FIBA amenaza con excluir a las selecciones para combatir a la Euroliga
  1. Deportes
  2. Baloncesto
sigue la guerra por el control del baloncesto europeo

FIBA amenaza con excluir a las selecciones para combatir a la Euroliga

FIBA Europa ha emitido un duro comunicado en el que acusa a la Euroliga de "prácticas ilegales" y amenaza con dejar fuera de sus competiciones a las selecciones de los países que la apoyen

Foto: La Basketball Champions League fue presentada este lunes en París (Foto: FIBA)
La Basketball Champions League fue presentada este lunes en París (Foto: FIBA)

La lucha entre FIBA y Euroliga continúa, y cada vez es más encarnizada. El último paso lo ha dado FIBA Europa, que ha utilizado una de sus mejores bazas: las selecciones nacionales, la joya de la corona del baloncesto europeo. En un duro comunicado, la federación internacional amenaza a las federaciones nacionales con dejarlas fuera de las competiciones continentales si no apoyan su Basketball Champions League, presentada este lunes.

"Con la excepción de los 16 clubes de la Euroliga, cualquier federación nacional que apoye las prácticas ilegales de ECA (Euroleague Commercial Assets, empresa matriz de la Euroliga) al permitir que sus ligas o clubes lleguen acuerdos con ECA, o cualquier otra entidad directa o indirectamente relacionada, perderán automáticamente el derecho a participar en las competiciones senior masculinas organizadas por FIBA Europa", dice el comunicado, que aclara que la decisión tiene que ser aprobada por el Comité Ejecutivo. El domingo, la Euroliga emitió otro comunicado en el que defendía la libertad de los clubes para elegir qué competición jugar.

Tanto FIBA como Euroliga llevan ya varias semanas acusándose de presionar a los clubes para conseguir atraerlos. Hace un mes, la Euroliga anunció que había presentado una denuncia ante la Comisión Europea por las presiones de la FIBA a clubes, jugadores y árbitros. Algo parecido sucede ahora en la dirección contraria. El conflicto por el control del baloncesto europeo de clubes ha desembocado en una pelea para conseguir a los mejores equipos. En ese escenario, FIBA ha recurrido a una baza muy valiosa. Utiliza a las selecciones, el mayor tesoro de las federaciones, para que estas frenen a las ligas y eviten que ningún equipo más de los 16 que jugarán la Euroliga se les escape. Es un movimiento que pretende debilitar la Eurocup, segunda competición de su rival en esta lucha.

Con el movimiento de FIBA, una de las federaciones perjudicadas sería la italiana. La Legabasket es una de las accionistas de la nueva Basketball Champions League, pero en su última asamblea decidió que sus clubes son libres para elegir en qué competición jugar (Reggio Emilia, Sassari y Trento, los tres italianos, se han comprometido con la Euroliga y jugarán la Eurocup). Esa posición, contraria a la de la federación, provocaría que la selección italiana quedara excluida de las competiciones si FIBA Europa sigue adelante con su amenaza.

La ACB, por su parte, es una de las pocas ligas que aún no se ha pronunciado. Tiene sobre la mesa las dos ofertas: una de FIBA, que le asegura dos plazas en la Basketball Champions League para los mejores clasificados, y otra de Euroliga que le ofrece una (además las tres que ya tienen Real Madrid, Barcelona y Baskonia por contrato) y otras tres para la Eurocup. Son esas tres plazas las que persigue la FIBA con su amenaza.

El redactor recomienda