volver a lo más alto. Daré el corazón y el alma para hacer que esto suceda”. Estas son las primeras palabras de Sebastian Vettel como piloto de Ferrari, equipo en el que sabe que no va a ganar carreras de buenas a primeras. Sin embargo, hay otros atractivos

Sebastian Vettel Red Bull Fórmula 1
El redactor recomienda