¿Error de Orenga o exceso de celo por parte de Marc Gasol?
  1. Deportes
  2. Baloncesto
EL PÍVOT NO DEBIÓ SEGUIR CON DOS FALTAS

¿Error de Orenga o exceso de celo por parte de Marc Gasol?

Corría el minuto cinco del partido cuando a Marc Gasol le señalaban la segunda falta personal. Era el momento de retirarlo, pero Orenga no lo creyó así

placeholder Foto: Orenga y Marc Gasol charlan durante un partido de preparación (Efe).
Orenga y Marc Gasol charlan durante un partido de preparación (Efe).

Corría el minuto cinco del partido entre España y Grecia cuando a Marc Gasol le señalaban la segunda falta personal. España dominaba con holgura el marcador (6-12), pero esa acción resultaba preocupante para el combinado nacional. La gran referencia en defensa y en ataque, el jugador sobre el que gira gran parte del juego de la Selección, quedaba sensiblementemermado con un mundo todavía por delante.

Todos, los presentes en el Tivoli Arena y los que seguían el partido a través de los diferentes medios de comunicación, apostaban a que el pívot de los Memphis Grizzlies se iba a ir al banquillo ipso facto. Pero para sorpresa de propios y extraños, el mediano de los Gasol siguió en pista con el consiguiente peligro que eso significaba, un peligro que se ratificó tres minutos más tarde, cuando el pívot español cometía la tercera falta y ahora sí le obligaba a irse al banco durante más de diez minutos, tiempo en el que Grecia se metió en el partido y lo empezó a dominar sobre la pista y tambiénen el marcador.

La importancia de Marc es capital en el conjunto español, eso no lo pone en duda absolutamente nadie, por eso la decisión de Juan Antonio Orenga nos dejó a todos perplejos, anonadados. España dominaba el encuentro con claridad, no era necesario correr un riesgo que, al final y a la postre, fue determinante. Ahora bien, ¿es el seleccionador el único responsable de la continuidad en pista del pívot catalán? Nada más cometer su segunda falta, el jugador NBA realizó un gesto al banquillo pidiendo calma y el técnico manifestó tras el partido, en declaraciones a la Cadena COPE, que "yo lo tengo muy bien hablado con él desde el año pasado. Marc, con dos faltas, va a estar en la pista siempre".

Entonces la pregunta es¿qué pesa más en esos momentos, la decisión pausada de un entrenador o el ansia por continuar en pista de un jugador en caliente? Lógicamente, es el seleccionador el que debe mantener la cabeza fría y saber tomar la decisión correcta en todo momento. Al finy al cabo, el jugador está a 120 pulsaciones y no es el más indicado para saber lo que le conviene al equipo. Son lícitas las ganas de Marc Gasol de continuar ayudando al equipo, pero en esos momentos debe saber que como mejor ayuda a sus compañeros es tomándose un respiro, cuidándose en cuanto al tema de faltas y así poder estar sobre el parqué el mayor número de minutos posible. Pero hay veces que el profesional se ciega, y para eso hay un entrenador, en este caso un Orenga que se equivocó.

Ante Finlandia el sábado no se puede fallar

La decisión ‘consensuada’ condenó a una errática España que, sin Gasol en pista, tan sólo tuvo un clavo ardiendo al que agarrarse, Rudy Fernández. El alero del Real Madrid tiró del carro, pero nadie más le acompañó (tan sólo Víctor Claver) y la sangría en el marcador fue alarmante. En los doce minutos que el de Memphis estuvo fuera de juego, los griegos realizaron un parcial de 27-12 que puso patas arriba el encuentro. Lo que había empezado de una manera plácida para los intereses españoles, se convertía en una auténtica pesadilla. El resultado es por todos conocido, derrota y la obligación de vencer a Finlandia (sábado) e Italia (lunes) para asegurar el pase a los cuartos de final sin depender de otros resultados.

Ahora, con la perspectiva que da el tiempo y pasado el ‘calentón’ por la derrota, es fácil aseverar que el error de Orenga fue impropio de un técnico de su nivel. No sabemos si realmente, como el mismo seleccionador asegura, esa decisión está pactada con el jugador o no, pero a nadie se le escapa que si tu mejor jugador comete dos faltas en el primer cuarto debe irse al banquillo; se llame Marc Gasol, Kobe Bryant o Michael Jordan.

Memphis Grizzlies Marc Gasol Selección española Rudy Fernández Víctor Claver Juan Antonio Orenga
El redactor recomienda