"TODOS PASAMOS POR ALGO"

El NBA Kevin Love reivindica visibilidad en la salud mental tras sufrir un ataque de pánico

El jugador de los Cleveland Cavaliers sufrió un ataque de pánico durante un partido hace cuatro meses. Ahora, ha decidido contar su experiencia para ayudar a visibilizar las enfermedades mentales

Foto: Love ha publicado un escrito sobre la falta de visibilidad de las enfermedades mentales (EFE)
Love ha publicado un escrito sobre la falta de visibilidad de las enfermedades mentales (EFE)

El 5 de noviembre, después de la primera mitad contra los Atlanta Hawks, el jugador de los Cleveland Cavaliers, Kevin Love, tuvo un ataque de pánico. Ha sido ahora, cuatro meses después, cuando Love ha decidido contar cómo fue la experiencia que le hizo cambiar la forma en la que pensaba sobre la salud mental. Love, de 29 años y excompañero en los Timberwolves de Ricky Rubio, ha publicado un escrito en el 'The Players Tribune' en el que ha explicado la necesidad que tenía de contar su experiencia: “Si estás sufriendo en silencio como yo lo estaba, entonces sabes cómo es sentir que nadie lo entiende”, escribe. Y escribe por una razón: “Quiero hacerlo porque la gente no habla suficiente sobre la salud mental”.

“Cuando creces te das cuenta rápidamente de cómo se supone que tiene que actuar un chico y aprendes lo que se necesita para ‘ser un hombre’: sé fuerte, no hables de tus sentimientos, supéralo tú solo", explica el NBA sobre el reparo que tenía a que la gente se enterara de lo que le había ocurrido. "Es como un manual que está por todas partes y es invisible a la vez. En ese sentido, se parece mucho a la depresión o la ansiedad”. Así que durante 29 años, Love pensó en la salud mental como el problema de otra persona. “Era una forma de debilidad que podría afectar a mi éxito en los deportes o hacerme raro o diferente”. Hasta que llegó el ataque de pánico.

Kevin Love sufrió un ataque de pánico en mitad de un partido (EFE)
Kevin Love sufrió un ataque de pánico en mitad de un partido (EFE)

Love, que estaba estresado por problemas con su familia, por falta de sueño y por el mal comienzo de la temporada, comenzó a sentir “una tormenta de cosas a punto de estallar”. “Cuando me senté en el banquillo noté que mi corazón latía más rápido de lo normal y tenía problemas para respirar. Es complicado de describir pero todo estaba girando, como si mi cerebro tratara de salirse de mi cabeza. Supe que no podía volver al partido", relata el jugador. Poco después, corrió al vestuario y terminó tumbado en el suelo tratando de respirar. “Era como si mi cuerpo me estuviera diciendo ‘estás a punto de morir’”.

“Ningún atleta profesional habla de esto”

Tras acudir al hospital y ver que todo parecía estar bien, a los dos días volvió a jugar con normalidad pero una pregunta le rondaba la cabeza: “¿Por qué me preocupa tanto que la gente se entere?” La explicación radicaba en el 'manual para ser hombre' del que hablaba Love al principio: “No quería ser percibido como un miembro menos confiable del equipo”.

Love decidió afrontarlo, a pesar de que una parte de él quería dejarlo ir, y lo primero que hizo fue ir a ver a una terapeuta. “Nunca había escuchado a un atleta profesional hablar sobre salud mental y yo no quería ser el único, no quería parecer débil, no pensaba que lo necesitara”, cuenta respecto a lo que pensaba cuando tenía 20 años. “Pero es muy extraño cuando lo piensas. En la NBA tienes profesionales que te ayudan en muchas áreas: entrenadores y nutricionistas han tenido presencia en mi vida durante años, pero ninguno podía ayudarme cuando estaba en el suelo luchando por respirar”.

Nunca había escuchado a un atleta hablar sobre salud mental y yo no quería ser el único, no quería parecer débil

Love, que expresa los beneficios que le reportó acudir a una terapeuta, también se hace eco del caso de DeMar DeRozan, quien hizo público su episodio de depresión. "Jugué contra él muchos años y nunca podría haber adivinado que tenía esos problemas", explica." A veces pensamos que somos los únicos que pasamos por estas experiencias y probablemente nuestros amigos, compañeros o vecinos también se estén enfrentando a ellas".

Tras la publicación de Love, su compañero LeBron James mostró su apoyo a través de redes sociales. “Eres ahora aún más poderoso de lo que eras antes”, le escribió en Twitter. Al final del escrito, Love termina con una frase que quiere recordarse a sí mismo e iniste en repetirla: “Todo el mundo está pasando por algo que no podemos ver”. “No eres raro o diferente por compartir lo que te está pasando”, apunta Love. “Al contrario, podría ser lo más importante que hagas. Lo ha sido para mí”.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios