Los mejores rascadores para gatos para proteger los muebles y desgastar las uñas
  1. DeCompras
AYUDAN A DESCARGAR ANSIEDAD Y CUIDAR LAS UÑAS

Los mejores rascadores para gatos para proteger los muebles y desgastar las uñas

Diversión, seguridad y salud aseguradas para tu gato. Descubre los mejores rascadores para gatos que ayudan a proteger los muebles y evitar destrozos en el hogar

Foto: Los mejores rascadores para gatos para proteger los muebles y desgastar las uñas
Los mejores rascadores para gatos para proteger los muebles y desgastar las uñas

Un rascador para gatos es un juguete fundamental en nuestro hogar si queremos que nuestra mascota no se afile las uñas con nuestras puertas, cortinas, muebles y sofás. Se confecciona en sisal o yute natural y sirve, además, para que el felino se ejercite y pueda estirarse cómodamente. Los que poseen forma de árbol o torre incluyen cuevas, camas, hamacas y muchos otros elementos para que jueguen. Centros de descanso, entretenimiento y bienestar para nuestro gato.

De todo esto puede presumir el árbol rascador para gatos FEANDREA que encabeza esta comparativa realizada en base a opiniones de usuarios. Lo hemos elegido como el mejor rascador para gatos del momento porque es fácil de montar e instalar, cuenta con hamacas, nidos y bolas de juego y dispone de varias zonas de rascado para las garras del felino. Lo mismo sucede con el árbol rascador de Dibea. Es más pequeño pero igual de estable y ha sido confeccionado en felpa y sisal natural. Dos magníficas opciones para nuestra querida mascota.

El mejor, nuestra elección: Árbol rascador para gatos FEANDREA

Empezamos hablando del mejor rascador para gatos de la marca FEANDREA según las valoraciones de los usuarios de Amazon, que le dan un 4,8 sobre 5 con un 86 % de máximas puntuaciones. “Es un árbol rascador para gatos con hamaca, con nidos, con bolas de juego... una auténtica pasada para mis mascotas” dice de él Elisabeth, a lo que Edison añade “se trata de un rascador multifuncional pensado para la diversión y la comodidad de los gatos. Si tienes espacio suficiente es muy recomendable”.

Comprar en Amazon
Rascador con plataformas en árbol para gatos Feandrea
Rascador con plataformas en árbol para gatos Feandrea

Este árbol rascador para gatos con nidos posee una base que garantiza su estabilidad a pesar de sus 154 cm de altura. Es muy fácil de montar y de instalar y brinda a los felinos un lugar en el que echar una siesta, jugar, saltar, etc. Un centro de entretenimiento en el que afilar sus uñas y del que no querrán salir muy a menudo.

Segunda opción: Árbol rascador para gatos Dibea

En segundo lugar nos encontramos el mejor rascador para gatos de la marca Dibea en base a las opiniones de clientes de Amazon. Posee una nota media de 4,3 sobre 5 con un 59 % de valoraciones de 5 estrellas. Oier cuenta sobre él que “es un rascador para gatos de rincón con forma de árbol. Es alto, pero ocupa poco espacio”. Por su lado, Antony indica que “mi gatita se pasa las horas en él. Es un rascador con múltiples áreas de juego que la mantiene siempre entretenida”.

Comprar en Amazon
Complejo rascador con plataformas, cueva y árbol para gatos de Dibea
Complejo rascador con plataformas, cueva y árbol para gatos de Dibea

Aquí hablamos de otro árbol rascador para gatos con plataformas y columnas con unas dimensiones de 64 x 55 x 112 cm (ancho, largo, alto). Su base es de 40 x 40 cm, lo que le confiere una gran estabilidad. Cuenta con un rascador de 8 cm de diámetro forrado con felpa suave y sisal natural. Incluye un cueva, tres plataformas de descanso y una cueva.

Alternativa: Rascador poste con bola Arquivet

Terminamos esta comparativa con el que, a tenor de los comentarios de usuarios de Amazon, es el mejor rascador para gatos de la marca Arquivet. Luce un 3,9 sobre 5 con un 52 % de puntuaciones de 5 estrellas en este portal. Por ejemplo, Sandra relata que “es un rascador portátil para sofás. Mi gato ha dejado de afilarse las uñas con la tapicería del mío desde que lo compré”. Asimismo, Paty hace énfasis en que “el color azul de la bola llama mucho la atención de mi gato. Tengo varios en casa y “por fin ha dejado de rascarse en mis cortinas y puertas!”.

Comprar en Amazon
Poste rascador clásico para gatos de Arquivet
Poste rascador clásico para gatos de Arquivet

Este poste rascador para gatos cuenta con una bola de color azul que permite jugar a la mascota a la vez que se afila las uñas. Sus dimensiones son de 30 x 30 x 46 cm y ha sido confeccionado en sisal natural. Es muy ligero, ocupa poco espacio y se puede llevar de un sitio a otro dentro de la casa con mucha facilidad.

¿Cómo elegir un rascador de gatos y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Antes de comprar un rascador para gatos de madera y sisal o de cualquier otro material, debemos considerar todos estos factores:

  1. Tipo: según los gustos de nuestra mascota y del espacio disponible en nuestra vivienda podemos elegir entre un rascador vertical, horizontal, de poste, tipo árbol, de torre o por una alfombra rascador.
  2. Diseño: lo más importante es que sea atractivo para el gato. El rascador debe poseer formas geométricas bien marcadas y colores vivos.
  3. Materiales de fabricación: la madera y el plástico son los recomendados para la base. Los mejores rascadores para gatos incluyen también sisal o yute como tela para afilarse las uñas.
  4. Tamaño: un rascador gigante para gatos nos vendrá muy bien si tenemos más de un felino en casa. En cambio, si solo disponemos de uno o si son cachorros, nos vendrá mejor uno más pequeño.
  5. Fácil de montar: sobre todo, si se trata de un rascador alto para gatos y es bastante pesado. También debemos fijarnos en cuente con una base muy estable.
  6. Extras: cuevas, balcones, bolas de juego, hamacas... todos son accesorios que encantan a los felinos y que suelen estar presentes en los mejores rascadores para gatos.

¿Qué es un rascador de gatos?

Un rascador para gatos es un juguete que ayuda al felino a limar sus uñas de forma adecuada y sin hacer daño a muebles, cortinas y otros textiles dentro del hogar. Puede ser vertical u horizontal y se fabrica en materiales que resultan agradables para el animal y a los que puede engancharse fácilmente.

¿Para qué sirven los rascadores de gatos?

Un juguete rascador para gatos tiene todas estas utilidades:

  1. Limar sus uñas: las uñas de los gatos crecen constantemente y necesitan ser limadas y afiladas con frecuencia para que el animal se sienta seguro y tenga una buena movilidad.
  2. Ejercicio: un poste rascador para gatos permite al animal estirar su musculatura y sus huesos y mantener una buena actividad física mientras juega.
  3. Marcar el territorio: al usar el rascador, el gato satisface su necesidad de dañar ciertos objetos para marcar su territorio y de impregnarlos con su olor. Es un instinto natural. Si no encuentra uno, buscará otro elemento de la casa para rascar.
  4. Adiós al estrés: sí, los felinos domésticos se estresan. Y mucho más de lo que pensamos. Con un árbol rascador para gatos les permitimos desahogarse de sus frustraciones diarias.

¿Cómo funciona un rascador de gato?

Los rascadores para gatos están formados por dos elementos:

  1. Una base: generalmente, de madera o de plástico rígido.
  2. Tela áspera: el sisal utilizado para la fabricación de sacos, cuerdas y cordeles es el más utilizado. Algunos emplean también yute similar al usado para confeccionar alfombras.
Foto: Las mejores fuentes para gatos para beber agua en casa

El sisal o el yute se coloca rodeando la base de madera. Después, se pone en un lugar accesible para él. Esos materiales atraen su atención y les parecen muy apetecibles para limar sus uñas debido a su tacto áspero y a que se enganchan con facilidad. Sin embargo, son también muy resistentes, duraderos y difíciles de deshilachar.

Tipos de rascadores para gatos

Podemos distinguir todos estos tipos de rascadores de gatos:

  1. Rascadores verticales para gatos: se mantienen erguidos sobre el suelo o deben colocarse apoyados de una pared. Los hay con multitud de formas diferentes. Es un tipo de rascador para gatos barato y muy versátil.
  2. Rascadores horizontales para gatos: bastante parecidos a los anteriores. Sin embargo, no se quedan de pie, sino que se ponen en el suelo como cualquier otro juguete para que el felino lo utilice cuando lo desee. Suelen tener forma redonda.
  3. Poste rascador para gatos: generalmente, oscilan entre los 50 cm y los 120 cm de altura. Se sujetan mediante una base cuadrada y suelen disponer de espacio para juguetes, refugios en los que cobijarse y camas. Sin duda, son los rascadores recomendados para gatos cachorros.
  4. Rascadores para gatos tipo árbol: o árboles rascadores para gatos grandes. Suelen tener entre 120 cm y 200 cm de altura. Se llaman así porque de su 'tronco' salen un determinado número de 'ramas' con forma de balcón, de cama, de caseta, etc. Muchos, incluso, permiten colocarles comida y bebida.
  5. Rascadores de torre para gatos: los más grandes de todos. Algunos llegan a los 250 cm de altura, aunque los hay más pequeños. Suelen disponer de tres postes de sujeción y multitud de estructuras anexas. Son los mejores rascadores para gatos si tenemos más de uno en casa.

¿Qué tipo de beneficios aportan los rascadores para gatos?

Comprar un rascador para gatos reportará muchos beneficios a nuestra mascota y a nosotros mismos:

  1. Actividad: el gato estará más activo durante el día y descansará más durante la noche.
  2. Mejor salud: usar el rascador es bueno para la musculatura, las articulaciones y los huesos de nuestro gato.
  3. Previene la obesidad: esa actividad física reduce el riesgo de que el felino engorde, algo especialmente habitual en gatos castrados.
  4. Más tranquilidad: al tener un lugar en el que poder rascarse y afilarse las uñas siempre que quiera, el gato se sentirá más relajado y menos estresado.
  5. Muebles impolutos: con un rascador vertical para gatos evitaremos que se fije en el sofá, las cortinas o las puertas para afilarse las uñas.

¿Por qué son necesarios los rascadores para gatos?

Los gatos necesitan rascar sus uñas varias veces al día. Esto lo hacen instintivamente con el propósito de:

  1. Limpiarse la suciedad que haya podido acumularse en sus garras.
  2. Limarlas para evitar que crezcan en exceso y les molesten al caminar.
  3. Mantenerlas afiladas para sentirse seguros y conservar su habilidad para trepar y cazar. Aunque vivan en casa y no hagan esto último, su instinto como cazadores sigue intacto.
  4. Fortalecer las uñas mediante la renovación de las células muertas.

¿Cómo hacer para que mi gato use el rascador?

Los gatos son animales caprichosos. Por ello, puede pasar que, aunque le compremos el mejor rascador posible, no lo use. Estos consejos son muy útiles para que empiece a utilizarlo:

  1. Usar el rascador delante de él: cada vez que pasemos al lado, debemos frotar el rascador haciendo bastante ruido. Así le enseñaremos cómo usarlo y le invitaremos a que lo haga.
  2. Poner el rascador en un sitio adecuado: debe estar a la vista y ser totalmente accesible para él. Un buen lugar puede ser junto al comedero o en la zona en la que tiene sus juguetes. Lo más importante es que sea un punto amplio dentro de la casa.
  3. Darle un premio cuando use el rascador: puede ser una caricia, una golosina o cualquier otra cosa que le guste. Eso sí, debemos dárselo justo cuando termine de utilizarlo para que asocie su conducta a la recompensa.
  4. Usar productos atrayentes: hay compuestos elaborados con hierbas que atraen la atención del gato. Podemos ponerlos sobre el rascador para que sientan ganas de usarlo. Son llamados comúnmente hierbas gateras.

¿Qué hacer para que mi gato no arañe el sofá?

Según las opiniones en rascadores para gatos analizadas, este es el principal motivo por el que los usuarios compran uno. Para evitar que arañen el sofá, lo mejor es seguir estas indicaciones:

  1. Cubrir las zonas de rascado con materiales que les resulten desagradables: los gatos son animales de costumbres que suelen afilarse las uñas siempre en el mismo sitio. De hecho, es probable que solo use una pequeña parte del sofá. Debemos fijarnos en cuál y taparla con papel de aluminio o plástico. Estos materiales les resultan desagradables al tacto.
  2. Poner un rascador junto al sofá: y, en concreto, frente a la zona en la que se rasca. Las hierbas gateras, junto a lo dicho antes, harán que se fije más en él que en el sillón.
  3. Colocar una funda al sofá: esto no debe convertirse en una solución definitiva ya que significará que hemos dado la batalla por perdida. Pero, mientras el gato se acostumbra a usar el rascador en lugar del sofá, nos servirá para evitar que se rasque en él.
Foto: Los mejores piensos para gatos en alimentación seca

Esto es aplicable a cualquier otro mueble o elemento textil del hogar. Si el gato se afila las uñas en él, lo mejor es colocar en ese sitio un rascador. Además, la prevención es fundamental. Siempre es más fácil enseñar al felino a usarlo si lo tenemos en casa antes de adoptarlo.

También queremos recordar que regañar o pegar al gato no funciona para erradicar esta conducta. Es más efectivo premiar sus conductas positivas que castigarle.

¿Cómo hacer un rascador casero para gatos?

Hoy en día, abundan las buenas ofertas en rascadores para gatos. Sin embargo, si somos un poco manitas y nos gustan las manualidades, podemos fabricarlos nosotros mismos. Los más sencillos son los rascadores para gatos de cartón:

  1. Cortamos varios trozos de cartón y los pegamos formando una base rectangular.
  2. Rellenamos el interior de esa base introduciendo todas las tiras de cartón que podamos y pegándolas entre sí. Esto dará solidez a la estructura.
  3. Cerramos la base.
  4. Compramos un rollo de cuerda de sisal o yute y lo enrollamos alrededor de la estructura. Debemos asegurarnos de que queda firme, bien sujeto y sin espacios.
  5. ¡Listo! Ya tenemos un rascador para gatos casero.

Hay una gran oferta en rascadores para gatos pero si eres apañado con el bricolaje puedes construirlo tú mismo

Si somos un poco más duchos en bricolaje, podemos hacer la estructura de madera. El rascador felino resultará más resistente y duradero, aunque su utilidad será la misma.

¿Por qué los gatos necesitan uñas?

Literalmente, los gatos utilizan sus uñas para todo. Sin ellas no podrían hacer correctamente nada de esto:

  1. Estirar, estimular y tonificar la musculatura de su cuerpo: de hecho, para esto también sirve un rascador para gatos.
  2. Jugar: los gatos juegan siempre a que cazan animales. Sin ellas no podrían hacerlo.
  3. Correr: las uñas actúan como si fuesen los clavos de una zapatilla de running proporcionando un extra de tracción al alcanzar altas velocidades.
  4. Escalar: en este caso, las uñas sirven al gato a modo de crampón de montañismo para subir a zonas elevadas.
  5. Rascarse: a los gatos también les pica la piel de vez en cuando y necesitan aliviarse.
  6. Comunicarse: los felinos expresan determinados deseos y sentimientos a través de sus uñas como, por ejemplo, el deseo de bajar al suelo cuando los tenemos cogidos en brazos.
  7. Acicalarse: gracias a las uñas pueden mantenerse estables mientras se limpian el pelaje.
  8. Defenderse: los gatos no tienen un hocico con grandes colmillos como los perros, sino que necesitan utilizar sus uñas y que estas estén bien afiladas para defenderse del ataque de otros gatos, de depredadores o de cualquiera que interpreten que es un atacante.

¿Debo cortarle las uñas a mi gato?

Si el gato es joven o está en edad adulta y ponemos a su alcance un buen rascador de pared o de suelo, la respuesta es que no. Él será capaz por sí mismo de regular el tamaño de sus uñas mediante estos juguetes.

Tampoco debemos cortarle las uñas si tenemos jardín y el gato suele transitarlo. El mero hecho de trepar a árboles y de caminar sobre tierra o césped las limará. Es lo mismo que sucede con los gatos callejeros.

Los gatos de jardín o exterior desgastan más las uñas que los que viven dentro de casa. Ten unas tijeras a mano

Sin embargo, cuando los gatos llegan a la vejez o se ponen enfermos y pierden actividad, pueden ser incapaces de limar sus uñas adecuadamente. Esto puede hacer que crezcan en exceso, se curven y se claven en la carne de sus almohadillas, lo que puede generar infecciones y problemas de salud graves. En caso de que exista este riesgo, sí es recomendable cortar las uñas del gato del siguiente modo:

  1. Inmovilizamos al gato tumbándolo de lado sobre nuestro regazo.
  2. Cogemos la pata con firmeza sujetándola entre el dedo índice y pulgar.
  3. Presionamos un poco sobre la parte superior del dedo para hacer salir la uña.
  4. Cortamos, con unas pequeñas tijeras, solo la parte transparente de la uña. Si nos pasamos le haremos daño y puede que sangre.

Si somos incapaces de cortarle las uñas al gato, ya sea por inseguridad o porque el animal se pone muy nervioso, lo mejor es acudir a un veterinario para que lo haga él y nos enseñe algunos trucos.

¡Ojo! Hablamos de cortar ligeramente las uñas del gato, no de practicar una desungulación. Esta intervención quirúrgica, que consiste en la extracción total de las uñas del animal, está TOTALMENTE PROHIBIDA en España. De hecho, nunca debemos confiar en un veterinario que nos proponga esa opción (incluso podemos denunciarle). Es una auténtica crueldad que provoca dolor crónico en los gatos y que les impide vivir con normalidad y plenitud.

¿Cuáles son los mejores rascadores de gatos?

Tras realizar esta comparativa de rascadores para gatos, nos hemos dado cuenta de que los modelos de estas marcas son los que gozan de mayor prestigio entre los usuarios:

  1. FEANDREA: probablemente, la mejor marca de rascadores para gatos del momento. Sus productos son muy completos y constan de grandes estructuras con todo tipo de elementos pensados para el descanso y el juego del felino. Además, están fabricados en materiales de gran calidad.
  2. Dibea: una buena alternativa para quienes buscan un rascador para gatos con buena relación calidad-precio. Está especializada en el diseño de rascadores tipo árbol de tamaño mediano.
  3. Arquibet: el precio de los rascadores para gatos de esta marca es bastante bajo. Posee una gran variedad de modelos de tipo vertical que usan ratán o yute para que el gato pueda afilarse sus uñas y cuentan con bolas de colores para que jueguen.

Ya tienes en tu poder todo lo que necesitas para comprar el mejor rascador para gatos según tus posibilidades y las necesidades de tu mascota. ¡No volverá a arañar tu sofá ni tus muebles!

Compras
El redactor recomienda