Es noticia
Menú
Los deportistas, hartos de la "corrupción", claman por una ley de mecenazgo
  1. Deportes
UNDA, PAREJA Y MIRAMBELL, EN 'EL CONFIDENCIAL'

Los deportistas, hartos de la "corrupción", claman por una ley de mecenazgo

Los JJOO de 2020 eran la llave para muchos deportistas españoles. Maider Unda, Jennifer Pareja y Ander Mirambell analizan cómo se queda el deporte

Foto: Jennifer Pareja, desconsolada tras conocer la eliminación de Madrid (Efe).
Jennifer Pareja, desconsolada tras conocer la eliminación de Madrid (Efe).

Los Juegos Olímpicos de 2020 eran la llave para muchos deportistas españoles. Con ella pretendían abrir las puertas de su futuro deportivo, marcado por los éxitos y la supervivencia económica. Esa que para muchos es tan difícil de conseguir en la actualidad. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,intentó consolarlos con una vaga promesa: “Apoyaremos el deporte más si cabe”.Muchos deportistas ya no saben qué pensar. La credibilidad del presidente cuenta con un hándicap que deja su muestra de apoyo en el aire: llega después de que el pasado mes de marzo el Consejo Superior de Deportes (CSD) recortase un 34% el presupuesto para las federaciones, lo que ha provocado que 25 de las 63 existentes estén ya en quiebra técnica. Todo un drama para el deporte que vive a la sombra de la élite.Sin dinero, no hay éxitos. La ecuaciòn es bien sencilla.Los primeros perjudicados, por lo tanto,son los jóvenes deportistas,que ya piensan en la fórmula que les ayude a seguir luchando por sus sueños.

El Plan ADO, creado antes de los Juegos de Barcelona 92, fue un éxito rotundo para el deporte español. Las 22 medallas conseguidas en la cita olímpica vinieron motivadas, en muchos casos, por esas becas otorgadas por el Gobierno y apoyadas por la financiación de varias empresas. Dedicación cien por cien al deporte y éxito en los resultados de las competiciones. La esperanza para los deportistas actuales, que viven rodeados de recortes, era que Madrid albergase los Juegos en 2020 y el dinero y la ilusión nutrieran a las federaciones. La realidad fue demasiado cruda: el Comité Olímpico Internacional (COI) se decantó por Tokio. La solvencia económica de la capital deJapón fue decisiva: contaban con más de 4.000 millones de euros de garantía, en contraposición alaustero proyectode Madrid.

Tras conocer esta noticia, Ana Peleteiro, Jennifer Pareja o Mireia Belmonte reflejaban, con lágrimas en los ojos, la viva imagen de la derrota. Las tres, atleta, jugadora de waterpolo y nadadora, son conscientes de que el futuro para el deporte español está muy gris.No sólo ellas. Cada vez son más los deportistas que tienen que pagarse de su bolsillo los viajes para acudir a las competiciones, que tienen que hacer un sobreesfuerzo económico para representar a España y que no pueden dedicarse al 100% a su especialidad porque deben combinar trabajo y deporte. Dos ejemplos ocurridos este mismo año han sido los de las gimnastasque se han tenido que pagar el viaje y el alojamiento de su bolsillopara poder estar en el Campeonato de Europa de Viena. Por no hablar de la selección de fútbol americano, que creó una plataforma en internet para que cualquiera pudiera donar cantidades económicas que les permitiesen viajar al Mundial. Una precariedad que sólo se disimula con su entusiasmo y esforzado trabajo.

“Es lamentable que el fútbol maneje tanto”

placeholder

Ante semejante erial,El Confidencial le ha querido poner voz y ha charlado con tres deportistas de élite pero que cuyas especialidades no son mayoritarias ni manejan grandes fortunas presupuestarias, los llamados deportes minoritarios, y que tenían puestas muchas de sus esperanzas en que Madrid se llevase esos Juegos. Maider Unda (bronce en lucha en los Juegos Olímpicos de Londres 2012), Jennifer Pareja (medalla de plata en la misma cita londinense ycampeona del mundo de waterpolo femenino) y Ander Mirambell (pionero en España en competir en una disciplina como el skeleton, perteneciente al calendario olímpico de deportes de invierno) analizan cómo han vivido las últimas horas.

Maider Unda recibía una de buena noticia esta semana: la lucha iba a seguir siendo deporte olímpico. Esto contrarrestaba un poco su pesar por no haber logrado que Madrid albergase los Juegos Olímpicos de 2020. “El deporte ya está en una situación lamentable. Al no darnos los Juegos de 2020 será importante que las ayudas vuelvan a como estaban en 2008. Si se recorta más, el deporte se acaba. Es lamentable que el fútbol maneje tanto y el Gobierno no sepa desviar algo a los demás deportes”, reconocía indignada Maider a este periódico.

La luchadora combina sus entrenamientos con el trabajo en una quesería. No queda otra.Maider es un ejemplo de deportista que no se puede dedicar íntegramente a practicar su disciplina porque no obtiene recursos suficientes. Es el caso de muchos deportistas españoles. Madrid 2020 podría haber sido la tabla de salvación, pero la imagen proyectada por la candidatura española no fue suficiente para convencer a los miembros del COI. La vasca analiza la decisión del organismo internacional: “Con la corrupción tremenda que tiene este país, donde hacen lo que le da la gana y no van a la cárcel, ha ido Bárcenas pero no estará ahí toda la vida, la imagen internacionalmente es la que es. La justicia tarda tanto para todo que, por ejemplo, el dopaje va a seguir estando ahí varios años por la lentitud”, lamentó Maider recordando la Operación Puerto.

“Nos tocará conseguir sponsors privados”

La campeona del mundo de waterpolo femenino, Jennifer Pareja, estaba presente en Buenos Aires cuando Madrid cayó eliminada en primera ronda: “En la designación de Tokio han valorado más el dinero de Japón. No quiero pensar que ha sido por temas políticos, porque esto es un movimiento olímpico”, afirma en El Confidencial.

Esta decisión es un varapalo para la jugadora, que apuesta por la búsqueda de patrocinios privados para sobrevivir: “El futuro del waterpolo es incierto. Sólo recibimos ayudas del Estado y, si nos las quitan, no vamos a poder dedicarnos al deporte al 100%. Aunque los resultados ahora van saliendo, si nos quitan eso, el dinero no va a llegar. La Marca España es el deporte y nos tocará conseguir sponsors privados, lo estamos intentando pero no llegan, tendrán que moverse más”, asegura.

Ander Mirambell apuesta por la ley de mecenazgo

placeholder

Otro caso significativo es el de Ander Mirambell. Practica skeleton, un deporte desconocido en nuestro país hasta que este catalán se convirtió en el primer deportista en representar a España en unos Juegos Olímpicoses esta disciplina.Fue en Vancouver,en 2010. Ander reconoce que llegó a aquella cita olímpica “con más recursos que ahora”, y aunque se muestra satisfecho con lo que ha dicho Rajoy, apuesta por el cambio: “Ya es hora de que se retome la opción de la ley de mecenazgo y así aumenten los ingresos de las entidades privadas. Es tener la opción de combinar lo privado y lo público. Estamos en tiempos de crisis y hay que crear”, reconoce.

Para Ander Mirambell, “la inestabilidad económica y política” han sido los principales motivos para el fracaso de Madrid. Un fracaso que será el peor futuro para muchos deportistas: “Con esta decisión, muchos deportistas han entrado en la UVI, es una situación muy crítica. Van a depender de resultados puntuales y se va a trabajar mucho más duro sin saber si van a obtener recompensa”, concluye Mirambell, que termina por dibujar un panorama, cuando menos, preocupante. Estarán atentos para saber cuáles son las soluciones. Si las hay.

Los Juegos Olímpicos de 2020 eran la llave para muchos deportistas españoles. Con ella pretendían abrir las puertas de su futuro deportivo, marcado por los éxitos y la supervivencia económica. Esa que para muchos es tan difícil de conseguir en la actualidad. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,intentó consolarlos con una vaga promesa: “Apoyaremos el deporte más si cabe”.Muchos deportistas ya no saben qué pensar. La credibilidad del presidente cuenta con un hándicap que deja su muestra de apoyo en el aire: llega después de que el pasado mes de marzo el Consejo Superior de Deportes (CSD) recortase un 34% el presupuesto para las federaciones, lo que ha provocado que 25 de las 63 existentes estén ya en quiebra técnica. Todo un drama para el deporte que vive a la sombra de la élite.Sin dinero, no hay éxitos. La ecuaciòn es bien sencilla.Los primeros perjudicados, por lo tanto,son los jóvenes deportistas,que ya piensan en la fórmula que les ayude a seguir luchando por sus sueños.

Juegos Olímpicos Mariano Rajoy Marca España
El redactor recomienda