la mayor victoria a domicilio

El Real Madrid se ensaña con el Barça y logra un triunfo histórico en el Palau

Sergio Llull (20 puntos y 7 asistencias) y Anthony Randolph (18 puntos, 11 asistencias y 3 tapones) lideraron la mayor victoria del Real Madrid en el Palau en toda su historia

Foto: El Real Madrid suma seis victorias en las ocho primeras jornadas (Quique García/EFE)
El Real Madrid suma seis victorias en las ocho primeras jornadas (Quique García/EFE)

El FC Barcelona Lassa, el mismo equipo que el 6 de noviembre ganó con suficiencia al Real Madrid, perdió este viernes, solo doce días después, de manera escandalosa contra el mismo equipo. Fue una derrota sonrojante, bochornosa. El 63-102 es la mayor victoria madridista en casa azulgrana, por encima de un 67-90 de 1968, tres años antes de que se inaugurara el Palau Blaugrana. Es una diferencia incluso mayor que la de la semifinal de la Euroliga de 2014, cuando venció a su máximo rival por 62-100. El equipo blanco, picado por la derrota en la Liga Endesa, hizo un partido excepcional, pero eso explica solo una parte de lo sucedido. La otra, el hundimiento del Barça, es inexplicable.

¿Cómo es posible que un equipo cambie tanto en tan poco tiempo? Las bajas no son una justificación, pues los mismos jugadores que no estaban disponibles este viernes tampoco lo estuvieron entonces. A aquel partido, el Barça llegó en su peor momento, pero se sobrepuso y consiguió una victoria que le impulsó a una racha de seis victorias seguidas. Pero de repente, esta semana todo se ha venido abajo, con dos derrotas seguidas y, lo que es peor, una imagen paupérrima. "Es un partido imprevisible el de mañana", había dicho en la previa el entrenador azulgrana, Georgios Bartzokas. Seguro que no pensaba en algo parecido a lo que sucedió. Era esperable un arrebato de orgullo del Madrid tras haber perdido los dos primeros Clásicos de la temporada, pero no que el Barça se borrara como lo hizo: 17 pérdidas, 15 rebotes ofensivos concedidos, un 5/20 en triples... Un desastre.

El Real Madrid se ensaña con el Barça y logra un triunfo histórico en el Palau

"No podemos caer más bajo"

"No entiendo por qué mis jugadores han dejado de luchar. Pido disculpas a la afición y para nosotros tiene que ser una gran lección de cara al futuro. No podemos caer más bajo", dijo Bartzokas en rueda de prensa. "Hemos tirado la toalla desde el minuto 5. Podría decir muchas cosas del calendario, de las lesiones, que mis jugadores estén agotados físicamente, pero no me esperaba jugar cómo lo hemos hecho. Hemos tenido una reunión muy dura con los jugadores en el vestuario. Esto es deporte, es la vida, tenemos que jugar con orgullo. Intentaré convencer a todo el mundo dentro del vestuario para seguir adelante y levantar al equipo", siguió el entrenador griego. "Puedo entender tener una mala noche, pero no puedo entender cómo hemos parado de luchar. Mentalmente no estábamos preparados para este partido y yo soy el responsable".

Desde el primer momento se notó que el partido no iba a rener nada que ver con el de Liga Endesa. Esta vez la batalla por el ritmo la ganó el Real Madrid, que salió mucho más concentrado que en el encuentro disputado doce días antes. En cuatro minutos ya había finalizado más contraataques que en todo el partido anterior. El Barça perdía un balón tras otro y dejaba vía libre para que el Madrid anotara con mucha facilidad.

Llull volvió a ser el máximo anotador del Real Madrid (Quique García/EFE)
Llull volvió a ser el máximo anotador del Real Madrid (Quique García/EFE)

El 'show' de Llull y Randolph

Eso permitió a Sergio Llull hacer lo que no pudo en el anterior enfrentamiento: coger los mandos de su equipo. Al final del primer cuarto, el base llevaba 9 puntos y 4 asistencias y el Madrid ganaba por 17-29. Después de anotar 30 puntos contra el Panathinaikos, Llull volvió a completar un partido espléndido. Con el permiso de De Colo, que acaba de lesionarse, es el jugador más en forma de Europa. Le sale todo, como el triple a tabla cuando se acababa la posesión que anotó a dos minutos y medio para el descanso. Pero no solo es una máquina de anotar. Llull ha alcanzado un nivel de madurez que se nota en su juego, cada vez más sólido. Sus 20 puntos y 7 asistencias lo atestiguan.

El 'show' madridista tuvo dos protagonistas. El otro que brilló fue Anthony Randolph, que acabó con 18 puntos, 11 rebotes (6 ofensivos) y 3 tapones. Los dos primeros fueron a Joey Dorsey, uno llegando desde atrás y otro metiendo su mano entre el balón y el aro en una acción en la que a la mayoría de los defensores ni se le pasa por la cabeza. Uno de los mejores tapones de los últimos tiempos, muy parecido al que le puso LeBron James a Thiago Splitter en el segundo partido de la final de la NBA del 2013. Una animalada que resume muy bien el partido, pero acabó en canasta de Dorsey un par de segundos después cuando Randolph aún lo celebraba.

El Madrid anuló las armas azulgranas que tanto daño le hicieron en el anterior enfrentamiento. Ni Ante Tomic ni Stratos Perperoglou, muy bien defendidos, aparecieron en el Barça. El único que plantó cara a la avalancha fue el de siempre, Tyrese Rice, con 11 puntos en la primera parte. El base estadounidense siguió tirando de su equipo al comienzo del segundo tiempo, pero de poco sirvió. El Real Madrid dio otro estirón con los puntos de Reyes y Doncic, que se había pasado casi toda la primera parte en el banquillo por las faltas, y la diferencia superó los 30 puntos. El partido se acabó, si no lo había hecho ya. Algunos aficionados dejaron el pabellón antes de que comenzara el último período. Fue una decisión acertada, porque lo peor estaba por llegar.

Se perdieron cómo la diferencia siguió subiendo tras un 16-0 de parcial a favor del Real Madrid, que se ensañó con su rival. El Barcelona tardó casi siete minutos en anotar en el último período y el Madrid siguió aumentando la diferencia (llegó a los 47 puntos: 54-101) por medio de Carroll, que se sumó a la fiesta y acabó con 19 puntos. Solo un par de triples de Rice, en la pista casi por castigo, evitaron que la diferencia llegara a los 50 puntos. Poco consuelo para el Barça, que tardará en olvidar una noche tan negra.

opta
Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios