Es noticia
Menú
El moisés para los primeros meses de vida del bebé que necesitas en casa
  1. DeCompras
NO TE QUERRÁS SEPARAR DE ÉL

El moisés para los primeros meses de vida del bebé que necesitas en casa

Una gran ayuda para los padres en un momento en el que todo gira en torno al recién nacido y cualquier apoyo es bienvenido

Foto: Los moisés son útiles en los primeros meses de vida del bebé (Pixabay)
Los moisés son útiles en los primeros meses de vida del bebé (Pixabay)

Cuando estás a punto de dar la bienvenida a un bebé al mundo, la vida puede convertirse en una serie de decisiones de compra desconcertantes y una de las primeras es la del lugar donde va a dormir el bebé. Las cunas estándar son demasiado espaciosas para un recién nacido y, por eso, es habitual buscar un modelo más ligero, transportable y reducido para esas primeras semanas, y el moisés es la solución ideal.

Para ayudar en la elección del moisés perfecto por su comodidad, ligereza y, por qué no, elegante, hemos seleccionado los mejores moisés que se pueden encontrar actualmente. Vaya por delante que, para nosotros, la mejor elección es la cuna moisés con ruedas Waldin, ya que tiene una estructura de madera con ejes de acero que la hacen muy estable, además de su facilidad para montarse y desmontarse rápidamente.

El mejor, nuestra elección: Cuna moisés con ruedas Waldin

Este completo moisés con todos los accesorios es el que mejor relación calidad y precio tiene entre los que hemos encontrado en Amazon. Consta de colchón, edredón y funda para manta de unas medidas de 80 x 80 centímetros, almohada y funda para almohada de 35 x 40 centímetros, protector, lazo y dosel. La estructura del moisés es de madera lacada y tiene ejes de acero que la hacen muy estable y está provista de ruedas de gomas para moverlo silenciosamente. Otra ventaja de este moisés es que se desmonta rápidamente sin herramientas.

placeholder Cuna moisés con ruedas Waldin
Cuna moisés con ruedas Waldin

Con una valoración de 4,6 sobre 5, este moisés marca Waldin es el preferido de los clientes de Amazon. Un 81% de los que lo han comprado lo han puntuado con 5 estrellas, como es el caso de Manuel, que está encantado con la relación calidad precio del producto: "Nos encanta como queda. Le hemos comprado un colchón y la niña está muy cómo da en él. Muy contentos con la relación calidad-precio".

Hoy en Amazon

Segunda opción: Moisés con colchón Clair de Lune

Este moisés es recomendable desde el nacimiento hasta el momento en el que el bebé pesa 9 kilos. Fabricado en tejido 100% algodón súper suave y con un estampado de lo más actual y elegante: estrellas y rayitas. Viene provisto de una capucha ajustable, asas para facilitar su transporte y un colchón. Si se quiere el soporte, se vende por separado.

placeholder Moisés con colchón Clair de Lune
Moisés con colchón Clair de Lune

Este moisés tan bonito tiene una valoración de 4,2 sobre 5. Mariana, que compró este moisés para su hijo a través de Amazon y fue una de las usuarias que lo puntuaron con 5 estrellas, afirma que es "la mejor compra que he hecho. A mi hijo le encanta quedarse dormido en el capazo y es súper cómodo para llevar por toda la casa. El colchón es un poco fino, pero se lo relleno y queda más mullido. Lo recomiendo al cien por cien".

Ver precio

Alternativa: Carretilla portabebés Waldin

Este moisés de mimbre resistente y amplio es, sin duda, el moisés ideal para familias tradicionales. Sus medidas son de 105 x 70 x 80 centímetros y es apto desde el nacimiento del bebé. Tiene una base de madera muy sólida, lleva ruedas e incluye un juego de cama, un colchón, edredón y funda para manta, almohada y funda para almohada, cortinas y dosel.

placeholder Carretilla portabebés Waldin
Carretilla portabebés Waldin

El 78% de las personas que compraron a través de Amazon este moisés lo han valorado con 5 estrellas. Ese es el caso de Karen que dice de él que es perfecto: "Es tal y como lo esperaba. Me lo regalaron y es precioso. Mi niña tiene ya 4 meses y sigue durmiendo en él". Este moisés tiene una valoración de 4,6 sobre 5.

Hoy en Amazon

¿Cómo elegir un moisés para bebé?

Los moisés son muy prácticos porque no ocupan tanto espacio como una cuna estándar, por lo que se puede acomodar en la habitación de los padres durante esos primeros y agotadores meses en los que se querrá tener cerca al bebé para alimentarlo. Además, a algunos padres les gusta tener un moisés con ruedas para poder moverse por la casa durante los días de sueño, para mantener cerca al bebé.

Foto: Los bebés necesitan de los mejores cuidados por parte de sus cuidadores (Foto: Pixabay)

También se pueden encontrar moisés diseñados para engancharse al costado de la cama de los padres y otros que cuelgan de un marco o dentro de una cuna estándar y proporcionan un movimiento de balanceo suave. A la hora de comprar el moisés perfecto, hay que tener en cuenta varios factores.

  • Tamaño: la medida estándar de un moisés es de 80 x 40 x25 cm, aunque no es el único tamaño. Por ejemplo, los moisés con dosel y con balancín superan estas medidas. Cuanto mayor sea el tamaño del moisés, más tiempo podrá dormir el bebé en él de forma segura. Hay que comprobar que el bebé tenga suficiente espacio para moverse en el interior, pero que a su vez no le sea posible inclinarse por los bordes.
  • Material: un moisés puede estar fabricado de materiales ligeros, como el mimbre, más fáciles de transportar, o de materiales pesados, como los moisés de madera, que se hacen más complicados de transportar por la casa, pero que son más duraderos.
  • Límite de peso: cada moisés viene con una recomendación diferente sobre cuándo se debe dejar de usar y pasar al bebé a la cuna. Como regla general, los moisés no deben usarse una vez que el bebé pueda darse la vuelta o incorporarse, es decir, entre los cuatro y seis meses de edad. De media, un moisés puede acomodar bebés de entre 6 y 8 ó 9 kilos de peso, pero hay algunos con una capacidad máxima de peso de solo 4 kilos, por lo que es importante comprobar el límite de peso antes de adquirir un moisés para asegurarse que es el adecuado.
  • Transpiración: como medida de seguridad, es mejor que todos los lados del moisés tengan una cubierta de malla transpirable, ya que promueve una mejor circulación para ayudar a mantener al pequeño cómodo. Además, reduce el riesgo de asfixia en caso de que el niño se de la vuelta y se enfrente a la pared del moisés. Hay que verificar que las vestiduras del moisés estén confeccionadas con textiles suaves y de calidad para que tengan una buena ventilación y transpiración.
  • Anticorrosión: si el moisés tiene partes metálicas, es importante asegurarse de que éstas sean anticorrosivas.
  • Bordes redondeados y patas firmes: otro de los aspectos a valorar a la hora de adquirir un moisés es la seguridad, prestando especial atención en la firmeza de sus partes y en que tenga los bordes redondeados. Esto protegerá al bebé de posibles caídas y golpes.
  • Capota: debería ser plegable para que no sea muy incómodo poder colocar dentro al bebé.

¿Qué es un moisés para bebé y para qué sirve?

Un moisés es una estructura tipo cesta diseñada para recién nacidos y bebés de hasta 4 meses. Normalmente están hechos de mimbre o de palma, pueden tener ruedas o patas fijas y es un lugar estable y agradable para que el bebé descanse. Suelen tener forma ovalada, con los bordes redondeados, así como asas para poder transportar el capazo y están hechos de una sola pieza.

Foto: Los mejores biberones para bebé (Lucy Wolski para Unsplash)

Según se cuenta en la Biblia, Moisés es el nombre que se le dio al bebé encontrado dentro de una cesta de mimbre flotando en el Nilo, al que su madre trató de salvar tras la orden de ahogar a todos los recién nacidos de ese momento. Por esa razón, a este tipo de canastas se les dio el nombre de Moisés.

El moisés de mimbre o capazo de palma tiene dos partes principales:

  • La cesta de mimbre o el capazo de palma, que a su vez estará compuesto por el colchón y el revestimiento que cubre al mimbre y que protege al bebé.
  • Una base firme, plegable en algunos casos, con ruedas, fijos, etc.

La razón número uno por la que muchos padres se deciden a tener un moisés en los primeros días de vida de su bebé, además de que es más económico que una cuna tradicional, es que es más manejable y siempre puede estar cerca de ellos. Esto, sin duda, da mucha tranquilidad, sobre todo a los padres primerizos. Además, ayudará mucho en los primeros meses para que el sueño del bebé sea satisfactorio, ya que al estar en un espacio recogido, estará más seguro.

Los moisés toman su nombre de una figura bíblica: el niño que salvó su vida gracias a que su madre le dejó en un río dentro de un capazo

Otra razón por la que se necesita un moisés es por la facilidad de uso; no sólo porque es ligero y fácil de transportar, sino también porque, al ser más alto que una cuna, facilita el movimiento de la madre al sacar y meter a su bebé en el moisés. Eso es algo que agradecerán mucho las madres que hayan tenido a su bebé, por ejemplo, a través de una cesárea.

¿Es igual un moisés para bebés que una mini cuna? ¿Cuál es mejor para mi bebé?

Sin duda, los dos artículos son opciones perfectas para los primeros meses del bebé y su elección dependerá de las necesidades de la familia. Las diferencias entre un moisés y una mini cuna son muy pequeñas.

  • La minicuna tiene un mayor tamaño que el moisés y, por lo tanto, ocupa más espacio.
  • El capazo del moisés se puede trasportar gracias a sus asas o ruedas, mientras la minicuna siempre tiene ruedas.
  • La minicuna se puede usar varios meses más que el moisés, que tiene una vida útil más limitada.

Tipos de moisés para bebés

El mercado ofrece diversos tipos de moisés para recién nacidos adaptados a las necesidades de los padres:

  • Moisés de viaje, que son un tipo de moisés muy compacto y liviano. Ideal para padres que frecuentemente se trasladan fuera de casa con el pequeño bebé. Son muy fáciles de transportar y existen en el mercado diseños muy bonitos.
  • Moisés de mimbre clásico, que es el más tradicional puesto que conserva el estilo más antiguo. Consiste en una cesta o canastilla artesanal con dos asas que facilitan el transporte por la casa. Está fabricado con materiales muy naturales y delicados, predominando el color y estructura de madera. Este tipo de moisés se puede encontrar con o sin estructura de soporte.
  • Moisés de colecho, que son muy útiles sobre todo en las primeras semanas que las que el bebé se alimenta casi continuamente. Se adaptan a la cama y se insertan en ella para que la madre no tenga que levantarse al amamantar a su bebé. Al adquirir este tipo de moisés, se debe tener en cuenta que el dispositivo cuente con un sistema de seguridad bloqueador de los laterales de la cunita.
  • Moisés plegable tipo tijera, también conocido como moisés patas cruzadas, es un dispositivo que puede ser plegable y movible al mismo tiempo. Únicamente tienen dos partes, el capazo y el armazón, se pliegan muy fácilmente y ocupan también muy poco espacio, como los de viaje. Son elaborados normalmente en madera recubierta de tela acolchada delicada pero resistente, mientras que para la elaboración de la armadura se emplean también maderas o estructuras metálicas anticorrosivas.
  • Moisés con capota o dosel, que lleva una tela protectora en la parte de la capota con una innegable finalidad estética, pero también con protectora: el bebé queda resguardado de luces fuertes, de rayos del sol, de cambios climáticos inesperados como ráfagas de vientos, u otros agentes externos.
  • Moisés mecedora, con un sistema de balancín que se puede quitar y poner, y que sirve para acunar al bebé cuando se está quedando dormido. Es muy importante que este tipo de moisés cuente con un sistema de bloqueo del balanceo que permita fijar su posición mientras el bebé descansa.

¿A partir de qué edad se recomienda el uso de moisés para bebés?

Se recomienda usar el moisés desde las primeras horas de vida hasta los cuatro meses de edad, aunque esto dependerá del ritmo de desarrollo del bebé; cuando el pequeño empiece a intentar darse la vuelta o sentarse, es el momento de dejar de acostarle en el moisés.

¿Dónde colocar un moisés para bebés?

Lo normal es que los padres que se deciden por un moisés en los primeros meses de vida de su bebé, sea para tenerlo siempre cerca de ellos. De esa manera, puedan tener acceso rápido cuando por alguna razón el bebé se despierta durante la noche o a la hora de las tomas.

Foto: Los mejores pañales de bebé con los que proteger al pequeño de la casa (Foto: Pexels)

Si se coloca en la habitación de los padres, hay que prestar atención a que tenga una iluminación y temperatura adecuada, así como que todo aquello que puede ser nocivo para la salud del pequeño, como fumar, no se practique en esa estancia (ni en toda la casa, a ser posible). Lo mejor es ponerla de tal manera que haya ventilación e iluminación, pero ninguna de ellas incida directamente en el bebé.

Algunos moisés se colocan pegados a la cama o muy cerca de ésta. A veces, no es buena idea porque los movimientos durante la noche pueden hacer que la cuna también se mueva y el bebé se despierte, rompiendo los ciclos del sueño de todos.

¿Cómo debe ser el colchón o colchoneta para un moisés para bebés?

Casi todos los moisés suelen venir con colchón pero, normalmente, se trata de colchones demasiado finos, por lo que es conveniente hacerse con uno algo más grueso para un mejor descanso del bebé. Es muy importante comprobar que el colchón tenga las medidas adecuadas ya que, si es más pequeño, el bebé podría quedar atrapado en la separación entre el colchón y la estructura del capazo. Además, debe ser firme, ni muy duro ni muy blanco.

¿Cómo colocar un bebé en un moisés?

Para acostar a un bebé en un moisés hay que tener en cuenta que el colchón debe ser rígido y cubrir toda la base, de manera que no pueda meter ni brazos, ni pies, ni manos.

Tener al bebé cerca durante sus primeros meses de vida es muy cómodo para sus padres

Colocaremos el moisés cerca de la cama para levantarnos rápido si nos necesita y utilizar un cojín antivuelco para que pueda dormir en diferentes posiciones (todas menos boca abajo, ya que está demostrado que puede provocar la muerte súbita en los bebés).

Si el bebé tiene reflujo, le meteremos una minicuña de inclinación por debajo del colchón.

¿Qué hacer si el bebé no quiere dormir en el moisés?

Hay que crear rutina y seguirla: bañarle, alimentarle, ponerle el pañal, cantar una nana y colocar al bebé en el moisés cuando ya esté somnoliento, no despierto ni dormido profundamente, así creará por sí mismo una asociación. Si se repite el proceso con paciencia y constancia, en poco tiempo querrá dormir en él.

¿Cómo vestir un moisés de mimbre para bebé?

Para vestir correctamente un moisés de mimbre sólo se debe disponer del material necesario y seguir unos sencillos pasos.

Materiales:

  • Una cesta de mimbre hecha de palma natural y libre de pinturas.
  • Un colchón de algodón orgánico con canales de ventilación.
  • 2 metros de tela, que puede ser 1 metro liso y otro estampado, para que quede más bonito.
  • Hule de espuma flexible y delgado.
  • Máquina de coser.
  • Hilo del color de la tela que hayas elegido.

Pasos a seguir:

  1. Medir la base del moisés, trazándola sobre un papel como molde. Es importante que se marque un centímetro extra, ya que será ese centímetro de más el que nos permita unir piezas.
  2. Medir la parte lateral de la cesta del moisés y el contorno con una cinta métrica.
  3. Cortar dos piezas de tela iguales con las medidas que se han obtenido del lateral y agregar el centímetro de costura por todo el contorno.
  4. Cortar la pieza de hule de espuma con la medida del contorno del moisés y la medida de la altura del lateral. En este caso será la medida exacta, sin dejar centímetros extras.
  5. Unir las dos piezas de tela del lateral, poniendo el frente de cada tela uno contra otro y haciendo una puntada a máquina sobre los extremos más largos de la tela, dejando abiertos los extremos más pequeños. Cuando esté unido, dar la vuelta para que quede el frente de esta pieza.
  6. Introducir el hule de espuma por una de las aberturas del costado de la pieza que acabamos de hacer y unir ambos extremos con una costura para cerrar esta pieza.
  7. Unir lo que nos ha quedado del paso 6, con la pieza de tela que se midió en el paso 1 y que será la base del moisés.
  8. Colocar el forro dentro del moisés y poner el colchón para moisés con una sábana ajustada para ese tamaño.

¿Cómo decorar un moisés de bebé?

Es aconsejable utilizar colores neutros a la hora de decorar el moisés, sin géneros, así podrá utilizarse en otras ocasiones. A un moisés tradicional se pueden agregar listones, encaje o moños en las asas o en la orilla de la cesta.

¿Cómo limpiar y mantener un moisés para bebés?

Limpiar la tela de un moisés puede ser un asunto complicado. Mientras más suciedad, manchas y otras marchas se acumulen, más difícil será limpiarlo completamente por lo que se recomienda mantener su limpieza prácticamente al día.

Lo mejor es que, antes de limpiar el moisés, se elimine todo el polvo y la suciedad que se pueda con ayuda de una toalla, un paño limpio o un cepillo para pelusa. Es importante recordar que se debe hacer con movimientos hacia abajo, para así despegar bien todo el polvo.

Foto: Arnés de seguridad para niños y bebés en sus primeros pasos

Una vez hecho esto, se procede a quitar el colchón, la manta u otros accesorios del bebé. Llenar un espray de agua tibia con 1 o 2 cucharaditas de un detergente suave para ropa de bebé y agitarlo hasta que se mezcle bien y cuidadosamente; a continuación, rociar la solución sobre el moisés hasta que quede bien empapado. Utilizar un cepillo de cerdas suaves que logre llegar a las hendiduras del mimbre y una manguera para enjuagar el agua jabonosa (puede hacerse en la bañera, si no se tiene opción a patio exterior). Por último, es probable que se tenga que dejar secar al aire durante más de 24 horas.

Comprar un moisés para nuestro bebé no es complicado, sobre todo si seguimos esta breve guía de compra. Lo importante es dar con el moisés adecuado y que mejor se adapte a nuestras necesidades en el día a día.

Cuando estás a punto de dar la bienvenida a un bebé al mundo, la vida puede convertirse en una serie de decisiones de compra desconcertantes y una de las primeras es la del lugar donde va a dormir el bebé. Las cunas estándar son demasiado espaciosas para un recién nacido y, por eso, es habitual buscar un modelo más ligero, transportable y reducido para esas primeras semanas, y el moisés es la solución ideal.

Compras
El redactor recomienda