Mi gran pelea griega: Panathinaikos llama terrorista a Olympiacos, que quiere irse
  1. Deportes
  2. Baloncesto
los primeros se niegan a jugar

Mi gran pelea griega: Panathinaikos llama terrorista a Olympiacos, que quiere irse

El Panathinaikos dice que no volverá a jugar "hasta que la legitimidad, no el terrorismo y la anarquía que el Olympiacos trata de imponer con la tolerancia del Estado, prevalezca"

Foto: Panathinaikos y Olympiacos, dos clubes en guerra perpetua. (EFE)
Panathinaikos y Olympiacos, dos clubes en guerra perpetua. (EFE)

El Panathinaikos acusa al Olympiacos de terrorismo. El Olympiacos solicita su ingreso en la Liga Adriática (ABA) para abandonar la de su país. Un día cualquiera en el baloncesto griego. Al lado de la que tienen montada, el sainete del Real Madrid tras la final de la Copa del Rey es un juego de niños. Por varias razones, el baloncesto europeo vive desde hace años en un conflicto interminable: competiciones que se pisan, clubes que quieren irse...

La histórica pelea entre los dos clubes atenienses se recrudeció en marzo, cuando el Olympiacos abandonó al final de la Copa y no jugó la segunda parte. El club de El Pireo anunció que a partir de entonces no se presentaría a ningún partido que pitaran los árbitros de esa final (Panayiotu, Anastópulos, Manos) y pidió colegiados extranjeros para el siguiente partido contra el Panathinaikos.

Su segunda petición no fue concedida y unos días después no se presentó al partido de liga contra los verdes. Eso le costó una sanción de ocho puntos y le dejó al borde del descenso: un partido más sin presentarse y la federación le enviaría a la segunda división. Desde entonces, ninguno de los tres árbitros señalados había sido seleccionado para pitar al Olympiacos, algo muy criticado por el Panathinaikos, que acusó a la liga de estar al servicio de su rival.

placeholder El último Panathinaikos-Olympiacos previsto no se jugó porque los de El Pireo no se presentaron. (EFE9
El último Panathinaikos-Olympiacos previsto no se jugó porque los de El Pireo no se presentaron. (EFE9

Hasta la semana pasada. Uno de los tres árbitros, Panagiotis Anastópulos, fue elegido para pitar su encuentro contra el Promitheas Patron, a lo que el Olympiacos reaccionó anunciando que no se presentaría (y por tanto descendería). Antes de poder comprobar si la amenaza del Olympiacos era real o un farol, Anastópulos ha renunciado a arbitrar el partido, una decisión que parece estar relacionada con las amenazas recibidas por aficionados del Olympiacos. Alrededor de un centenar se manifestó en la noche de este martes ante su casa, profirieron amenazas contra él e incluso dañaron su coche, informa 'EFE'. El Olympiacos ha jugado y ganado esta tarde el partido por 86-59.

La reacción del Panathinaikos ha sido inmediata. Ha anunciado que no jugará este miércoes el partido de la última jornada contra el Kimi en protesta porque las presiones del Olympiacos hayan surtido efecto y ha calificado de terrorista al club de El Pireo. El Panathinaikos no volverá a jugar "hasta que la legitimidad, no el terrorismo y la anarquía que el Olympiacos trata de imponer con la tolerancia del Estado, prevalezca (...) En un Estado donde el Estado es el Olympiacos nosotros no tenemos lugar", dice el club, que pide un castigo para los dueños del Olympiacos, los hermanos Giorgos y Panagiotis Angelopoulos, y la destitución del viceministro de Deporte.

Mientras, el Olympiacos, harto de lo que considera una situación arbitral que beneficia a su gran rival, está dispuesto a dejar la liga. Por eso ha pedido de manera formal su ingreso en la ABA, la competición que agrupa a los mejores equipos de los países de la antigua Yugoslavia. Entre sus principales participantes están el Partizan y el Estrella Roja, los dos grandes equipos de Belgrado, el Olimpia de Liubliana esloveno; el Cedevita, el Zadar y la Cibona croatas; o el Buducnost montenegrino, que la ganó en 2018 y se clasificó para la Euroliga. El Maccabi de Tel Aviv también la ha jugado en un par de ocasiones.

El redactor recomienda