La senadora repudiada por su propio equipo de la WNBA posa con un exdirigente del KKK
  1. Deportes
  2. Baloncesto
Elecciones al senado en Georgia

La senadora repudiada por su propio equipo de la WNBA posa con un exdirigente del KKK

Kelly Loeffler, dueña de las Atlanta Dream, posó junto a Chester Doles, un líder del supremacismo blanco y exdirigente del Ku Klux Klan, en plena campaña

placeholder Foto: Kelly Loeffler, durante su campaña para senadora. (Reuters)
Kelly Loeffler, durante su campaña para senadora. (Reuters)

Mientras Joe Biden se recupera de su pie fracturado, una pequeña lesión producida al estar jugando con su perro, y Donald Trump no cesa en su empeño de tachar las elecciones de Estados Unidos de “fraude”, el futuro del Senado norteamericano está pendiente de su resolución el próximo 5 de enero. Ese día, se votará la segunda vuelta para elegir los dos cargos de senadores de Georgia que no pudieron decidirse en unas primeras elecciones. El presidente electo, Biden, se juega tener el control de un Senado que se antoja fundamental para sus primeros pasos en la Casa Blanca. Kelly Loeffler, senadora republicana ferviente seguidora de Trump y dueña de las Atlanta Dream de la WNBA, tratará de conservar el asiento frente a Raphael Warnock, pero una nueva polémica ha sacudido su campaña: la candidata ha sido fotografiada con un exdirigente del Ku Klux Klan.

Foto: Jugadoras del Atlanta Dream, con camisetas de apoyos al rival político de su dueña. (Elizabeth Williams)

El nombre de Kelly Loefller alcanzó gran popularidad durante la primera vuelta de las elecciones georgianas. Sus marcadas ideas políticas chocaron de lleno con el activismo de su propio equipo de la liga de baloncesto femenino más importante del mundo. La plantilla de las Atlanta Dream no solo criticó a su dueña, sino que pidió el voto a favor del reverendo Warnock, candidato demócrata y actual favorito al cargo de senador por Georgia. Esta tensión entre la política y sus trabajadoras se recrudece con el último escándalo de Loeffler. La actual senadora, en plena campaña en la localidad de Dawsonville, posó para una fotografía junto a Chester Doles, un conocido líder de distintos grupos de supremacía blanca y antisemitas.

La imagen acabó por trascender cuando Doles colgó la fotografía junto a Loeffler en VK (Vkontakte), una red social de origen ruso. Junto a la imagen, se podía leer el siguiente mensaje: “Kelly Loeffler y yo. Salva América, ¡para el socialismo!”. Doles formó parte del Ku Klux Klan durante décadas, donde llegó a ser uno de sus líderes destacados en el estado de Maryland, así como de otros grupos de carácter neonazi como National Alliance. Según 'The Atlanta Journal-Constitution', Doles llegó a ingresar en prisión en 1993 después de golpear a un hombre negro en Maryland. Más tarde, trasladado a Georgia, volvió a ser detenido por infracciones relacionadas con el uso y posesión de armas.

Kelly Loeffler coincidió con Doles en un acto de campaña del pasado viernes y, según confirmaría su servicio de prensa, accedió a posar con él para una fotografía. “Kelly no tenía ni idea de quién era él, si lo hubiera sabido, lo habría expulsado inmediatamente porque condenamos de manera categórica todo lo que defiende”, transmitió a Associated Press Stephen Lawson, portavoz de la campaña de Loeffler. La senadora, en un debate reciente con Warnock, aseguró no tener "ni un solo hueso racista en mi cuerpo".

La WNBA, incómoda con Loeffler

“Esto debería ser un problema para la campaña de Loefller, aunque sea difícil decirlo ahora mismo. Pero debe ser suficiente para que la NBA y la WNBA fuercen su salida como dueña de las Atlanta Dream. Estar asociados con racistas no puede estar permitido”, expresó Keith Olbermann, uno de los comentaristas deportivos más populares de Estados Unidos, en sus redes sociales. La liga mantiene, de momento, silencio respecto a la polémica fotografía, pero su incomodidad con la senadora es pública.

Kelly Loeffler se posicionó en contra de las protestas que tanto la NBA como la WNBA realizaron en el regreso a la competición por el Black Lives Matter. "Me opongo rotundamente al movimiento político BLM, que ha cuestionado la autoridad de la policía, ha pedido sacar a Jesús de las iglesias y ha atacado la estructura familiar, además de promover la violencia y la destrucción en todo el país. Está totalmente en contra de los valores y objetivos de la WNBA y las Atlanta Dream, donde apoyamos la tolerancia y la inclusión", expresó la senadora. La respuesta de la liga, a través de un comunicado, no se hizo esperar: “La WNBA se basa en el principio del trato equitativo y justo a todas las personas y nosotros, junto con los equipos y jugadores, continuaremos usando nuestras plataformas para abogar enérgicamente por la justicia social”.

placeholder Barack Obama y Raphael Warnock, en un acto de campaña. (Reuters)
Barack Obama y Raphael Warnock, en un acto de campaña. (Reuters)

La plantilla de las Atlanta Dream reaccionó pidiendo en sus redes sociales, así como en sus camisetas, el voto para el candidato demócrata. El reverendo Raphael Warnock, avalado, entre otras voces de la política estadounidense, por Barack Obama, agradeció el apoyo de las jugadoras.

El peso de la WNBA en la campaña

Sue Bird, icono del deporte estadounidense y estrella de las Seattle Storm, fue el rostro más visible del apoyo a Warnock en detrimento de Loeffler. La propia plantilla de Dream posó antes de los partidos y en redes sociales con camisetas pidiendo el voto para el candidato demócrata. Incluso se llegó a exigir una salida formal de Loefller de la franquicia, aunque desde que fuera nombrada senadora a finales de 2019 como sustituta del retirado Johnny Isakson, dio un paso a un lado en el día a día deportivo e institucional del equipo.

Foto: Jugadores de Nets, durante una protesta. (Reuters)

La importancia de este paso al frente por parte de las jugadoras de la WNBA se ejemplificó en una investigación del 'Washington Post'. Angele Delevoye, doctora en Ciencias Políticas por Yale, señaló cómo la campaña de Warnock recaudó un 20% más en las 48 horas posteriores al apoyo de las deportistas que en días previos, lo que equivalió a un incremento de 40.000 dólares. Una cifra que sirve como ejemplo del poder de convicción de líderes de opinión como son las estrellas de la liga. Las últimas encuestas otorgan una ventaja de 1,6 puntos a Warnock en la lucha por la silla del Senado.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
WNBA NBA Barack Obama Senado