Aunque la mona se vista de seda... Ferrari no será ni mejor ni peor de lo previsto en China
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
GP DE CHINA, PRIMERA CARRERA SIN DOMENICALI

Aunque la mona se vista de seda... Ferrari no será ni mejor ni peor de lo previsto en China

Este fin de semana en el circuito de Shanghai, el F14T volverá a sufrir para ocupar una posición cercana al podio. A día de hoy necesitan fallos de otros equipos

placeholder Foto: Ferrari es el equipo con más victorias en China.
Ferrari es el equipo con más victorias en China.

Todo ocurrió entre una carrera y otra. La decisión, que en principio se iba a tomar a final de temporada, llegó atropelladamente tras el descalabro en el GP de Bahrein. La cúpula de Ferrari pensó que algo debían hacer y así obraron. Pero poco importarán a las líneas y potencia del F14-T que en el muro ya no esté Stefano Domenicali, que se siente Marco Mattiacci o que haya un taburete vacío, la Scuderia continuará teniendo los mismos problemas y virtudes. Para el GP de China, el parte meteorológico continúa dando que habrá nubes sobre el box de Ferrari, aunque no hay previsto que se dé una precipitación como la de Sakhir, sino la de un fin de semana similar al de Malasia. El podio, por refrescar la memoria, no depende de Ferrari, sino de que los rivales cometan fallos.

Cada vez que alguien ‘mueve un dedo’ en la escudería más mediática del paddock dicho movimiento sale reflejado en la prensa. Además, viene acompañado por unos análisis que –más allá de lo acertados que estén- describen la acción desde diferentes y respetables puntos de vista. De esta manera, la salida de todo un jefe del equipo ha propiciado un ‘terremoto’ informativo que ha puesto nombre y apellidos a la actual situación (¿crisis?) que viven los de Maranello, desprendiendo una mezcla de sensaciones entre haber tocado fondo y no tener claro cómo atajar esta compleja coyuntura.

El borrón y cuenta nueva no existe en F1

Un equipo de fútbol o baloncesto que recibe fichajes y ‘piezas’ nuevas necesita unos meses (en el mejor de los casos) para su perfecto engranaje y que ello se refleje en los resultados. En el caso de la Fórmula 1, Ross Brawn indica que se necesitan "tres años" para que los profundos cambios internos tengan consecuencias en la pista. Su flamante año en Brawn GP fue como consecuencia de su trabajo anterior en Honda; Red Bull necesitó casi cinco años para lograr su primera victoria (cuatro desde que aterrizó Adrian Newey); el actual Mercedes es producto de un trabajo de "tres años y medio", como indicó Niki Lauda

En el caso de Ferrari, James Allison aterrizó a finales de la temporada pasada, el túnel de viento fue reabierto también hace unos meses (como su nuevo simulador), el actual jefe del equipo –Mattiacci- lleva un día de trabajo… Entre otros que se han dado, los mencionados pueden considerarse como profundos cambios. Atendiendo a las palabras de Brawn, lo normal y como pronto, es que en 2015 se pueda hablar de un monoplaza Ferrari como consecuencia de las recientes transformaciones internas que, por otra parte, se llevan dando desde Abu Dabi 2010, sin resultados todavía. Por cierto, el ingeniero de Mercedes Bob Bell ha anunciado que abandonará Mercedes a final de temporada en busca de un "nuevo desafío"… ¿Maranello? En lo único que podría notarse desde ya un giro dentro del equipoes en la política de comunicación, hasta ahora férrea incluso con las cuentas de Twitter de los miembros del equipo.

Este martes, Kimi Raikkonen apuntó: "Sabemos qué debemos hacer, nuestro equipo está dando el 100% pero necesitamos un poco de tiempo". No hablaba sobre la Scuderia en general, sino del coche, pero sus palabras se pueden extrapolar porque sirven para describir el momento en el que se encuentra el equipo. Tiempo, paciencia. Tranquilidad difícil de pedir por parte de un equipo llamado a pelear todos los años por las victorias y que lleva un lustro caminando sin un monoplaza ganador. No obstante: tiempo, paciencia, porque detrás de ese escudo tintado de glamour y poder que refleja el Cavallino Rampante hay un grupo de personas, como en el resto de rivales, sorprendidos por la actual circunstancia. También es comprensible que a alguno se le haya acabado el tarro de la paciencia.

Ferrari, en la lucha por ser subcampeón del Mundo

El ingeniero Pat Fry se caracteriza por ser realista y directo ante la prensa. Y frente a la actual situación no oculta que "por el momento, convertirnos en el segundo mejor equipo del Mundial" es el objetivo. Luchar por ser subcampeón… "por el momento". Es muy bonito (y lógico) decir siempre que se corre para ganar, pero da lugar a que el aficionado eche su imaginación a volar.

Esto no significa que 2014 esté descartado de cara al título para Ferrari. Porque para decir que debe centrarse en 2015 habrá que esperar, como mínimo, un par de carreras más cuando se aterrice en Europa y cada monoplaza incorpore las importantes evoluciones previstas en todos los equipos. A partir de aquí, sabiendo que Mercedes es fiable y cuenta con una amplia ventaja sobre sus rivales, se verá si alguien es capaz de toser a sus flechas plateadas.

Por lo pronto, para China continuará con el programa previsto y se ‘verá’ un F14-T con una esperanzadoraevolución en su unidad de potencia, una vez examinado "todas las áreas de rendimiento del coche, desde la (mencionada) unidad de potencia hasta las configuraciones de la suspensión y mejoras aerodinámicas", como aseguró este martes Fry. El trazado de Shanghai no tiene tantos kilómetros en línea recta como Bahrein (algo que le perjudica a un Ferrari carente de potencia) aunque sí tiene la recta más larga del Mundial (1,2 km). ¿Se traduciráese examen pormenorizado de "todas las áreas" del monoplaza en algún km/h con el pie a fondo?

Ferrari Fórmula 1 Stefano Domenicali Kimi Raikkonen Fórmula 1 - GP de China
El redactor recomienda