Fugas radioactivas, guerras, terrorismo y corrupción pueden dar o quitar los JJOO
  1. Deportes
LA CLASE POLÍTICA, ENEMIGA DE MADRID 2020

Fugas radioactivas, guerras, terrorismo y corrupción pueden dar o quitar los JJOO

Fugas radioactivas, terrorismo, guerra, corrupción... son motivos que pueden dar o quitar a una ciudad la organización de unos Juegos a siete años vista

placeholder Foto: Alejandro Blanco junto a Ana Botella (EFE)
Alejandro Blanco junto a Ana Botella (EFE)

Fugas radioactivas, terrorismo, guerra, corrupción... son motivos que pueden dar o quitar a una ciudad la organización de unos Juegos a siete años vista. Londres basó su triunfo en la amenaza del terrorismosobre Madrid, gracias a la colaboración de Alberto de Mónaco y su ya famosa pregunta para, días después, sufrir unode los peores atentados de la historia de la ciudad inglesa. No importó. Los Juegos ya estaban designados y Londres supo aprovechar su momento.

Se escucha en Buenos Aires tantas veces como se ha repetido en las últimas semanas en España. "Nadie sabe cómo se ganan unos Juegos, pero sí cómo se pueden perder". Y es que los intangibles que dan o quitan votos son innumerables. El secreto de la votación lleva a confiar en la voluntad de los 101 miembros del COI como único argumento para echar cuentas.

Hablar de favoritismo es algo relativo. Río de Janeiro llegó como la perdedora a la elección de Copenhague de hace cuatro años y bastó un gesto de Jacques Rogge para dar la vuelta a la situación. Ahora se habla de factores que pueden influir y cada candidatura tiene el factor al que agarrarse para terminar con los argumentos de las otras dos ciudades.

En este subir y bajar de circunstancias que dan o quitan la organización de los Juegos, Madrid 2020 mira de reojo a la clase política. Superada la amenaza de la situación económica con el temido rescate como inevitable compañero hacia el fracaso, el temor de la candidatura que preside Alejandro Blanco se centra en las miradas que recibe España gracias a los diferentes casos de corrupción que sacuden a los políticos. Cada aparición, cada presencia en un juzgado, cada SMS es una puñalada a la candidatura española. Ahora mismo, es la gran amenaza que tiene Madrid y su sueño olímpico.

Tokio, derrotada por Madrid hace cuatro años, llega a Buenos Aires con la amenaza de lo sucedido en Fukushima y la fuga de agua radioactiva. Los niveles de radiación acabarían con la vida de una persona en cuatro horas, según señalan los informes. La fuga corresponde a 300 toneladas de agua, las cuales tiene unos índices de 230 milisieverts por hora. Todos estos datos dejan en evidencia a la que los pronósticos señalan como favorita.

Estambul no escapa a esos acontecimientos que pueden arruinar el trabajo de años. Las revueltas políticas del verano y la participación directa en el conflicto sirio dejan tocada la candidatura de un país que pretende innovar en un futuro habilitando piscinas individuales para cada género.

Comité Olímpico Internacional (COI) Buenos Aires Alejandro Blanco Fukushima Juegos Olímpicos Madrid 2020
El redactor recomienda