ACABA DE BATIR EL DEL ELBRUS

Egloff, el devorador de récords de los picos más altos del mundo

Acaba de subir y bajar el Elbrus en menos de 5 horas, una salvajada de 3.300 metros de desnivel positivo y 25 kilómetros de carrera en total. Karl Egloff es un corredor único

Foto: Karl Egloff enfilando los últimos metros del Elbrus.
Karl Egloff enfilando los últimos metros del Elbrus.

Ya lleva tres récords: América, África y Europa. Le quedan siete para ser el hombre que más rápido es capaz de subir y bajar las montañas más altas de los siete continentes. Este domingo, Karl Egloff rebajó en 18 minutos la marca que el ruso Vitaly Shkel había impuesto en el Elbrus en 2014. Karl tardó 4 horas y 38 minutos para completar 3.300 metros de desnivel positivo y 25 kilómetros de distancia en total. En la cumbre estaba a -28 grados. Un velocista de altura que lee de una manera voraz cada montaña.

Los récords de Aconcagua (2015, 11 horas y 52 minutos) y Kilimanjaro (2014, 6 horas y 42 minutos) se los arrebató a Kilian Jornet, deportista al que idolatra y que, como señaló en una entrevista a 'Carreras por montaña', es el que le “abre todas las puertas. Que Kilian baje los tiempos es lo mejor que me ha pasado”. 'El catalán establece una marca y el suizo-ecuatoriano lo rebaja' es un pensamiento que el aficionado tiene de la relación entre ambos, aunque lejos de una aparente rivalidad existe una relación más que cordial, como se demostró hace un par de veranos cuando quedaron en Chamonix para conocerse (previa aprobación de los respectivos patrocinadores) y entrenar juntos por los alrededores del Mont Blanc.

Karl Egloff al cruzar la línea de meta del Elbrus.
Karl Egloff al cruzar la línea de meta del Elbrus.

Pelo rubio, tez pálida, nariz indígena y acento andino. De madre ecuatoriana y padre suizo (alpinista), Karl, de 35 años, comenzó su coqueteo con el deporte profesional probando como futbolista en Suiza y posteriormente en el Deportivo Quito, aunque las lesiones le obligaron a cambiarse de deporte y destacó en Ecuador como el mejor ciclista 'cross country' maratón. El monte y la naturaleza forman parte de su vida desde siempre, aunque no fue hasta que llegó a su tercera década cuando comenzó a exprimir dicho entorno de una manera tan espectacular y única.

Guía de diferentes montañas de Ecuador, tenía sencillo entrenar y probarse. Y decirse a sí mismo que era capaz de hacer cosas increíbles. Barbaridades que sitúan el límite del ser humano en un nuevo escalón. Egloff es un reflejo de una sociedad en continua evolución, inconformista, que busca nuevos retos y diferenciadores, y que sugiere un movimiento que, en ocasiones, expresa el estrés de una vida a toda velocidad. Karl parece disfrutar más de la montaña sin pararse a ver el paisaje, sin reflexionar ni mirar el horizonte.

Egloff y su conversación con la montaña

“El tema espiritual tiene mucho que ver, me refiero a lo de llegar a conocer la montaña. Cuando vas a guiar tienes tiempo de pensarla y observarla, sufrirla. El día del récord la montaña te conoce a ti en tu carácter y es como si te estuvieses tomando una cerveza con ella. Al inicio habla ella contigo, luego tú hablas con ella. Así se hace una conversación bien amena. Si solo eres tú quien quiere hablar, la conversación no sale muy bien”, explicaba Egloff a 'Carreras por montaña', dejando claro que primero se relaja por ella y después muestra todo su carácter. Antes de intentar un récord, Karl estudia detalladamente el recorrido para saber dónde atacar.

¿Y el futuro? Sigilosamente se acerca el mediático momento del Everest, la cima de Asia y del Mundo que recientemente fue testigo de la muerte de otro alpinista amante de la velocidad, Ueli Steck. En principio, ese pico no llegará hasta 2021 (mayormente por cuestiones económicas) y quizás, por aquel entonces, intente arrebatar un nuevo récord de Kilian Jornet...

Alpinismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios