SEIS MEDALLAS EN LOS EUROPEOS DE PISTA CUBIERTA

"Quiero desaparecer de este planeta". El único 'pero' al atletismo español

El presidente de la Federación de atletismo da por muy buena la participación de la selección española en los Europeos de Glasgow y se va con la misión de seguir creciendo... y recpuerar a Ortega

Foto: Álvaro de Arriba nada más cruzar la meta de 800 metros. (EFE)
Álvaro de Arriba nada más cruzar la meta de 800 metros. (EFE)

“Ha sido un gran campeonato para España. Además de los tres oros, las dos platas y el bronce destacaría el alma de este equipo… tres cuartos puestos y 14 finalistas. 14 atletas españoles entre los mejores de Europa”. Raúl Chapado, presidente de la Federación de Atletismo, charló con El Confidencial este domingo por la noche para hacer un balance -más que positivo-, esperanzador para el tartán nacional en los Europeos de Glasgow de pista cubierta. Un resultado satisfactorio -terceros en el medallero- a pesar de que falló “el jefe” (como lo califica Chapado) Orlando Ortega, quien quedó cuarto en los 60 metros vallas y le ha provocado la idea de dejar el atletismo… “Quiero desaparecer de este planeta”. Chapado, entre otros, se ocuparán de borrar esa idea de la cabeza.

Jesús Gómez (bronce en 1.500), Óscar Husillos (plata en 400), el equipo del 4x400 (Husillos, Búa, Herta, Guijarro con plata), Ana Peleteiro (oro en triple salto), Jorge Ureña (oro en heptatlón) y Álvaro de Arriba (oro en 800) han sido los nombres mediáticos de la selección española. También Ortega aunque por su negativo resultado. “Orlando es la peor noticia de los campeonatos. Pero sigue siendo nuestro jefe, le vamos a apoyar. Simplemente este domingo no ha sido su día. Sigue siendo los tres mejores del mundo”, comenta Chapado, quien no duda ni un segundo de su “jefe”. Raúl, exatleta, intenta ponerse en la piel de Orlando: “A veces los atletas parecen máquinas, pero tiene un entorno privado que afecta y parece que ha habido algo por dentro que le ha afectado... Se ha juntado todo”.

"Ahora sólo quiero desaparecer"

Orlando Ortega es subcampeón olímpico en Río 2016 y bronce europeo en Berlín. También tiene 27 años. Disputaba su segunda final en un Europeo en pista cubierta. Llegaba con la mejor marca de todos los participantes. Terminó cuarto y estalló. “Ha sido un golpe bien duro. Me ha dejado muy mal. Quiero desparecer de este planeta. “Las cosas que le hacían a uno creer que todo fluye, que todo va bien, no eran como parecían. No puedo decir por qué, pero estoy frustrado, con deseos de dejar el atletismo. Solo no se puede. La felicidad que tenía hasta hace unas horas ha desaparecido. No sé siquiera si seguir en el atletismo. Ahora solo quiero desaparecer, sentarme a pensar y decidir qué hago, ver qué se puede cambiar. Así no puedo seguir”, decía Ortega nada más concluir su participación en Glasgow.

A Chapado y compañía le toca recuperar a su líder mientras trabajan para mantener el crecimiento de otros atletas. “Me quedo con situaciones como las de Esther Guerrero (finalista 800), Marta Pérez (finalista 1.500) o Laura Bueno (finalista 400), que se han dejado todo en la pista. También con Mariano García, tremendamente talentoso (cuarto en 800). O a Husillos verle sonriendo es importante... A Ureña no le ha podido toser nadie en 1.000 y Carlos de Arriba ha realizado una carrera de maestro. Nos obliga a seguir mejorando”, indica Chapado.

Con este buen sabor de boca y una edad media de los atletas que se acerca a los 25 años, en la Federación creen que hay equipo para rato y, por qué no, alguno de los que han sonreído en Glasgow lo podrían hacer también en Tokio 2020, además del “jefe” Orlando, a quien peor cara se le ha quedado, pero del que no se duda de que volverá.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios