participa en las little league world series

Estrellas del béisbol durante dos semanas: un equipo español en el Mundial infantil

Por primera vez en más de 30 años, un equipo español participa en las Series Mundiales de la Little League, la mayor competición de béisbol infantil del mundo

Foto: El de este año es el décimo equipo español que participa en las Series Mundiales. (Little League Baseball World Series)
El de este año es el décimo equipo español que participa en las Series Mundiales. (Little League Baseball World Series)
Autor
Tiempo de lectura7 min

Muchos niños sueñan con triunfar en su deporte favorito, pero muy pocos lo consiguen. Entre los que lo intentan, la mayoría se queda por el camino. El béisbol no es una excepción, pero a diferencia de otros deportes existe una competición que da la oportunidad de experimentar durante unas semanas la sensación de ser una estrella. De salir en televisión y que te entrevisten, de enfrentarte a los mejores jugadores del mundo en tu edad. Son las Series Mundiales de la Little League. Y por primera vez desde 1986, este año hay un equipo español.

Es la selección catalana, campeona de España y de uno de los torneos regionales que dan acceso al evento que se celebra cada agosto en la ciudad de Williamsport (Estados Unidos). Es como un Mundial de béisbol con los 16 mejores equipos, ocho estadounidenses y ocho del resto del mundo. El equipo español compite como representante de la región de Europa-África tras ganar en julio el torneo regional celebrado en Kutno (Polonia). Allí llegaron tras imponerse en mayo en el campeonato de selecciones autonómicas de Gijón.

"Hicimos hace unos seis meses una selección catalana con chicos de entre 11 y 13 años. Y ganamos el campeoanto de España sin perder ningún partido. Después pasamos al regional, donde también ganamos todos los partidos, incluida la final ante Holanda por 19-0. Y así nos clasificamos para venir", dice en conversación telefónica desde Williamsport Andrés Gimeno, intérprete y responsable de comunicación.

"Muchos no habían jugado nunca delante de más de 100 personas, en su partido más importante, y ahora lo hacen delante de 5.000", dice Gimeno

Bruce Springteen participó

Este es el décimo equipo español que participa en las Series Mundiales, pero el primero con jugadores españoles. Los otros nueve estaban compuestos por hijos de estadounidenses destinados en las bases militares de Rota y Torrejón de Ardoz. De esa ciudad madrileña salieron los equipos que compitieron en 1977, 1978, 1980, 1982 y 1986, el último año con representación española en el torneo.

La Little League fue fundada en 1939 y celebró por primera vez las Series Mundiales en 1947. La de este año es la 72ª edición. En la actualidad cuenta, además de con su sede central en Williamsport, con otras cinco oficinas Estados Unidos y cuatro en el resto del mundo. En su web presume de 2,4 millones de niños entre 4 y 16 años (hay varias categorías) participan en las competiciones que organiza. Entre los antiguos participantes hay nombres tan famosos como los de George W. Bush, Bruce Springsteen y Kareem Abdul-Jabbar.

Durante los 17 días que están en Estados Unidos (del 10 al 27 de agosto), la organización cubre todos los gastos del equipo, compuesto por 13 jugadores (eran 14, pero uno tuvo un problema con el visado), tres entrenadores y Gimeno. "Nos han pagado todo: el vuelo, el alojamiento... Nos quedamos en una casa, con una habitación con literas para los jugadores y dos habitaciones para los entrenadores. Tenemos una cafetería, una piscina, una sala de juegos...", explica Gimeno. "Es un complejo enorme. Hay muchísmos puestos de comida, actividades para los niños y las familias. Es como un parque de atracciones".

Las instalaciones incluyen dos estadios en los que se juegan los partidos. Ambos tienen capacidad para poco más de 3.000 espectadores en su grada principal, pero en su parte exterior tienen una zona con césped en la que caben muchos más. En el más grande de los dos, hasta 30.000 personas. "Muchos de estos niños no habían jugado nunca delante de más de 100 personas, en su partido más importante, y ahora lo están haciendo delante de 5.000 o 6.000. Los estadios son espectaculares, la hierba es mejor que la del Camp Nou. Nos tratan como reyes. Es una experiencia única", señala Gimeno.

Desde 2017, la MLB programa un partido durante la Series Mundiales de la Little League. (USA TODAY Sports)
Desde 2017, la MLB programa un partido durante la Series Mundiales de la Little League. (USA TODAY Sports)

Lo retransmite la 'ESPN'

El torneo lo retransmite a nivel nacional la 'ESPN', que en 2013 llegó a un acuerdo con la organización para pagar alrededor de 60 millones de dólares hasta 2022. En 2017, la final tuvo una audiencia de 2,61 millones (1,6 %) en la ABC (cadena que pertenece al mismo grupo que 'ESPN'), superior a la de 2016, pero inferior a 2015, cuando 4,6 millones (2,8 %) vieron el último partido del campeonato. Ese año se batieron dos récord de asistencia: el de más espectadores totales, con 469.964, y el de más público en un partido, con 45.716 personas en la final de la parte estadounidense del cuadro. Las entradas con gratuitas.

Las retransmisiones son profesionales e incluyen información sobre los equipos. En los partidos del equipo español se han visto imágenes del campo de la federación catalana en Barcelona o pequeñas entrevistas para conocer a los jugadores. En una de ellos, durante el partido contra Japón, un jugador va andando uniformado y con su bolsa de deporte mientras contesta a varias preguntas. "¿Cuál es tu comida favorita de las que hay en el estadio?", dice una voz en off. "La hamburguesa de queso con mucho ketchup", responde. "¿Cuál es tu videojuego favorito?", continúa. "Fortnite", responde. El niño, que se llama Juan Salazar, acaba incluso bailando ante la cámara. "Qué personalidad. ¡Me encanta este chaval!", dicen los comentaristas cuando termina el vídeo.

"Todo está pagado, pero somos el producto", dice Gimeno. Todo lo que rodea al torneo parece demasiado exagerado si se tiene en cuenta que son niños. Hay tienda en la que se puede comprar la ropa y otros artículos de los equipos y el día antes del comienzo se celebra un desfile por las calles de la ciudad en el que participan todos los equipos. Desde 2017, la MLB programa un partido oficial durante un torneo, lo que se convierte en una jornada de convivencia entre los profesionales y los niños. Este año pudieron ver el New York Mets-Philadelphia Phillies. "Estuvieron con los jugadores, sentados con ellos, recibiendo algún consejo", dice Gimeno. "Es como si a los alevines de un equipo extranjero les trae al Barça y pueden estar con Messi".

#llws2018 😍😍

Una publicación compartida de Laura (@laurastboi) el

Cinco años intentándolo

En su primer partido, el pasado viernes, perdieron 11-1 ante el representante de Japón. En el segundo, al día siguiente, perdieron 2-1 ante el equipo canadiense. Esa carrera la consiguió Lucas Iriarte con un 'home run'. El último partido lo juegan este martes contra el representante de la región noroeste de Estados Unidos. Desde la grada estarán animándoles los casi 50 familiares que han viajado para verlos jugar.

En el equipo hay niños de Barcelona, L'Hospitalet, Manresa, Gavà y Sant Boi. La ciudad que vio nacer a los hermanos Gasol es la que más jugadores aporta y una de las que más tradición de béisbol tiene en Cataluña, donde más arraigo tiene ese deporte en España. "La mayoría juega porque algún familiar había empezado a jugar antes. También tenemos algún jugador de ascendencia latina, nacido aquí o que han venido muy pequeñitos", explica Gimeno.

La Federación Catalana de Béisbol y Sófbol puso en marcha un programa hace cinco años para llegar a las Series Mundiales. Restructuró sus competiciones y se alineó al reglamento de la Little League. En 2016 y 2017, su equipo ganó el Campeonato de España y se perdió la final regional. Este año, a la tercera fue la vencida. Antes, un equipo catalán ya había jugado hace dos años las Series Mundiales de la Senior League, una competición sub-17 organizada por la misma institución.

"En Cataluña hay 1.100 licencias y de su edad debe haber 100 jugadores", apunta Gimeno, que también es entrenador a tiempo parcial en la federación. "Estamos utilizando nuestros días de vacaciones para estar aquí, pero ninguno se está arrepintiendo", dice. Tanto él como el resto del cuerpo técnico tiene formación en Estados Unidos, en su caso un año de instituto y toda la universidad. "Me fui a los 17 años. Hice allí segundo de bachillerato y me quedé jugando en la universidad de California State en San Bernardino. Y cuando acabé, volví".

"Les han hecho muchan entrevistas. Le han empezado a seguir mucha gente en redes sociales. Les piden autógrafos y fotografías. Están alucinando. Son estrellas. A no ser que vuelvan a jugar aquí, no lo van a volver a vivir", comenta Gimeno sobre los jugadores del equipo. "Se están empenzando a acostumbrar a todas las cámaras, va a ser una pequeña decepción volver al béisbol español", ironiza.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios