Es noticia
Menú
El Madrid sufre más de la cuenta para derrotar a un combativo Gipuzkoa
  1. Deportes
  2. Baloncesto
SERGIO LLULL SALIÓ AL RESCATE DE LOS BLANCOS

El Madrid sufre más de la cuenta para derrotar a un combativo Gipuzkoa

El Real Madrid sufrió más de previsto para conseguir la victoria ante el Retabet.es GBC por 94 a 88 y tuvo que recurrir a Sergio Llull que, con 27 puntos y 6 de 9 triples, fue el mejor de su equipo

Foto: Sergio Llull salió al rescate del Real Madrid en los momentos más complicados (Efe).
Sergio Llull salió al rescate del Real Madrid en los momentos más complicados (Efe).

El Real Madrid sufrió más de previsto para conseguir la victoria ante el Retabet.es GBC por 94 a 88 y tuvo que recurrir a un Sergio Llull en estado puro que, con 27 puntos y 6 de 9 triples, encaminó a sus compañeros en los momentos complicados. Un triple de Jaycee Carroll a los quince segundos de partido fue el pistoletazo de salida para que la exuberancia ofensiva del Real Madrid quedara de manifiesto en el primer cuarto. Con 7 de 8 triples anotados en el primer cuarto, el Madrid no tuvo necesidad de nada más. Carroll y Sergio Llull acabaron con tres triples sin fallo.

Ni que decir tiene que la defensa no apareció. No fue necesaria, ante un Retabet.es que aguantó el temporal con dignidad (3 de 7 triples) y que aunque quiso defender no pudo. El 34-23 fue perfectamente esclarecedor de la puntería de ambos equipos y de la ausencia de ningún tipo de contención por parte de ambos. En el segundo cuarto, al Madrid prácticamente se le secó la fuente de puntos exteriores (2 de 5 triples) y el equipo guipuzcoano fue creciendo desde una defensa en zona hasta dominar el cuarto por 19-25.

El trabajo de David Doblas y la dirección de Pedro Llompart consiguieron acercar en el marcador a su equipo ante un Madrid bipolar que en el segundo cuarto desapareció casi por completo. De tener 'ganado' el partido al final del primer cuarto, el Madrid se marchó a vestuarios con cierta intranquilidad, 53-48. Los de San Sebastián completaron la remontada con un triple de Marcus Landry, 56-57 (min. 22), que había permanecido agazapado en es aspecto ofensivo hasta ese momento y que en poco más de un minuto anotó tres triples seguidos para dar a su equipo una ventaja de cinco puntos, 58-63 (min.23).

El Madrid quiso ponerse a defender y aunque el equipo de Porfirio Fisac estaba crecido tras haber tenido que tragar quina en el primer cuarto, poco tardó en conseguir su objetivo, 65-66 (min.25). Fue Llull, con otro triple, el que devolvió al Madrid a las ventajas en el marcador 68-66 (min.26). A partir de este momento los locales intentaron poner un poco de lógica a un partido que se había desmadrado en exceso, dada la diferencia teórica entre vascos y madrileños. La traducción fue un parcial de 18-0 en cuatro minutos, del 65-66 al 83-66 (min.29), con Llull de nuevo desatado desde la línea de triples y que a estas alturas firmaba 6 triples de 9 intentos. El tercer cuarto finalizó con 85-69.

Con Augusto Lima haciendo las funciones del exmadridista Marcus Slaughter y con Llull en estado puro, el Madrid consiguió devolver el 'statu quo' teórico, entre los dos equipos, a un marcador enloquecido. Los de Pablo Laso volvieron a levantar el pie del acelerador y el Retabet.es volvió a sentirse vivo, aunque la diferencia ya estaba asentada y el Madrid acabó llevándose el triunfo por 94-88. El técnico madridista dijo en la víspera que estos partidos antes de la Copa del Rey solían ser extraños. Acertó de pleno.

Ficha Técnica

El Real Madrid sufrió más de previsto para conseguir la victoria ante el Retabet.es GBC por 94 a 88 y tuvo que recurrir a un Sergio Llull en estado puro que, con 27 puntos y 6 de 9 triples, encaminó a sus compañeros en los momentos complicados. Un triple de Jaycee Carroll a los quince segundos de partido fue el pistoletazo de salida para que la exuberancia ofensiva del Real Madrid quedara de manifiesto en el primer cuarto. Con 7 de 8 triples anotados en el primer cuarto, el Madrid no tuvo necesidad de nada más. Carroll y Sergio Llull acabaron con tres triples sin fallo.

Sergio Llull
El redactor recomienda