La selección española encoge en el EuroBasket
  1. Deportes
  2. Baloncesto
la lesión de rudy limita aún más la rotación

La selección española encoge en el EuroBasket

Víctor Claver, Guillem Vives, Willy Hernangómez y Pablo Aguilar apenas están entrando en los planes de Sergio Scariolo, que está utilizando una rotación de ocho jugadores en el torneo

Foto: El banquillo de la selección está bajo mínimos (Efe)
El banquillo de la selección está bajo mínimos (Efe)

Era algo esperado, pero no por eso es menos llamativo. La selección española anda más corta de talento que en anteriores torneos, como se han encargado de recordar Sergio Scariolo y Pau Gasol, y eso se nota en la distribución de los minutos que está haciendo el seleccionador en el EuroBasket. Un vistazo a las estadísticas tras los cinco primeros partidos permite sacar una conclusión clara: la brecha entre titulares y suplente es enorme. En la historia reciente de la selección no ha habido un grupo tan grande de jugadores fuera de la rotación.

Víctor Claver, Guillem Vives, Willy Hernangómez y Pablo Aguilar no llegan a los 8 minutos de media por partido. De los cuatro, parecía que el pívot del Real Madrid tenía opciones de tener una presencia relevante como cuarto interior. Había hecho una buena preparación y comenzó bien el EuroBasket, con 11 puntos y 6 rebotes en 16 minutos en la victoria contra Turquía en la segunda jornada. Pero cuando las cosas se han puesto feas, ha vuelto al banquillo: en los tres últimos partidos ha jugado un total de 11 minutos.

Los otros tres no han disputado todos los partidos. Claver, que durante casi toda la gira de preparación jugó como alero, lo ha hecho de ala-pívot en Berlín. Tanto él como Vives comenzaron entrando en la rotación, pero se quedaron sin minutos ante Italia y Alemania. Lo mismo ha sucedido con Pablo Aguilar, que sólo ha jugado contra Turquía e Islandia. Y conforme vaya avanzando el torneo y aumente la exigencia, las opciones de jugar de esos jugadores serán aún más escasas.

La lesión de Rudy Fernández

Por si fuera poco, la lesión de Rudy Fernández complica aún más una rotación bastante limitada. El alero de la selección ha tenido que infiltrarse y ha jugado los dos últimos partidos con dolores en la espalda, una zona de su cuerpo que le lleva dando problemas desde el 2009, cuando jugaba en los Portland Trail Blazers. Una resonancia magnética realizada antes del encuentro contra Islandia descartó una lesión grave, pero está jugando con dolor. Y se nota.

Contra los islandeses disputó 11 minutos en la primera mitad (0/3 en tiros de campo) y no salió en la segunda. Contra Alemania jugó más (24 minutos), pero lo hizo muy limitado: sólo metió uno de sus ocho lanzamientos. El jugador del Real Madrid lo está pasando mal, pero no es esconde. "Él quiere ayudar. Está como lo veis. Ha trabajado aparte y está con ganas de poder echar una mano. Obviamente está condicionado, y es una pena porque en el año en que tenemos tantas bajas que un jugador referente esté en estas condiciones es un contratiempo", reconoció Scariolo, que elogió su partido contra Alemania: "Ofensivamente no, pero defensivamente alguna chispa, algún punto de energía dio al equipo. Esperamos que si mañana se levanta correctamente de su espalda lo pueda dar también".

La consolidación de Pau Ribas

La mejor noticia para Scariolo, casi la única, es el crecimiento de Pau Ribas, que está brillando individualmente a través de un rol básicamente colectivo. Se ha convertido en esencial y Scariolo le ha dado el puesto de escolta titular, lo que le permite dejar en el banquillo a Sergio Rodríguez o Sergio Llull y equilibrar la segunda unidad. Ribas toma la decisión correcta casi siempre (la falta a Schröder es la excepción), algo muy importante en un equipo que está teniendo problemas para encontrar la regularidad en su juego. Además, su gran acierto en el tiro de tres (11/18, 61,1%) está siendo vital para la selección.

"Tengo un rol más de tiros liberados, a pies parados. Me siento cómodo en esas posiciones; se tienen que centrar mucho en nuestro baloncesto interior, con Pau y con Felipe en el cuatro, que también postea, y hay que meter esos tiros para ayudar a que los interiores tengan más espacio", explica el nuevo jugador del FC Barcelona Lassa.

Con 25 minutos por partido, Ribas es el tercer jugador más utilizado por Scariolo, algo difícil de imaginar antes del torneo. El primero es Pau Gasol, con 28, una cantidad que aumentará si España avanza en el torneo. La dependencia de jugador de los Chicago Bulls es enorme, pero él la asume. "Estoy aquí para jugar lo que tenga que jugar, para ayudar al equipo a ganar. Si tengo que jugar más minutos, jugaré más minutos", dijo antes del partido contra Alemania, en el que jugó 33.

Selección Española de Baloncesto Sergio Scariolo
El redactor recomienda