Los mejores areneros para gatos y bandejas de arena de fácil limpieza
  1. DeCompras
ENCUENTRA EL CUARTO DE BAÑO GATUNO IDEAL

Los mejores areneros para gatos y bandejas de arena de fácil limpieza

Los gatos necesitan hacer sus necesidades en su particular cuarto de baño. Descubre cuáles son los mejores areneros y bandejas higiénicas para tu gato y por qué necesita una

Foto: Las mejores bandejas de arena para gatos
Las mejores bandejas de arena para gatos

Un arenero es tan importante para un gato como su comedero y su bebedero ya que en él hace sus necesidades fisiológicas. Por ello, debe aportarle seguridad, confianza e higiene, así como espacio suficiente para moverse y remover la arena para tapar sus excrementos y su orina. Pero, además, a nosotros nos brinda la posibilidad de evitar malos olores dentro del hogar.

La bandeja higiénica para gatos de BPS que encabeza esta comparativa es una excelente opción. Lo hemos elegido como el mejor arenero para gatos debido a las excelentes valoraciones que tiene en Amazon, a su interesante diseño disponible en tres colores y tres tamaños diferentes y a su plástico higiénico muy resistente y no tóxico. Por su lado, el arenero cubierto para gatos Rotho que ocupa el segundo lugar también es destacable gracias a su puerta abatible, su filtro de carbón activo para el olor y su tapa superior extraíble para facilitar la limpieza. Dos opciones muy recomendables para distintos tipos de felinos y de usuarios.

El mejor, nuestra elección: Bandeja higiénica para gatos BPS (R)

Empezamos hablando del mejor arenero para gatos de la marca BPS a tenor de los comentarios de usuarios de Amazon. Posee un 4,7 sobre 5 de nota media y un 80 % de máximas puntuaciones. “Es una bandeja sanitaria para gatos grandes resistente a caídas, aunque está disponible en más tamaños. Bonita y muy práctica” dice de él Juncal. En cambio, Antonio hace hincapié en que “es un arenero higiénico para gatos de fácil limpieza y totalmente desmontable”.

Bandeja para arena de gatos clásica BPS
Bandeja para arena de gatos clásica BPS

Este arenero para gatos con pala para recoger los excrementos ha sido fabricado en plástico resistente y no tóxico. Posee forma rectangular, esquinas redondeadas y un diseño muy interesante que se amolda a todo tipo de felinos. Su borde superior se desmonta fácilmente para facilitar su limpieza, la cual debe hacerse solo con agua y jabón. Está disponible en azul, marrón y gris y en 3 tamaños diferentes.

Ver precio

Segunda opción: Arenero para gatos Rotho

Continuamos haciendo referencia al que, según las opiniones de clientes de Amazon, es el mejor arenero para gatos de la marca Rotho. Su nota media alcanza el 4,3 sobre 5 con un 59 % de valoraciones de 5 estrellas. Por ejemplo, Víctor dice de él que “se trata de un arenero para gatos con puerta perfecto para evitar los malos olores”. Por su lado, Alejandro añade “no solo lo uso en casa, sino también como caja de inodoro portátil para gatos gracias a su asa superior. Es muy fácil de transportar”.

Arenero cerrado para gatos Rotho Mypet
Arenero cerrado para gatos Rotho Mypet

Aquí hablamos de un arenero para gatos semicerrado y semiautomático con filtro de carbón activo integrado para evitar la proliferación de malos olores. Dispone de un asa de transporte en su parte superior y de una puerta abatible. Sus dimensiones son de 55,5 x 40 x 38,7 cm (largo, alto, ancho) y pesa 1,3 kg. Cuenta con un soporte para una pala, ha sido fabricado en polipropileno y posee una tapa superior extraíble para facilitar su limpieza.

Ver precio

Alternativa: Arenero con sistema autolimpiante MEDIA WAVE store

Por último, vamos a comentar el mejor arenero para gatos de la marca Media Wave en base a las valoraciones de usuarios de Amazon, que le han dado 2,9 sobre 5 acompañado de un 22 % de puntuaciones de 5 estrellas. Natalia nos cuenta sobre él que es “un arenero autilimpiable con cernidor que puede colocarse en cualquier parte del hogar”. Asimismo, Roberto indica que “tamiza a la perfección hasta la arena más fina”.

Conjunto de 3 bandejas filtrantes
Conjunto de 3 bandejas filtrantes

Este arenero autolimpiante con colador se compone de tres bandejas que separan eficazmente los residuos de la arena fina. Han sido fabricadas en plástico sanitario y ocupan muy poco espacio. También son fáciles de limpiar.

Ver precio

¿Cómo elegir un arenero para gatos y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Conviene considerar todos estos factores antes de lanzarnos a por una oferta en areneros para gatos:

  1. Tamaño: no es lo mismo un arenero para gatos adultos que uno para gatos pequeños. La longitud del elegido debe ser de 1,5 veces mayor que la del gato para que pueda girarse, moverse y escarbar con comodidad. Si es más grande puede sentirse inseguro en su interior. Por ello, debemos cambiar de arenero conforme el animal crezca.
  2. Arenero abierto o cerrado: los areneros abiertos suelen gustar más a los gatos, pero los cerrados retienen mejor los olores y evitan que la arena y el polvo salgan fuera. Eso sí, ocupan más espacio.
  3. Altura de la bandeja: debe estar a entre 30 y 40 cm si es adulto y a entre 10 y 15 cm si es un cachorro o un gato anciano.
  4. Limpieza: las bandejas sanitarias y areneros abiertos son muy fáciles de limpiar. Sin embargo, los cubiertos no tanto. En este caso, lo mejor es optar por areneros para gatos autolimpiables, que cuentan con efectivos sistemas para recoger los residuos del animal.
  5. Tipo de arena: por ejemplo, los areneros con rejilla solo son válidos para arenas aglomerantes ya que las demás se cuelan a través de ella. Además, algunas requieren de una determinada cantidad mínima, por lo que deberemos comprar una caja de arena lo suficientemente alta.
  6. El precio del arenero para gatos: una bandeja sanitaria o arenero abierto puede costarnos entre 6 y 15 euros. El valor de uno cerrado puede subir hasta los 20-25 € y el de uno autolimpiable a los 25-35 €.
  7. Mejores marcas de areneros para gatos: BPS, Rotho o Media Wave fabrican areneros con una excelente relación calidad-precio.

¿Qué es un arenero para gatos?

Los areneros o cajas de arena para gatos son recipientes diseñados para proporcionar a nuestra mascota un lugar en el que orinar y defecar. Reciben ese nombre ya que deben llenarse de arena con el propósito de que el animal pueda enterrar sus excrementos y su orina. Esto responde al instinto básico de todos los felinos de esconder sus deposiciones para ocultar su rastro y protegerse de amenazas. Este no se pierde ni siquiera cuando son domésticos.

¿Para qué sirve un arenero para gatos?

Los areneros de gato para interiores son elementos de higiene para nuestras mascotas y para sus amos. Ofrecen a la mascota un sitio en el que sentirse seguros mientras hacen sus necesidades ya que, gracias a la arena, pueden cubrir sus deposiciones y camuflar su rastro. Esta, además, previene la formación de malos olores y la proliferación de bacterias en el hogar.

Tipos de areneros

Podemos distinguir los siguientes tipos de areneros para gatos:

  1. Bandejas higiénicas para gatos: se trata de simples bandejas sanitarias fabricadas en plástico fácil de limpiar. Son areneros baratos para gatos y ocupan muy poco espacio. Sin embargo, no se recomiendan cuando en casa hay bebés o perros ya que pueden introducir sus manos o su hocico dentro si no estamos atentos. Un arenero abierto para gatos también es más propenso a oler mal y debe limpiarse bastante a menudo.
  2. Areneros cubiertos para gatos: son habitáculos cerrados con una puerta delantera por la que entra el gato para hacer sus necesidades. Ocupan más espacio y son más difíciles de limpiar que los anteriores, pero los felinos se sienten más seguros dentro y evitan que los olores salgan fuera.
  3. Areneros desechables para gatos: resultan ideales si no nos queda más remedio que viajar con nuestro gato o vamos a llevarlo de vacaciones. Se fabrican, generalmente, en cartón y solo pueden usarse una vez o, como máximo, durante un día.
  4. Areneros automáticos para gatos: también llamados areneros inteligentes o areneros autolimpiables para gatos. Disponen de mecanismos de filtrado que separan la arena de los residuos del animal para que solo tengamos que recogerlos y tirarlos a la basura. Pueden contar con filtros de carbono para prevenir malos olores. Sin duda, son los areneros recomendados para personas que pasan poco tiempo en casa.
  5. Areneros plegables para gatos: al igual que los desechables, están diseñados para llevar de viaje ya que pueden montarse y desmontarse rápidamente para que no ocupen espacio. No se aconseja hacer esto dentro del hogar.
  6. Areneros dobles para gatos: ofrecen espacio suficiente para dos gatos. Generalmente, se dividen en dos compartimentos para que no puedan verse entre sí.

¿Qué arena de gatos elegir y por qué?

La decisión no es solo nuestra. Los gatos son mascotas caprichosas y con poca tolerancia a los cambios. De hecho, ellos serán los que tengan la última palabra.

Foto: Rascadores anti estrés para gatos

Habitualmente, la arena mineral elaborada con arcilla o bentonita es la que menos rechazo genera entre los gatos ya que su textura se asemeja más a la arena natural. Conviene elegir una variedad aglomerante, que genere el menos polvo posible y que retenga con eficacia los malos olores. Podemos probar también la de sílice si nuestro hogar es pequeño o la ecológica si queremos evitar generar residuos, pero conviene comprar primero un paquete pequeño para asegurarnos de no tirar el dinero si a nuestra mascota no le gusta.

Tipos de arenas para gatos y cuál es la mejor

Después de comprar el arenero para gatos, llega el momento de elegir la arena más adecuada para llenarlo:

  1. Arena mineral para gatos: se considera como la primera arena moderna para gatos. Se elabora a partir de arcilla y presenta un buen grado de absorción de la humedad. Además, es la más similar a la que se puede encontrar en la naturaleza, la que menos rechazo genera a los gatos y la más barata. Sin embargo, genera bastante polvo y debe cambiarse con frecuencia.
  2. Arena mineral aglomerante para gatos: una evolución anterior que se elabora con bentonita y otros minerales. La bentonita, al entrar en contacto con la orina, se aglutina y da lugar a una especie de 'bolas'. Es bastante económica y retiene también correctamente los olores. Aunque menos que la arena mineral convencional, también produce algo de polvo y puede quedarse adherida al arenero al humedecerse.
  3. Arena ecológica para gatos: se elabora con materiales biodegradables y compostables como, por ejemplo, madera, granos de maíz y fibras vegetales en general. Por ello, no genera impacto negativo en el medio ambiente y se puede arrojar al inodoro ya que se deshace como el papel higiénico. Es un poco más cara que las anteriores, aunque no demasiado. ¿Su único hándicap? Las variantes aglomerantes (no todas lo son) suelen contener pegamento o aditivos de otro tipo perjudiciales para la salud del gato.
  4. Arena de sílice para gatos: la más moderna y absorbente. Al retener la humedad, hace que la orina se evapore y que no huela nada. Tampoco genera nada de polvo. Eso sí, es más cara, aunque sale rentable a la larga ya que hay que cambiarla con poca frecuencia, y cruje cuando el gato las pisa o la escarba. Esto hace que muchos rechacen utilizarla.

Segú qué arena tiene efectos beneficiosos para la higiene y salud de tu gato. Recuerda que los cambios no le gustan

Generalmente, la arena mineral aglomerante es la recomendada para gatos domésticos. Posee la mejor relación calidad-precio de todas, retiene a la perfección los malos olores y es fácil separar los excrementos para su limpieza. Además, suele gustar a la inmensa mayoría de los gatos, lo que no sucede siempre con la arena ecológica y con la de sílice.

¿Cómo cambiar la arena para gatos y cada cuánto tiempo?

Cambiar la arena de nuestro gato no tiene ningún misterio:

  1. Cerramos la puerta de la habitación en la que esté el arenero dejando al gato fuera para que no nos moleste.
  2. Vertemos la arena en una bolsa.
  3. Salvo que sea arena ecológica y biodegradable, en cuyo caso podemos tirarla por el inodoro, la ponemos en el contenedor de basura orgánica.

Si la arena no es aglomerante, deberemos sustituirla, al menos, dos veces a la semana. Si es aglomerante, podremos mantenerla entre 2 y 3 semanas sin cambiarla. Sin embargo, esto dependerá de la frecuencia con la que nuestro gato haga sus necesidades y de su susceptibilidad a la suciedad. Cada uno tiene sus preferencias y algunos dejan de usar el arenero por la suciedad acumulada antes que otros.

Foto: Fuentes de agua fresca y renovada para gatos

Además, cada vez que cambiemos la arena, debemos limpiar el recipiente usando agua caliente y algún jabón o detergente desinfectante y, preferiblemente, sin olor. Recordamos también que, si no es estrictamente necesario, no hay que cambiar de marca ni de tipo de arena. Los gatos son muy susceptibles a los cambios y pueden no querer usar la nueva, lo que les generará estrés.

Ahora bien, no debemos limitarnos a limpiar el arenero cada vez que haya que cambiar la arena. Es recomendable que, al final del día, procedamos a retirar las heces usando una pala. Y, si es aglomerante, también se aconseja quitar las bolas formadas por el aglutinamiento de la orina.

¿Arenero abierto o cerrado? ¿Cuál es mejor?

Dentro de esta comparativa de areneros para gatos nos hemos encontrado opiniones de muchos usuarios que dudan entre un tipo u otro. Vamos a tratar de resolverlas para ayudarles a elegir:

  • Tamaño: los areneros cerrados ocupan más espacio que los abiertos. De hecho, superan los 50 cm de alto y los 80 cm de largo en muchos casos. Esto puede ser un problema en habitaciones y hogares pequeños.
  • Espacio para el gato: el felino debe poder girarse y escarbar sin dificultad dentro del arenero. Esto lo hacen más fácilmente en uno abierto que en uno cerrado.
  • Estética: no suele ser plato de buen gusto que lleguen visitas a casa y se encuentren el arenero sucio. En este sentido, los cubiertos no dejan ver las necesidades del animal y, además, evitan con mayor eficacia que niños y perros puedan introducir las manos en la arena si nos descuidamos.
  • Malos olores: obviamente, los areneros cerrados retienen los malos olores en su interior y los abiertos no. Esto es más agradable para los seres humanos, pero no tanto para los gatos. Ellos odian la suciedad.

Los areneros abiertos son más cómodos mientras que los cerrados aportan más intimidad al gato

Al igual que al elegir la arena, la opinión del gato cuenta. Debemos considerar que estos felinos consideran que en el momento de hacer sus necesidades son especialmente vulnerables a depredadores y otras amenazas. De hecho, en la naturaleza, eligen lugares abiertos y con un amplio campo de visión al hacer sus necesidades. Esto hace que muchos gatos rechacen el uso de los areneros cerrados ya que ofrecen una única vía de escape (la puerta).

Por tanto, si damos prioridad al bienestar del felino, lo mejor es optar por un arenero abierto. En cambio, si consideramos que los malos olores son un problema en casa, podemos probar con uno cerrado, pero sabiendo de antemano que el gato puede rechazarlo y que tal vez necesitemos mucha paciencia para que se decida a usarlo.

¿Cómo evitar el mal olor en el arenero para gatos?

Otro problema habitual entre los usuarios según las opiniones en areneros de gatos analizadas es la proliferación en ellos de malos olores. Estos son algunos trucos para evitar que aparezcan:

  1. Poner un poco de bicarbonato de sodio mezclado con la arena.
  2. Comprar un arenero con filtro de carbón activo que retenga el olor.
  3. Colocar el arenero en una zona bien ventilada como, por ejemplo, la terraza. Existen areneros impermeables para gatos al aire libre que impiden que el viento se lleve la arena o que la humedad les afecte.
  4. Retirar las heces del gato y las bolitas de orina aglomeradas antes de que se sequen completamente.
  5. Mantener limpios los alrededores del arenero ya que a veces caen fuera algunos restos.

Aunque hagamos todo esto, tarde o temprano el arenero empezará a oler. Ese será el momento de cambiar la arena y de limpiarlo en profundidad.

Foto: Mejores transportines para viajar con tu gato

Usa esta información a la hora de comprar un arenero y tanto tú como tu gato quedaréis satisfechos.

Compras
El redactor recomienda