Es noticia
Menú
Pasaban y las heroínas del Everest entrarán en el 'salón de la fama' del alpinismo
  1. Deportes
  2. Otros deportes
A FINALES DEL PRESENTE MES

Pasaban y las heroínas del Everest entrarán en el 'salón de la fama' del alpinismo

La historia ha sido injusta con las alpinistas. Ahora verán recompensado su trabajo formando parte del cuadro de honor del Grupo de Alta Montaña Español

Foto: Edurne Pasaban (Efe).
Edurne Pasaban (Efe).

El miércoles 3 de agosto de 1988, Mundo Deportivo informaba de que Meri Puig, una catalana de 26 años, partía al Himalaya con la expedición liderada por Lluis Belvis. En la arista que llega al pie de la pirámide cimera, en el tramo final, tuvo un principio de parálisis facial que la obligó a descender hasta el campo base. Fue el primer intento de una española en el Everest.

Compartir mesa con Joaquín Bejarano, un escalador con mucha historia -presidente del Grupo de Alta Montaña del Peñalara-, siempre resulta interesante. Es una de esas personas con el cristalino difuminado. Lo explica Carlos Barrabés: “Cuando te enfrentas a ese tipo de mirada, sabes que estás ante alguien que en un momento dado ya lo ha pasado mal. Personas que consideran que los hechos son vitales, queno hacen las cosas por hacerlas, sino porque forman parte de su ser”. En la tertulia con Bejarano tienes que andar con ojo para no terminar enriscado. En esta ocasión fue fetén -coincidencia hasta en el postre: flan con nata, en la casa de comidas Marsot de la calle Pelayo- y productiva, por la dedicatoria del libro que acababa de publicar, '80 vías clásicas de la Sierra de Guadarrama', y por una afirmación que viniendo de él tiene valor: “El próximo 30 de noviembre, en el encuentro anual de escaladores vamos a terminar con un agravio. Entraran en el Cuadro de honor del GAME seis ilustres mujeres alpinistas”. Una afirmación que merecía indagarse.

El Grupo de Alta Montaña Español (GAME) es un Comité Técnico de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada dedicado a la promoción del alpinismo.Está formado por alpinistas que lo solicitan y que pueden acreditar un mínimo de ascensiones de calidad. Existe un cuadro de miembros de honor de distintas nacionalidades: españoles, franceses, italianos, suizos…

Ocho años después del intento de Meri Puig, el 23 de mayo de 1996, Araceli Segarra se convertiría, con 26 años, en la primera española en alcanzar la cima del mundo. “Enfrentarse a la montaña es enfrentarse a uno mismo. La montaña no tiene menos peligros que nuestro día a día, sólo los plantea en estado puro”, escribe en 'Ni tan alto, ni tan difícil' un libro de reciente aparición. Poco tiempo después, el 26 de mayo de 1999, Chus Lago se plantaba en lo más alto del Everest al estilo de Messner y Habeler. Fue la primera compatriota en subir sin oxígeno -lo utilizó dos horas y media en la bajada-. En la presentación de su libro infantil 'Fata y Pengba', preguntada por qué mensaje le gustaría hacer llegar a los niños, respondía: “Que el éxito es una tontería y que el éxito rápido, ni en la montaña ni en la vida, dejan ninguna sensación”.

El Everest, ese gran desafío

Transcurrió un lustro desde la cumbre de Segarra. En 2001 y curiosamente también un 23 de mayo, Edurne Pasaban iniciaba con la subida al Everestcon 27 años, una aventura al alcance de muy pocos: ascender a los catorce ochomiles. La concluyó en mayo de 2010, convirtiéndose en la primera mujer en la historia en conseguirlo. Polémica incluida, que zanjó la cronista del Himalaya, Elizabeth Hawley, no confirmando el Kangchenjunga de la coreana Oh Eun-Sun. 'Catorce veces ochomil' es el título del libro que publicó hace un par de años. La montaña se convierte en una herramienta para conocerse mejor y un espejo que muestra tu fuerza y también tus miedos y debilidades: “Las cumbres de la vida han sido tan altas como el Himalaya”.

Estas cuatro mujeres han tenido en el Everest un gran desafío. Tienen muchas coincidencias. En algunas la edad ydos hacen cima el mismo día de mayo. Pero sobre todo parece que comparten una necesidad: reflexionar sobre sus experiencias vitales. Quizás para ellas las cumbres, además de una ascensión en el espacio, sean también una ascensión en el tiempo. Se han asomado a abismos sobrecogedores, en la montaña y en su interior,y decidieron contarlo. Tienen inteligencia para hacerlo. Poseen historiales deportivos al alcance de muy pocos. En el alpinismo de nuestro país no son las únicas.

¿Saben cuentos de los 99 miembros del Cuadro de honor del GAME son mujeres? Uno. Marisa Montes que murió en 1981 en la Aiguille Verte,un afilado pico situado en la parte septentrional delmacizo del Mont Blanc. ¿Saben cuántos de los 280 miembros activos? Cuatro. Entre ellas Araceli Segarra. Desde 1997, más de dieciséis años, no entra una mujer en este selecto grupo ¿No lo solicitan? Malo. ¿No pueden acreditar un mínimo de ascensiones de calidad? No resultaría creíble.

El miércoles 3 de agosto de 1988, Mundo Deportivo informaba de que Meri Puig, una catalana de 26 años, partía al Himalaya con la expedición liderada por Lluis Belvis. En la arista que llega al pie de la pirámide cimera, en el tramo final, tuvo un principio de parálisis facial que la obligó a descender hasta el campo base. Fue el primer intento de una española en el Everest.

Alpinismo Everest
El redactor recomienda