tiene un bagaje de 25 victorias y 5 derrotas

"Seré grandioso". Dustin Poirier, el rival que amenaza a Khabib en su vuelta a la UFC

El estadounidense será el contrincante del imbatido ruso en su vuelta al ring. El americano presenta unos números favorables de 25-5 y hará sudar a su oponente. Es un hueso duro de roer

Foto: Dustin Poirier, durante un combate en 2018. (Reuters)
Dustin Poirier, durante un combate en 2018. (Reuters)

Khabib no se sube a un octógono desde la pelea contra Connor McGregor en octubre del año pasado. Su rival la próxima madrugada del viernes será Dustin Poirier, que se planta en el combate después de batir a Max Holloway, campeón de peso pluma, por decisión unánime el pasado mes de abril. Poirer, lleva sin perder más de tres años, concretamente desde el 2016. El combate que va a disputar por el UFC 242 en Abu Dhabi contra el ruso será el más exigente y duro de su dilatada trayectoria. Conforme se acerca la fecha crece la expectación sobre el luchador estadounidense, que amenaza seriamente la imbatibilidad de Khabib. Y no es para menos, el indómito ruso tiene delante un hueso duro de roer. Poirier se lo cree.

Hace diez años que Dustin Poirier es profesional. Antes de dar el salto a la UFC su récord era de 8-1. Mide 1,75 metros pero, a pesar de no poseer un tamaño excepcional, el americano es un luchador de clase. Lleva tiempo en una categoría mayor -por peso- a la que le correspondería, pero ha demostrado con creces que no se achanta pese a la teórica desventaja. Poirier ha acumulado una serie de impresionantes victorias sobre Anthony Pettis, Justin Gaethje y Eddie Alvarez, oponentes de de nivel.

Este año solo ha realizado un combate y lo ganó para situarse con un bagaje de 25 victorias por solo 5 derrotas. Nunca ha encajado dos derrotas seguidas y sabe que tiene ante Khabib una oportunidad única en su carrera. Hace unos días, 'The Diamond' dio dos razones por las que cree que podría derrotar al campeón. “Consistencia y confianza. Creo que eso son los dos motivos que me han traído hasta aquí. Voy a salir a pelear y hacer lo que nunca se ha hecho y poner una derrota en el récord de Khabib para todos los 'underdogs' del mundo. Voy a mostrarles a todos que si crees, si trabajas lo suficiente, si estás lo suficientemente concentrado, si estás lo suficientemente decidido, en esos 25 minutos puedes ser genial, y de eso es de lo que estaba hablando. Tengo una oportunidad real de ser grandioso con todo el mundo mirando”, confesó.

Su entrenador, Dyah Davis, confía plenamente en él y piensa que tiene muchas opciones de romper el imbatido del de Sildi. “Dustin necesita echar hacia atrás a Khabib y evitar que gane el pulso empujándolo a la jaula, ha mejorado mucho estos dos últimos años como peleador y suele empezar muy bien. Ahí puede estar la clave, pienso que el que se haga cargo del primer asalto, ganará el combate”, explicó en declaraciones a ESPN.

Khabib peleó por última vez en el combate de la vergüenza contra McGregor, verdugo del estadounidense en septiembre de 2014. Pero de aquel día e este combate, Poirier ha evolucionado mucho. Sobre todo en estrategia y control, ahora sabe aprovechar los errores del rival. Desde el cruce con el irlandés, su palmarés es casi impecable: en abril de 2015 superó a Carlos Diego Ferreira en el UFC Fight Night por 'nocaut', logrando además el premio a la Actuación de la Noche. Dos meses después, en su última pelea del año, pasó por encima de Yancy Medeiros, al que batió de la misma forma.

No hace prisioneros

En 2016 tuvo tres combates de entidad y ganó los dos primeros ante el irlandés Joe Duffy y Bobby Green, aunque cayó derrotado ante el estadounidense Michael Johnson por KO en primera ronda. Tres peleas más tuvo en 2017, con una particularidad en el segundo de ellos: Poirier sacudió a Eddie Álvarez en la segunda ronda, pero luego fue derrumbado cuando este conectó dos rodillazos ilegales. El árbitro Herb Dean declaró la pelea como 'no contest. Por lo tanto, ese combate no contó ni como victoria ni como derrota en su particular trayectoria.

El curso pasado ganó los dos combates que tuvo, uno en abril ante Justin Gaethje y otro a finales de julio de nuevo ante Alvarez. Kabib Nurmagomedov llega invicto, con hambre de volver a dominar el ring. Sus 27 triunfos asustan. La pelea promete. Todos los ojos de los aficionados a las artes marciales estarán puestos en el que va a ser uno de los mejores combates de lo que llevamos de año.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios