UNA IDEA DE ALONSO FUE PROBADA ESTE VIERNES

F1 de dos caras: de la vacuna para evitar otro 'accidente Bianchi', al raro sábado de hoy

A lo largo de décadas, la Fórmula 1 ha logrado ganarse a pulso un estereotipo positivo que une su imagen a aspectos de los que este fin de semana ha hecho gala

Foto: Sebastian Vettel y Fernando Alonso, este viernes en Austin.
Sebastian Vettel y Fernando Alonso, este viernes en Austin.

A lo largo de los años, mejor dicho décadas, la Fórmula 1 ha logrado ganarse a pulso un estereotipo positivo que une su imagen a aspectos como el de sofisticación, exclusividad o glamour. Bernie Ecclestone, cuando tomó las riendas en la década de los 70 de este Gran Circo, explotó su visión de que la F1 debía ser algo más que una carrera de coches y su enfoque del negocio se ha expandido por el paddock hasta nuestros días. Dentro de la pista, los estereotipos que se han ido colando en la mochila de la F1 han sido también positivos: velocidad, vanguardia, tecnología… y seguridad. Este fin de semana, en el GP de EEUU y un mes después del accidente de Jules Bianchi, la F1 ya ha probado soluciones para que no se vuelva a repetir ningún accidente como el del francés. Su excelente capacidad de reacción vuelve a manifestarse un fin de semana, sin embargo, en el que también queda al descubierto aspectos tan negativos como que sólo haya 18 coches en esta carrera como consecuencia de sus reglas económicas, y tecnológicas.

Este viernes, Fernando Alonso y otros pilotos, probaron el nuevo sistema Virtual Safety Car (Coche de Seguridad) que la FIA está evaluando y que está basado en limitar electrónicamente la velocidad de los coches en las zonas con bandera amarilla donde se ha producido un incidente y mientras la misma no está libre de obstáculos. "He sido yo quien hablé del tema en la reunión de pilotos. En las carreras de karts indoor si hay un problema desde el control limitan la velocidad pulsando un botón", señaló Alonso en el pasado GP de Rusia. Este viernes, dio más detalles: "Probamos el sistema virtual de coche de seguridad y creo que, para ser un primer intento, funcionó bien, aunque aún queda mucho por hacer. Todos los pilotos estamos de acuerdo en que es una buena idea, pero aún tenemos que adaptarnos a ella".

Más eficacia, imposible

La aportación del asturiano demuestra que, a pesar de los diferentes intereses de cada equipo, cuando existe un trabajo en equipo por un objetivo común –como es el caso de la seguridad- todos reman firmemente hacia el mismo lado. En Japón ocurrió el accidente, en Rusia se abordó el tema y en EEUU se está aplicando una posible solución. Esto es ser eficaz. Como cuando una escudería busca una solución a un determinado problema y lo encuentra prácticamente de una carrera a otra. Por este tipo de proezas y logros, la F1 es utilizada como modelo. Pura solvencia y escasa burocracia. Además, en ese caso, se une que la tecnología de los F1 permitiría instalar esta norma sin modificar la electrónica del monoplaza.

A lo largo de la historia, cada accidente grave no ha quedado en balde y siempre se ha buscado que fuera el último. La F1 escapa, al menos en temas de seguridad, a eso de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra…

Sin embargo, cuando el dinero entra de por medio, la unidad se rompe y cada uno vela por su box. No se actúa en bloque por la competición. De ahí que este fin de semana, en uno de los mercados que históricamente se persigue, EEUU, la Fórmula 1 haya desembarcado algo descafeinada sin dos de sus equipos por temas económicos. La particular Q1 y Q2 de este fin de semana tendrá cuatro eliminados en cada tanda, en lugar de los seis habituales. Tal vez haya quien se alegre de este hecho y considere que sin Marussia ni Caterham se da una imagen de mayor igualdad entre los contendientes. El plantearse esta hipótesis o la idea del tercer coche conlleva a otra cuestión de personalidad: ¿qué quiere la F1 de sí misma? En este aspecto, las cosas no las tiene tan claras como en cuestiones de seguridad... de hecho, Bernie Ecclestone ha asegurado que no le extrañaría nada que en 2015 hubiera sólo 14 coches, ¿se imaginan?

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios