Froome, intratable: solo cedió diez segundos magullado y sin su bicicleta
  1. Deportes
  2. Ciclismo
golpe en el saint-gervais mont blanc

Froome, intratable: solo cedió diez segundos magullado y sin su bicicleta

El maillot amarillo pudo continuar sin problemas, ya que Geraint Thomas le cedió su bici para continuar hasta la meta. Ni los contratiempos se interponen entre el británico y la victoria final

placeholder Foto: Entró en la meta con cara de dolor. Foto: Yoan Valat (EFE)
Entró en la meta con cara de dolor. Foto: Yoan Valat (EFE)

Tarde accidentada en el Tour de Francia, sin consecuencias para el maillot amarillo pero sí para la disposición de la general. Mollema, hasta ahora segundo en la general, sufrió una caída y se quedó descolgado del grupo: tanto que cedió 4'30" respecto a sus perseguidores. Eso le hace estar fuera del podio después de tres buenas semanas de competición, ya que está a 3'15" de Quintana, ahora tercero.

El francés Romain Bardet fue el que mejor aprovechó la situación. Tras una espectacular subida en la que no flaqueó ni un segundo, ganó la etapa y se colocó segundo en la general por delante de Quintana, que entró detrás de él y le sirve para estar en el podio. El colombiano logró llegar a meta a 23" del galo junto a su escudero Valverde, pero Froome estuvo intratable: con heridas y con la bicicleta de Geraint Thomas, solo cedió diez segundos en la general.

Porque sí, Chris Froome, que hasta ahora no había cometido fallos -lo del Ventoux no fue culpa suya- sufrió una caída por un error tonto en la etapa que finaliza en Sant-Gervais Mont Blanc. El británico, dueño del maillot amarillo, frenó mientras pisaba una raya blanca recién pintada y su bicicleta patinó, con la consecuencia de verse en el suelo con feas magulladuras en el costado derecho.

El maillot amarillo no tuvo problemas para proseguir la carrera, aunque se le rompió la bicicleta. Como siempre, estuvo bien escoltado por su equipo (Sky) y Geraint Thomas no dudó un segundo en cederle su bicicleta. El británico continuó la subida, pero de manera incómoda ya que los platos no eran ovalados y las medidas de su nuevo vehículo no eran las suyas.

La carrera fue tremendamente accidentada. Estuvo lloviendo durante gran parte de la jornada, lo que hizo que el asfalto estuviera muy resbaladizo. Eso provocó numerosas caídas, como la de Dani Navarro, la más dura de todas. El español tuvo que abandonar la etapa con la mano en la clavícula y con claros signos de dolor. Reichenbach, decimotercero en la general, también beso el suelo.

El Tour se ceba con Mollema

La mala suerte puso su punto de mira en Bauke Mollema. La montaña ha castigado sus tres buenas semanas de trabajo. Después de ir segundo durante prácticamente todo el Tour, el holandés se cayó en una rotonda en el descenso de la Côte de Domancy. El corredor se mostró muy triste al terminar la etapa, ya que sabía a la perfección que las posibilidades de quedar en el podio ahora son prácticamente nulas.

La caída hizo que perdiera unos 30" respecto a Froome, que estuvo acompañado por Quintana, Valverde, Porte, Yates,... Todos los líderes de la general. Además, el holandés se vió solo. Al igual que Froome recurrió a su compañero Thomas para volver a subirse a la bicicleta, Mollema no tuvo esa suerte. Se cayó y al levantar la mirada, no vio ningún maillot blanco, negro y rojo del equipo Trek.

De este modo, se tuvo que levantar solo y subir la montaña de la misma manera, tratando de recortar segundos a sus rivales. No fue posible, al contrario: en la subida perdió alrededor de 3'30". Al no tener referencias, la remontada se le hizo demasiado dura.

Tour de Francia Chris Froome Team INEOS Mont Blanc Ciclismo Romain Bardet
El redactor recomienda