Colombia se mueve al son de los 'escarabajos', que ya han asaltado la Vuelta
  1. Deportes
  2. Ciclismo
Anacona gana la etapa y Quintana es líder

Colombia se mueve al son de los 'escarabajos', que ya han asaltado la Vuelta

Los ciclistas en Colombia están asociados a la vida sana y a la cultura del esfuerzo. Además, muchos tienen orígenes humildes. Es fácil identificarse con ellos

Foto: Nairo Quintana se vistió de rojo tras la novena etapa de la Vuelta a España. (EFE)
Nairo Quintana se vistió de rojo tras la novena etapa de la Vuelta a España. (EFE)

Los 'escarabajos'. Otra vez los 'escarabajos' dominando una gran carrera en Europa, esta vez la Vuelta a España. En cada cita del calendario surge uno o más nombres de ciclistas colombianos despuntando. Ayer, en la llegada a Valdelinares -el primer puerto de entidad de esta edición de la ronda española- fue el turno de Winner Anacona. El corredor del Lampre se exhibió tras una galopada muy luchada y desde prácticamente el banderazo de salida para conseguir su primera victoria como profesional. Un nuevo diamante colombiano que decidió ser ciclista después de acudir como espectador al Mundial de Tunja (1996) y vio ganar a Miguel Indurain en la crono y a Olano en la ruta. Ayer, le tocó ganar a él para seguir expandiendo la tiranía del país sudamericano en el pelotón internacional.

Chris Froome intentó colarse en su fiesta, pero acabó escaldado tras un furtivo ataque de Alberto Contador -el madrileño demostró que su estado de forma va a mejor con cada día pasa- que sólo pudo ser seguido, y tras un gran esfuerzo, por Joaquín Rodríguez y Nairo Quintana, que se puso el jersey rojo de líder. Sí, otro colombiano en lo más alto. Las prestaciones del ciclista del Movistar ya no son una sorpresa y lo único que hace es refrendar su brillante nivel y derribar barreras. Su próxima meta la tiene clara: "El objetivo es ganar la Vuelta este año para completar el pleno de podio en las tres grandes con 24 años -ya ha sido segundo en el Tour y ha ganado el Giro- y el año que viene ir a ganar el Tour", reconocía el nuevo flamante líder.

El esplendor del ciclismo colombiano está teniendo unos efectos colaterales en el país de los 'escarabajos' que comienza a superar lo sucedido en los años 80, cuando con Lucho Herrera y compañía Colombia se situó en el mapa del planeta bici. De hecho, en lo que a medios de comunicación acreditados en esta Vuelta se refiere, se ha pasado de no acudir ningún periodista en la última a década a la ronda española a los 35 que hay en esta edición. Uno de ellos es Luis Barbosa, uno de los especialistas en ciclismo con más experiencia de Colombia, y que nos cuenta cómo se está viviendo esta nueva edad de oro de los 'escarabajos'. "Los colombianos somos muy triunfalistas y si nuestros deportistas empiezan a ganar les seguimos todos a todas partes. Cuando dejan de ganar, muchos desaparecen", dice.

Los periódicos, páginas webs, televisiones y radios incrementan sus plantillas para tener personal suficiente para cubrir la gran demanda de información del ciclismo y los nuevos dominadores del pelotón. "No hace muchos años para que yo pudiera venir a cubrir cualquier carrera en Europa tenía que seducir a varios medios para que entre todos me pagaran los gastos y a veces ni así los cubría. Ahora, tengo que descartar ofrecimientos porque no doy abasto con todo lo que me piden. De hecho, en el pasado Giro de Italia algunos corresponsales de París y Roma tuvieron que seguir la carrera sin haber hecho ciclismo nunca. Y el especialista de fútbol de Lisboa tuvo que aparcar su trabajo para la final de la Champions League y viajar a Italia para dar cuenta del triunfo de Quintana en la 'corsa' rosa", reconoce Luis Barbosa.

"El ciclismo en nuestro país se vive muy intensamente, es como el fútbol en España. Después de los buenos años 80, hemos pasado una época con muy pocos corredores y ahora volvemos a toparnos con un grupo muy numeroso. Sin embargo, son Nairo Quintana y Rigoberto Urán quienes realmente mueven a la masa social. Otros son importantes, pero con estos dos es como tener a Messi y a Cristiano Ronaldo en tu mismo equipo, con todo lo que ello conlleva de locura social", señala Barbosa, quien junto a sus colegas de radio, televisión e internet compilan cada etapa una ingente cantidad de información escrita y visual. "En el último Giro de Italia -lo ganó Quintana- se recopilaron dos libros de casi 100 páginas cada uno con todo lo que se publicó sobre la carrera".

Los nuevos ídolos del pueblo colombiano han cambiado los hábitos y las referencias sociales en el país sudamericano. "Las etapas se emiten en directo a primera hora de la mañana y la gente se planifica sus horarios en función del ciclismo. Si te toca trabajar y no puedes acudir a algunas de las plazas donde emiten la etapa a través de pantallas gigantes, pues la siguen a través del ordenador o de los teléfonos móviles. Si la jornada es tranquila se lleva bien el día, pero si hay un colombiano disputando el triunfo o es una etapa clave de montaña -como ocurrió ayer- nadie atiende a sus funciones hasta que no cortan la emisión", reconoce Luis. De hecho, las audiencias de las carreras ciclistas recogen algunos de los mejores datos anuales en las diferentes cadenas. Un hecho que está haciendo que cada vez se emitan más eventos ciclistas. Por ejemplo, el pasado mes de agosto emitieron en directo la Vuelta a Burgos que ganó Nairo Quintana. Era la primera vez que la carrera burgalesa se podía seguir en directo en Colombia.

La imagen de los ciclistas en Colombia es asociada a la vida sana, a la cultura del esfuerzo... Además, tanto Urán como Quintana provienen de familias humildes y es un ápice más para que la sociedad colombiana se identifique con ellos. "Todas las televisiones emiten programas especiales relacionados con ciclismo. Cuando quieren entrevistar a alguna de ls figuras del momento se lo encargan a las principales referencias de la cadena, no va un redactor o un cámara cualquiera", nos desvela. "Las revistas sociales incluyen a los ciclistas en sus números y cuando se elabora una lista de las personas más influyentes de Colombia siempre aparecen Nairo y Rigo", continúa. "De hecho, uno de los centros comerciales más selectos de Bogotá ha cambiado la apariencia de su entrada y ha colocado un monumento que simboliza a dos ciclistas. Las grandes marcas saben del efecto que tienen los 'escarabajos' en la sociedad y todos quieren ligar su imagen con el ciclismo".

Pero no sólo a nivel social y económico son un atractivo los ciclistas colombianos, los políticos también ha querdido aprovecharse del impacto y simpatía de los 'escarabajos'. "Todos los políticos intentan fotografiarse y aparecer en actos públicos con algún ciclista. Sin embargo, de momento, los corredores eluden involucrarse con cualquier partido político y solo atienden los compromisos indispensables".

Las previsiones, además, invitan al optimismo y se espera que los 'escarabajos' dominen el planeta bici como mínimo la próxima década -de hecho, el pasado sábado otro colombiano se alzó con la victoria en la general del Tour del Porvenir, la carrera que licencia a los campeones del futuro-. Así, la bandera colombiana seguirá ondeando en las cunetas de las carreteras europeas, el acento colombiano seguirá inundando las salas de prensa de los eventos ciclistas más importantes y los 'escarabajos' seguirán influyendo a un país entero.

El redactor recomienda