victoria en la diamond league de doha

Caster Semenya desafía a la IAAF tras su exhibición en el 800: "No me voy a medicar"

Dos días después de que el TAS desestimara su recurso contra una norma discriminatoria de la IAAF, Semenya venció con claridad en el 800 de la Diamond League de Doha

Foto: Semenya ganó con claridad en la Diamond League de Doha. (Reuters)
Semenya ganó con claridad en la Diamond League de Doha. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Puede que Caster Semenya no vuelva a correr un 800. Si el de este viernes ha sido el último de su carrera, será recordado como uno de los más rápidos de la historia. La atleta sudafricana respondió a la decisión del Tribunal de Arbitraje Deporivo (TAS, por sus siglas en francés) con una victoria incontestable en la reunión de Doha, primera cita de la Diamond League. Como lleva haciendo desde que irrumpió hace casi una década en Berlín, Semenya no tuvo rival. Su marca, 1:54.98, es la novena de todos los tiempos y la tercera mejor de su vida.

En cinco días, la trayectoria de Semenya en el 800 puede llegar a su fin. El TAS avaló a la IAAF, que el año pasado estableció una norma que obliga a las atletas con valores elevados de testosterona a medicarse si quieren seguir compitiendo en categoría femenina. En opinión del tribunal, una discriminación "necesaria, razonable y proporcionada para cumplir el objetivo de la IAAF de preservar la integridad del atletismo femenino en los eventos restringidos". Entre esos eventos está el 800, la prueba dominada por Semenya. Desde 2009, la sudafricana ha ganado dos oros olímpicos y tres oros mundiales.

En ninguna de esas cinco victorias corrió tan rápido como este viernes en Doha. Semenya se quedó cerca del 1:54.25 y del 1:54.60 que consiguió el año pasado. Le sacó casi tres segundos a Francine Niyonsaba, otra atleta con hiperandrogenismo. Una tercera atleta con esa condición, Margaret Wambui, terminó séptima a más de cinco segundos de Semenya.

Si no se medica, Semenya no va a poder volver a correr en el 800. (Reuters)
Si no se medica, Semenya no va a poder volver a correr en el 800. (Reuters)

Las tres tendrán que medicarse si quieren seguir compitiendo en el 800 a partir del 8 de mayo. Nada más conocer el fallo del TAS, la IAAF reactivó su normativa y dio una semana a las atletas para reducir sus nivales de testosterona por debajo del límite de de 5 nanomoles por litro de sangre. Un plazo imposible. Las atletas que se sometan al tratamiento deben mantener sus niveles por debajo del límite durante seis meses para poder participar en los Campeonatos del Mundo de Doha que se celebrarán en octubre.

"Los hechos hablan más que las palabras", dijo Semenya tras su victoria en Doha. "Cuando eres una gran campeona, siempre cumples. Ningún hombre, ningún otro ser humano, puede impedir que corra". La atleta confirmó su intención de correr en los Campeonatos del Mundo y fue muy clara cuando le preguntaron si va a medicarse para debajar sus niveles de testosterona: "Qué demonios, no".

La normativa de la IAAF se aplica a las pruebas que van desde los 400 metros a la milla, pero la decisión del TAS puso en duda que deba aplicarse en el 1.500 y la milla hasta que no haya más evidencias científicas. Eso puede permitir a Semenya seguir compitiendo a corto plazo, pues el 1.500 es una distancia en la que ha competido a lo largo de su carrera (en 2017 ganó un bronce en los Campeonatos del Mundo de Londres). Sebastian Coe, presidente de la IAAF, rechazó la sugerencia del TAS.

Jim Bunting, abogado de Semenya, dijo a 'The Guardian' que están estudiando el laudo del TAS. Tienen 30 días para presentar un recurso ante el Tribunal Supremo Federal de Suiza. "Tenemos la esperanza de que aún hay esperanza. Creemos que la IAAF debería pararse y considerar de manera cuidadosa cuál es la manera correcta de proceder. Les pediremos que elijan a un grupo independiente de expertos que analice los datos del 1.500", explicó Bunting.

Si la IAAF no cambia su postura y Semenya no acepta medicarse, una obligación que la Asocación Médica Mundial asegura que va contra los derechos humanos y la ética médica, a la atleta sudafricana le quedan dos opciones. O bien sube a una distancia superior (si se obvian los obstáculos la siguiente al aire libre son los 5.000) o deja el atletismo.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios