El Muro de Huy, un 'clasicazo' que convierte ya en decisiva la tercera etapa del Tour
  1. Deportes
  2. Ciclismo
las diferencias entre los grandes crecerán

El Muro de Huy, un 'clasicazo' que convierte ya en decisiva la tercera etapa del Tour

Una pendiente media del 9,3% con rampas de casi el 20% promete dividir aún más el grupo de favoritos, ya muy separado por sorpresa en una increíble llegada a Zelanda

Foto: Christian Prudhomme ante el 15% que se encontrarán los ciclistas en Huy (Cordon Press).
Christian Prudhomme ante el 15% que se encontrarán los ciclistas en Huy (Cordon Press).

El titular que da nombre a este artículo no miente, ni está cerca siquiera de ser exagerado. De verdad que es muy cierto que la tercera etapa del Tour de Francia se plantea ya decisiva, literalmente. Este recorrido planteado para laGrande Bouclepreveía que esto podía pasar, pero no de manera tan destacable ni tan pronto. Claro que la subida al Muro de Huy iba a dejar alguna diferencia importante entre los favoritos, y por supuesto el pavé de la cuarta etapa es un rompepiernas de libro. Pero quién iba a esperar que llegar a Zelanda fuese tan sorprendente.

Ya lo avisaba en Utrecht Alberto Contador: "Si hay agua habrá que estar muy atentos. Evitar caídas ya sería una victoria". Y vaya si hubo agua. Y viento, que es casi peor. En unas condiciones que suelen generarle problemas al madrileño (le cuesta adecuarse a situaciones no corrientes, como el agua, el barro o los adoquines), Contador aguantó y rompió la carrera de manera involuntaria, pero en extremo beneficiosa. La victoria fue para Greipel, pero los que celebran, en realidad son Froome y Alberto, que dejana más de un minuto a Nibali y Quintana.

Hubo alguien un día que decidió que había que darle un salto cualitativo a la Flecha Valona. Era una de las grandes clásicas de primavera del ciclismo mundial, pero se decidió colocarla como referencia para todos los rodadores. Así, se decidió que iba a terminar en alto, pero no en un alto cualquiera. Descubrieron el Muro de Huy: algo más de un kilómetro con un desnivel medio del 9,3%, pero con rampas de casi el 20% para destrozar a cualquiera.En 1984, Kim Andersen estrenó esta ya mítica ascensión, en lo que se conoce como el kilómetro más largo del universo ciclista y a partir de entonces se convirtió en leyenda.

Un tiempo después, Alejandro Valverde la hizo su especialidad personal. Es difícil analizar cómo viene Valverde al Tour. Nunca es fácil tener a dos gallos en el mismo corral. ¿Quién es el líder de Movistar, Nairo o Alejandro? En teoría, por edad y proyección y también por lucir el primer dorsal del Movistar, debería ser Quintana, pero esa disputa entre líderes sólo se acabará definiendo en la carretera. El murciano tiene ante sí la primera oportunidad de organizar unmotínen su equipo y ganarse los galones que en principio no tiene. Esta semana le viene genial y el Muro de Huy es perfecto para él.

El año pasado, el pavématóa Froome y Contador. Nibali organizó con su Astana una escabechina que fue dejando víctimas a su paso y sentenció el Tour decidido más pronto de los últimos años. La emoción se encontró precisamente en esa etapa, y poco más. En 2014 habíatres favoritos claros y dos dijeron adiós ese día (uno literalmente, Froome, y otro virtualmente, Contador). Al haber siete este año (al menos), el Muro de Huy y los adoquines no darán por terminada esta edición, pero sí irán quitando lastre a un grupo de candidatos tan amplio... si es que Purito sigue estando en la lucha.

Tour de Francia Muro de Huy Alberto Contador Chris Froome Vincenzo Nibali Nairo Quintana Alejandro Valverde
El redactor recomienda