jugará este domingo la final de copa del rey

Una extraña estadística y una verdad oculta del juego del Real Madrid

El Real Madrid ganó por 59-77 a Iberostar Tenerife y se clasificó para su quinta final seguida de la Copa del Rey. Ganó gracias a una gran defensa y repartiendo muy pocas asistencias

Foto: Luka Doncic fue el máximo anotador del Real Madrid en la victoria ante Iberostar Tenerife en Copa del Rey. (ACB Photo)
Luka Doncic fue el máximo anotador del Real Madrid en la victoria ante Iberostar Tenerife en Copa del Rey. (ACB Photo)

Pablo Laso tiene la culpa de haber transformado al Real Madrid desde su llegada al banquillo hace más de seis años y medio. Por encima de los títulos, el vitoriano se enorgullece de haber dotado al equipo de una identidad, de un estilo reconocible y además atractivo. El Madrid juega rápido y mete muchos puntos; es una máquina de baloncesto ofensivo que atrae al aficionado neutral. Pero solo con eso (que es mucho) no alcanza para dominar como lo ha hecho en este tiempo. En necesaria también una gran defensa para sacar adelante partidos trabados y de bajo ritmo como el de este sábado en semifinales de la Copa del Rey ante el Iberostar Tenerife. Al Madrid no le hizo falta un gran acierto porque tuvo una gran defensa, sobre todo en la segunda parte, y acabó venciendo por 59-77 para clasificarse para su quinta final seguida.

Con el Madrid sucede que una de sus grandes virtudes, su ataque, oculta otra, su defensa. El equipo madridista es el mejor ataque de la Liga Endesa. Lo lleva siendo varios años, pero no porque sea el que más puntos mete, como equivocadamente se afirma una y otra vez. Eso es erróneo, porque obvia el ritmo, elemento fundamental para contextualizar la efectividad de un equipo en las dos canastas.

El Real Madrid tiene el mejor ataque de la Liga Endesa, pero también una de las mejores defensas. (EFE)
El Real Madrid tiene el mejor ataque de la Liga Endesa, pero también una de las mejores defensas. (EFE)

Mucho más que un gran ataque

Un equipo que juega a un ritmo alto, como es el Madrid, dispone de más posesiones en un partido. Y eso hace que reciba más puntos. Y un equipo que apuesta por un ritmo más lento, como el Tenerife, encaja menos. Esta temporada, en la Liga Endesa, el Madrid juega a 74,1 posesiones por partido, 4,6 más que su rival de este sábado (69,5), según datos de 'Stats LI'. Los madridistas reciben 78,8 puntos por encuentro, mientras que los 'canaristas' encajan 75,5. ¿Significa eso que defiende mejor? No.

Una forma más correcta de averiguar cuál de los dos es mejor atrás es fijarse en su eficiencia defensiva, que tiene en cuenta el ritmo. Esa estadística utiliza la cifra de 100 posesiones como factor común y permite comparar de forma más acertada el rendimiento de equipos con ritmos diferentes. El Real Madrid tiene el mejor ataque (su 'rating' ofensivo es de 123,9 en las 20 primeras jornadas de la Liga Endesa), pero también una de las mejores defensas. Solo UCAM Murcia y Unicaja encajan menos puntos por cada 100 posesiones que el Madrid (106,4), según 'Stats LI'. El Iberostar Tenerife está en 108,6, quinta mejor marca de la liga.

Solo 5 asistencias... y todas de Doncic

Eso no es algo nuevo. El equipo que ha asombrado a Europa en los últimos años por su juego de ataque también ha sido uno de los más consistentes atrás. Al Iberostar lo dejó en solo 21 puntos en la segunda parte, cuando en la primera había encajado 38. Ahí estuvo la clave que le permitió acabar ganando con facilidad un partido en el que empezó sufriendo. Fueron muy importantes Rudy Fernández y Luka Doncic, que sumaron entre ambos siete robos.

El esloveno, que fue el mejor de su equipo con 17 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 4 balones recuperados, fue protagonista de una extraña estadística: sus 5 asistencias fueron las únicas del Madrid en el partido. El bajo acierto (41% en tiros de campo) ayuda a explicarlo, pero que un solo jugador reparta todas las asistencias de su equipo no suele pasar.

"Nuestro número de asistencias no ha sido más alto porque hemos tenido tiros liberados que no hemos metido", explicó Laso tras el partido. Hacía 18 años que un equipo no ganaba un partido de Copa con solo 5 asistencias, informó la ACB. El frenesí ofensivo del Madrid suele ir acompañado de un número alto de asistencias, algo que no sucedió este sábado. En la Liga Endesa, el 54,8 % de sus canastas llegan tras asistencia. Contra el Iberostar Tenerife, solo el 18,5 %.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios