"SE DESPRENDEN ELEMENTOS SUFICIENTES"

El juez Ruz admite a trámite la querella contra Rosell por el contrato de Neymar

El juez de la AN Pablo Ruz ha admitido a trámite la querella presentada por un socio del club contra el presidente por delito de apropiación indebida

Foto: El jugador brasileño del FC Barcelona, Neymar da Silva (Efe)
El jugador brasileño del FC Barcelona, Neymar da Silva (Efe)

El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha admitido a trámite la querella presentada por un socio del club contra el presidente, Sandro Rosell, por delito de apropiación indebida en su modalidad de distracción. En un auto, Ruz explica que de la documentación aportada "se desprenden elementos suficientes para investigar los hechos" como también ha pedido la Fiscalía a fin de despejar los extremos relativos al fichaje del jugador brasileño "y la apariencia o no de posibles irregularidades con relevancia jurídico penal".

Añade también que los documentos aportados "podrían apuntar a una simulación contractual presuntamente llevada a cabo entre los firmantes de los acuerdos, que pudiera evidenciar una falta de correspondencia entre la causa y finalidad real de los compromisos y obligaciones económicas en aquellos documentados con el título nominal y apariencia formal de los contratos suscritos".

El juez no ve por el momento "urgencia o necesidad" para llamar a declarar al querellado hasta que no se practiquen las diligencias pendientes. En este sentido, el juez pide a la FIFA la documentación que obra en sus archivos relativa al fichaje de Neymar, pide al jugador q remita el contrato con la sociedad N&N y expide comisión rogatoria a Brasil para que se aporte contrato del jugador.

Además, solicita al FC Barcelona aporte los contratos que sustentan el pago de 7,9 millones de euros por los derechos de tres jugadores del Santos, así como los contratos que sustentan el pago de nueve millones por jugar dos partidos contra el club brasileño. En el auto, el magistrado rechaza la personación del FC Barcelona.

Según recoge el auto, el 15 de noviembre de 2011, el FC Barcelona, Neymar y la sociedad N&N firmaron un contrato por el que el club manifestaba su intención de contratar al jugador a partir de 2014, cuando terminaban los derechos federativos con el Santos. En dicho contrato se estipulaba el abono a N&N diez millones de euros en virtud de un "contrato de préstamo", sin intereses y a amortizar cuando se formalizara el contrato laboral.

Al mismo tiempo, entre las partes se fijaba el precio por la adquisición del Barcelona a N&N de los "derechos federativos y económicos" del jugador en la suma de cuarenta millones de euros. Finalmente, se establecía una cláusula de penalización en caso de incumplimiento del contrato por importe de cuarenta millones de euros.

Posteriormente, el 3 de junio dl año pasado, las tres partes alcanzan varios acuerdos: el primero, resolver el anterior contrato ya que el futbolista se ha incorporado al club catalán una vez celebrado un acuerdo de transferencia de los derechos federativos del Santos; segundo, el FCB reconoce que ha incumplido el contrato de 2011 y que tiene que abonar la cláusula de penalización de 40 millones de euros; y tercero, el contrato de trabajo del jugador.

Del análisis de la documentación contable remitida por el club, aparecen reflejados los diez millones de euros del referido préstamo, que se contabilizan claramente dentro del "inmovilizado intangible deportivo". En los papeles aparece que se trata de parte de un compromiso firme de compra a largo plazo por 40 millones de euros.

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell (Reuters)
El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell (Reuters)

Sin embargo, en las cuentas anuales de 2013, en el apartado de inmovilizado intangible deportivo no se hace referencia al gasto que supondrá para el club la cláusula de penalización mencionada. Y sin embargo, sí hace referencia a los gastos derivados del fichaje de Neymar pero sin cuantificar el mismo, a pesar de reconocer que se imputa contablemente en la temporada 2012/2013.

Tampoco consta, según recoge el informe de la Fiscalía, la cantidad concreta que efectivamente se ha abonado al Santos CF por la adquisición de los derechos federativos del jugador antes de que el mismo terminara su contrato con dicho club, ignorándose los conceptos que en realidad integrarían el importe total de la transacción económica.

Para el instructor, todos estos datos "conduce a estimar a priori como verosímil la calificación de los hechos relatados en la querella, a saber, el abono de un dinero del FCB en una cantidad sin determinar para la contratación del jugador, como constitutivos de un posible delito de apropiación indebida"

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios