Terrence Burns, el cerebro que por fin puede dar a Madrid los Juegos de 2020
  1. Deportes
  2. Otros deportes
HA PARTICIPADO EN CINCO TRIUNFOS OLÍMPICOS

Terrence Burns, el cerebro que por fin puede dar a Madrid los Juegos de 2020

Terrence Burns. Apunten ese nombre. Madrid 2020 no quiere sorpresas de última hora. Alejandro Blanco se ha propuesto lograr hacerse con la cita olímpica

placeholder Foto: Terence Burns, junto al príncipe Felipe.
Terence Burns, junto al príncipe Felipe.

Terrence Burns. Apunten ese nombre. Madrid 2020 no quiere sorpresas de última hora. Alejandro Blanco se ha propuesto llegar hasta el final con la candidatura, evitando situaciones que puedan dejar a la capital de España sin unos Juegos por una mala puesta en escena en el momento decisivo. Para ello, ha preparado un equipo ligado al deportebuscando en anteriores y exitosas candidaturas para lograr que todas las piezas encajen, momento en el que se dejará sentir el trabajo del presidente de Helios Partners.

Víctor Sánchez-consejero delegado y hombre ligado al deporte a través de la esgrima y del COE- yTheresa Zabell-doble campeona olímpica y encargada de las relaciones internacionales-han sido sus personas de confianza junto a Terrence Burns. Sin duda, este último se ha convertido en un gurú en esto de conseguir logros olímpicos desde que en 1996 colaboró con los Juegos de Atlanta. A partir de esa fecha ha sidoimprescindible para obtener citas olímpicas, tal y como certificasu presencia en las victorias de Pekín, Vancouver, Sochi y Pyonyang, estos tres últimos Juegos de invierno. La puesta final en escena será su responsabilidad.

Una 'inocente' pregunta del príncipe Alberto de Mónaco, un despiste de un miembro griego del CIO ouna deficiente gestión del lobby en los días previos a la votaciónhan sido algunas de las excusas claves por las queMadrid no hasido sede olímpica hasta el momento, pese a los dos últimos y recientes intentos. En anteriores ocasiones, se despreció el trabajo en los días previos a la elección y en esta ocasión no será así.

De lo sucedido en Singapur y Copenhague se ha intentado aprender y lo primero que hizo Alberto Ruiz-Gallardón-el proyecto es suyo y quedó en herencia a Ana Botella-fue dar un giro de 180 grados, aparcar la política y colocar al frente de la candidatura a Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, que ha buscado el éxito de la mano de un equipo repleto de personas de su confianza, con el toque del experto llegado de fuera, en este caso Burns.

Burns participó en Atlanta 96 dentro del aparato de marketing de unos Juegos que dejaron más sombras que luces, momento a partir del cual montó el escenario para seguir participando en los proyectos olímpicos. Así, su empresa participó en las candidaturas antes citadas, destacando su presencia en los Juegos de Pekín. Con oficinas en Atlanta,Londres, París, Río y la capital china, también ha participado en el triunfo de la candidatura rusa para el Mundial de 2018.

Dicen los que saben que la clase política provoca reacciones cutáneas importantes entre los miembros del CIO. El deporte no quiere saber nada de la clase gobernante cuando toca decidir. Presumen de independencia y el hoy ministro de Justicia tardó en captar el mensaje, pero terminó dando la responsabilidad a un hombre del deporte para que diera forma a la candidatura. Y es que Burns se ha vendido al mundo como un perfecto conocedor del mundo olímpico y de ese poco más de centenar de miembros del CIO que designarán la sede olímpica de 2020, esa por la que pelean Madrid, Estambul y Tokio.

Terence Burns Juegos Olímpicos Madrid 2020
El redactor recomienda