Es noticia
Menú
El combate de la vergüenza: Kiko Martínez cae ante Warrington y sus cabezazos
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
Lamentable espectáculo

El combate de la vergüenza: Kiko Martínez cae ante Warrington y sus cabezazos

El árbitro del encuentro, inglés como el vencedor, no vio infracciones en los continuos cabezazos del nuevo campeón del mundo de peso pluma. El español podría decir adiós

Foto: Warrington se hace con el título mundial de peso pluma. (REUTERS/Lee Smith)
Warrington se hace con el título mundial de peso pluma. (REUTERS/Lee Smith)

El combate estrella de la velada de boxeo de Leeds acabó de la peor manera posible gracias a un vergonzoso espectáculo organizado que sonaba a chiste: un púgil español contra un inglés, ¿dónde? Inglaterra, ¿nacionalidad del árbitro? Inglés. Se sabía que iba a ser una batalla complicada para Kiko Martínez, quien defendía su cinturón mundial de peso pluma federación internacional de boxeo ante Josh Warrington... pero nadie imaginó que sería imposible. El boxeador local presentó desde el primer asalto unas maneras sucias, buscando los codos, empujando con todo su cuerpo a 'Sensación' Martínez, golpes bajos y hasta varios cabezazos. Todo ello con la permisividad, no sorprendente pero igualmente escandalosa, del árbitro. Este paró el encuentro en el séptimo asalto con el español sangrando a chorros por heridas en la frente -al menos tres de estos golpes provocados por cabezazos, que no derechazos- y siendo incapaz de protegerse ante un vendaval de más de diez golpes de Warrington. Adiós al cinturón y, posiblemente, adiós a un Kiko Martínez que tiene en mente la retirada. Lástima no haber podido vivir un combate en igualdad.

Desde el primer momento, Warrington optó por hacer la guerra sucia ante la incredulidad del español, que miraba al árbitro tratando de encontrar explicaciones. El inglés le rompió la ceja de un clamoroso cabezazo, algo que repetiría constantemente durante el resto del combate. El árbitro, por su parte, mostró más interés en abroncar a la esquina de Martínez por no conseguir frenar las terribles hemorragias que sufría entre asalto y asalto. A juzgar por las imágenes, parece evidente que el cabezazo es un gesto antideportivo digno de sanción. Pero nada de eso ocurrió. Gracias a ese duro golpe, Warrington tomó la delantera y se dedicó a defenderse, a marcar golpes para llevarse los puntos y resguardarse de un posible KO. Aparte del árbitro, uno de los jueces era inglés.

Con más corazón que otra cosa, y con la sangre cegándole, 'Sensación' Martínez trató casi a la desesperada de conectar algún derechazo que le permitiera sembrar la duda en Warrington. Cuando su mejor gancho llegó, el británico se desató con una lluvia de golpes que acabaron por finalizar el encuentro. El árbitro detuvo el combate a falta de 48 segundos ante la inferioridad de español, sin dar demasiada opción a una recuperación. Kiko Martínez se despide del título mundial que ganó a finales de 2021 cuando venció por KO técnico en el sexto asalto al británico Kid Galahad en Sheffield, también Reino Unido. Con elegancia en la derrota, Martínez felicitó a Warrington tras el combate, mostrándose ambos un respeto mutuo.

placeholder Warrington celebra su título. (REUTERS/Lee Smith)
Warrington celebra su título. (REUTERS/Lee Smith)

Numerosas personalidades del mundo del boxeo mostraron su desacuerdo por la encerrona vivida en Inglaterra. Uno de los más duros fue Sergio 'Maravilla' Martínez, argentino afincado en España, que aseguró su angustia y enfado "por este robo es infinita". "Para ganarte tuvo que ser gracias a 100 cabezazos y un árbitro tan inglés como tu rival. Grande Kiko querido, sos muy grande y Josh Warrington estando solo no podía ganarte", aseguró el considerado uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos. Mal día para el boxeo. Momento de reflexión para Martínez, quien en declaraciones para El Confidencial aseguró que perder este combate significaría su adiós a su querido deporte.

El combate estrella de la velada de boxeo de Leeds acabó de la peor manera posible gracias a un vergonzoso espectáculo organizado que sonaba a chiste: un púgil español contra un inglés, ¿dónde? Inglaterra, ¿nacionalidad del árbitro? Inglés. Se sabía que iba a ser una batalla complicada para Kiko Martínez, quien defendía su cinturón mundial de peso pluma federación internacional de boxeo ante Josh Warrington... pero nadie imaginó que sería imposible. El boxeador local presentó desde el primer asalto unas maneras sucias, buscando los codos, empujando con todo su cuerpo a 'Sensación' Martínez, golpes bajos y hasta varios cabezazos. Todo ello con la permisividad, no sorprendente pero igualmente escandalosa, del árbitro. Este paró el encuentro en el séptimo asalto con el español sangrando a chorros por heridas en la frente -al menos tres de estos golpes provocados por cabezazos, que no derechazos- y siendo incapaz de protegerse ante un vendaval de más de diez golpes de Warrington. Adiós al cinturón y, posiblemente, adiós a un Kiko Martínez que tiene en mente la retirada. Lástima no haber podido vivir un combate en igualdad.

Boxeo
El redactor recomienda