NUEVO PILOTO DE CATERHAM PARA SPA

Andre Lotterer, un auténtico 'crack' que debuta a bordo de un 'troncomóvil'

Con tres victorias en Le Mans, el piloto más rápido de Audi, una brillante trayectoria en Japón, el alemán debuta en la Fórmula 1 con treinta y dos años

Foto: Andre Lotterer celebra un triunfo (Reuters)
Andre Lotterer celebra un triunfo (Reuters)

Llegó la noche de la última edición de 24 Horas de Le Mans y  pasó su tradicional factura de problemas a Toyota y Audi. El coche número 2 alemán  quedó rezagado por el turbo. Tomo entonces el volante Andre Lotterer, y cuando el sol salía comenzó a rodar de forma implacable y con un ritmo extraordinario. Dejó el coche en primera posición. Al bajarse del prototipo, sus compañeros, mecánicos e ingenieros, le palmeaban la espalda y le  llegaban miradas de admiración por todos lados. Al final logró la mejor vuelta de la carrera y fue el piloto más rápido de Audi. También cosechó su tercer triunfo en Le Mans.

Este domingo, Lotterer debutará en Fórmula 1 con Caterham, en sustitución del japonés Kamui Kobayhasi. Con 32 años, el alemán no quiso dejar pasar la oportunidad de competir en el Gran Circo, al menos por una vez. Más vale tarde que nunca. Cuando este fin de semana ruede en Spa, se dará un gran contraste entre un monoplaza 'farolillo rojo' y un piloto de talla extraordinaria a sus mandos.

"¿Estoy en tu lista? Me gustaría correr en Le Mans”

¿Cómo ha llegado Lotterer a la Fórmula 1 a estas alturas de su carrera? En primer lugar, porque el primero que bien conoce el género es el propio Colin Kolles, nuevo responsable de Caterham. Todo empezó a comienzos de 2009, cuando el rumano recibió una llamada de aquel joven piloto que triunfaba en Japón. Kolles iba a participar en las 24 Horas con dos Audi privados, y el piloto alemán se ofreció. “¿Estoy en tu lista?”, le preguntó, “me gustaría correr en Le Mans”.

Lotterer ya había tenido contacto con la Fórmula 1, en 2002, como piloto probador de Jaguar. Aquella fallida aventura le dejó colgado en el aire, como a Pedro Martínez de la Rosa. Entonces, el piloto alemán tomó el mismo rumbo que el español años atrás. Emigró a Japón para salvar su carrera deportiva. Allí, Lotterer logró grandes éxitos en monoplazas y turismos, alcanzando un altísimo nivel profesional en el endogámico pero muy lucrativo automovilismo japonés. Se estableció en Tokio. Otros dos pilotos europeos y también amigos, Benoit Treluyer y Loic Duval, le aconsejaron que intentara participar en Le Mans. En Japón, Lotterer era piloto de Toyota, y sabía que el fabricante japonés volvería algún día a Le Mans. Fue entonces cuando llamó a Collin Kolles.

Hay que ganar como sea a Marussia

Lotterer contaba con pequeño patrocinador, pero no era suficiente. Puso dinero de su propio bolsillo para poder correr en Le Mans, “algo que no haría normalmente, porque era un piloto profesional, pero pensé: esto puede ser bueno para mi carrera. Fue la mejor inversión de mi vida”. Uno de los pilotos, Narain Karthikeyan, se dislocó el hombro y Lotterer  y su compañero tuvieron que hacer solos toda la carrera. Varios ingenieros de Audi estaban presentes en el equipo de Kolles como asistentes técnicos y vieron al piloto alemán en acción. A final de año tenía un contrato encima de la mesa. Hoy, cuenta con tres victorias en las 24 Horas de Le Mans ,y debutará en Fórmula 1 de la mano de Collin Kolles.

No será un debut fácil. Aunque Caterham presenta una importante evolución aerodinámica, su monoplaza sigue antojándose poco más que un “hierro”. Solo cabe recordar a las los pobres Kobayashi y Ericcson en Hungría. Pero, sobre todo, el equipo vive en la angustia de superar a Marussia  -que cuenta con dos puntos- en la clasificación general. Kolles necesita un piloto maduro, experto y muy rápido. Lotterer es de los mejores para ello, aun con dinero de apoyo. Pero afronta grandes desafíos.

¿Otra nueva 'inversión'?

Juegan a su favor estár habituado a la complejidad mental y técnica de la tecnología híbrida. Hoy, un prototipo de Le Mans puede superar tecnológicamente a un Fórmula 1. Además, alterna su programa en el Mundial de Resistencia con su participación en los monoplazas japoneses de la SuperFórmula. En Suzuka, Lotterer logró la pole este año y su mejor registro fue de 1.36.996. Con el reglamento del pasado año, el mejor Caterham marcó un 1.34.556 en la pista japonesa. Además, de pequeño emigró con su familia a Nivelles, en Bélgica, no lejos de Spa, y el trazado belga es como correr en el pasillo de su casa.

Pero también tendrá que adaptarse a un monoplaza solo conocido en el simulador, de difícil comportamiento, y con una compleja dinámica de los neumáticos Pirelli, que requiere experiencia para exprimirles durante el formato de un fin de semana. Que le pregunten si no a Heikki Kovalainen el pasado año, con Lotus.

Será un duro fin de semana, sin duda, y pasará casi desapercibido. Pero con  su pinta de sargento de marines, sus éxitos en Le Mans y Japón, su prestigio fuera de la Fórmula 1, su dominio de cuatro idiomas..., Quién sabe si para Andre Lotterer su participación en el Gran Premio de Bélgica no resultará de nuevo otra gran inversión. De momento, que le quiten lo bailado.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios