Ali se corona: "¡Comeos vuestras palabras! ¡Soy el más grande!"
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
especial sobre la vida de mohammad ali (i)

Ali se corona: "¡Comeos vuestras palabras! ¡Soy el más grande!"

La fotografía de este combate ante Sonny Liston dio la vuelta al mundo y es actualmente una de las más conocidas del deporte mundial. Por algo fue la coronación de Muhammad

placeholder Foto: Liston, sobre la lona ante un victorioso Ali (Cordon Press).
Liston, sobre la lona ante un victorioso Ali (Cordon Press).

Charles 'Sonny' Liston, el boxeador más temido del momento y campeón del mundo del peso pesado, aceptó el desafío de enfrentar al joven Cassius Clay. La fecha señalada para la contienda fue el 25 de febrero de 1964 en Miami. Liston se presentó al combate tras arrebatarle el fajín mundialista a Floyd Patterson por KO en el primer asalto y la posterior revancha que terminó con exactamente el mismo resultado.

Sonny aprendió su oficio en el centro penitenciario de Misuri y su mánager también era un viejo conocido de la justicia: Joseph 'Pep' Barone, relacionado con la familia Lucchese perteneciente a la Mafia. Liston era tan temido, que el mánager de 'Sir' Henry Cooper, antiguo rival de Clay, declaró: “No queremos encontrarnos con Sonny ni cruzándonos en la calle”.

El aspirante al título, de tan solo 22 años de edad, era conocido como el 'Bocazas de Louisville', que había conseguido la medalla de oro del peso semipesado en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960. Clay, invicto tras 19 combates en el boxeo de pago, parecía ser una víctima más del temible campeón. 43 de los 46 periodistas que presenciaron la pelea pronosticaron la victoria de Liston por KO, que aparecía como claro favorito en las apuestas. El chico de Louisville no parecía intimidado: “Es demasiado feo para ser el campeón. ¡El campeón tiene que ser guapo, como yo!”.

[Ali, el más grande: "¿Vietnam? Nadie del Vietcong me ha llamado negrata"]

El combate psicológico comenzó el día previo a la pelea, en el momento del pesaje de ambos púgiles. Clay gritó al entrar en la sala del pesaje: “¡Yo soy el campeón! Decidle a Sonny que estoy aquí. ¡Traed al oso feo!”. En ese momento la sala se dio la vuelta y se hizo el silencio, Liston estaba entrando en la sala. 'El Bocazas de Louisville' no lo dudó ni un instante y gritó a los periodistas: “¡Alguien de las sillas de ring va a morir del shock!”.

Llegó por fin el momento de la verdad. Sonny Liston era el favorito por 7 a 1 en las apuestas y todo apuntaba a que el 'Bocazas' iba a comerse sus palabras. Johnny Tocco, que ha entrenado con Foreman y Tyson, dijo que Liston era el mayor pegador de los tres. Clay había visitado la lona en su combate anterior contra Henry Cooper y la pregunta que se hacía todo el mundo era en que asalto caería el aspirante.

El maestro de ceremonias presentó al aspirante con 95 kg y al campeón con 99 kg. Todo estaba preparado para el campeonato del mundo del peso pesado. Solamente quedaban los dos boxeadores sobre el ring cuando sonó la campana que dio comienzo al primer episodio de la batalla de Miami. Liston se dirigió a Clay intentando intimidarle con sus golpes más potentes. El joven aspirante empezó a esquivar los golpes del campeón y a bailar sobre el ring.

Cuando quedaban 30 segundos del round inicial, Clay comenzó a golpear claramente al campeón con su directo de izquierda. El murmullo empezó a ser visible en el Centro de Convenciones de Miami, el aspirante había sobrevivido al primer asalto e incluso lo había ganado. El segundo asalto fue parejo, pero un tremendo gancho de Liston hizo que dos de los tres jueces se decantaran por el campeón. Clay 'voló como una mariposa y picó como una abeja' en el tercero, ocasionando un corte en el pómulo del campeón que parecía dañado por el castigo recibido.

[Así boxeaba Muhammad Ali: los mejores vídeos de la carrera de la leyenda]

El cuarto asalto fue también para el aspirante, que volvió a su esquina quejándose de que no podía ver. Pidió a su entrenador que parase la pelea porque Liston le había metido algo en el ojo. Angelo Dundee no lo dudó ni un momento: “No vamos a parar el combate, este es el campeonato del mundo. Sal y corre”. Clay se movió durante todo el quinto round para evitar los golpes de Liston. Al volver a su esquina se encontró mejor y estaba preparado para terminar su trabajo. Salió de su esquina lanzando combinaciones y bailando al campeón, el asalto fue clarísimo para Clay y Liston volvió a su esquina cabizbajo. Al terminar el minuto de descanso, Liston escupió su protector bucal y el comentador del combate no daba crédito: “¡Esperen un momento! ¡Sonny Liston no se levanta!”. Cassius Clay se había coronado como el monarca más joven del peso pesado por KO técnico en el séptimo asalto. Clay corrió a las cuerdas dirigiéndose a los comentadores: “¡Comeos vuestras palabras! ¡Soy el más grande!”.

Un año más tarde, en la primera defensa del título, se volvieron a ver las caras. Cassius Clay ahora era Muhammad Ali y el 'Bocazas de Louisville' empezaba a ser conocido como 'El más Grande'. Ali volvió a ganar, pero esta vez por KO en el primer asalto. La fotografía dio la vuelta al mundo y es actualmente una de las fotografías más conocidas del deporte mundial.

Boxeo Muhammad Ali
El redactor recomienda