desvela algunos detalles de la octava parte

Benicio del Toro: "En 'Star Wars' quieren un actor testarudo como yo"

El actor presenta 'Un día perfecto', la nueva película de Fernando León, una historia de cooperantes en los Balcanes. Declara su entrega a Víctor Erice: "Es el J. D. Salinger o el Terrence Malick español"

Foto: Los actores Benicio del Toro y Tim Robbins, junto al cineasta Fernando León, en la presentación de 'Un día perfecto'. (EFE)
Los actores Benicio del Toro y Tim Robbins, junto al cineasta Fernando León, en la presentación de 'Un día perfecto'. (EFE)

Luke Skywalker, Leia y Han Solo tienen un nuevo enemigo: Benicio del Toro. El actor ha confirmado hoy en la presentación de su nuevo filme, Un día perfecto (Fernando León de Aranoa), que interpretará al villano del episodio VIII de Star Wars que rodará Rian Johnson y se estrenará en 2017. Del Toro no ha querido entrar en detalles sobre la película, pero se ha declarado fan de la filosofía y el misticismo de La guerra de las galaxias y se ha mostrado feliz por formar parte de la franquicia.

Desde hace un par de años Del Toro alterna los papeles en el cine independiente con taquillazos hollywoodienses como Guardianes de la Galaxia. Considera que esto hace su carrera más “interesante”, aunque afirma que él no “controla las películas que me buscan”. Es su personalidad como intérprete lo que, según él, llama la atención de realizadores como Rian Johnson o James Gunn. “Los directores de Star Wars o Guardianes de la Galaxia me buscan porque conocen mi trabajo. Buscan un tipo de actor como yo, que se involucra, que me gusta hacer sugerencias, que soy testarudo, que me gusta colaborar… Estos directores me dan libertad dentro del personaje, igual que los directores de cine independiente”, cuenta a El Confidencial.

Entre estos últimos se encuentra Fernando León de Aranoa, el realizador español para el que ha trabajado en Un día perfecto. A sus órdenes da vida a Mambrú, un cooperante en la guerra de los balcanes que no sabe si volver a casa o seguir su vocación. A su lado un reparto que incluye a Tim Robbins y Olga Kurylenko, con Sergi López como toque español.

El director de Barrio y Del Toro se conocieron gracias a Carlos Bardem, y desde ese momento se mostró interesado en el trabajo de León de Aranoa, que ya había presentado en Hollywood Los lunes al sol. El actor cuenta que tras este encuentro vio el resto de su filmografía, y que más tarde le pasó un primer borrador de Un día perfecto. Una leída fue suficiente para decir que sí. “Me gustaba el cuento, era original”, recuerda Del Toro.

Para Víctor Erice haría cualquier cosa. Si quiere que le lleve las maletas se las llevo, sacaría tiempo para un personaje importante o para un cameo

Es la primera vez que el ganador del Oscar por Traffic trabaja con un realizador español, aunque hay uno por el que lo dejaría todo, y esta vez no es Pedro Almodóvar. Se trata de Víctor Erice, al que Del Toro califica de “maestro del cine”. “Su trabajo me abrió la mente, es el J.D. Salinger o el Terrence Malick español”, añade. El actor recuerda entre risas cómo cuando fue jurado del Festival de Cannes pudo conocer a su ídolo: “Cuando llegué no sabía ni cómo era físicamente, pero allí empezamos una relación porque yo 'me le metí', porque él es muy callado. Creo que debía estar hasta mareado, él me decía a todo 'piano, piano'". De esta amistad espera que pueda salir algún día algún filme juntos, ya que para él es “uno de esos artistas a los que se debería dar una llave para que hicieran lo que les diera la gana”. “Si después explota todo, habrá que quitarle la llave”, zanja.

Cualquier papel le valdría por trabajar con Erice. “Yo siempre le digo tu dime cómo, cuándo y dónde y estaré allí. Haría cualquier cosa. Si quiere que le lleve las maletas, se las llevo, sacaría tiempo para un personaje importante o para un cameo”, concluye. El guante está en el lado del director de El espíritu de la colmena, que según Del Toro tiene algún proyecto en mente.

Benicio del Toro durante el rodaje de la película 'Guardianes de la galaxia'.
Benicio del Toro durante el rodaje de la película 'Guardianes de la galaxia'.

Con los años (y los premios), Benicio del Toro ha conseguido salir del estereotipo de personaje latinoamericano que le perseguía en sus comienzos con papeles de pandillero, drogadicto y otros topicazos raciales propios de Hollywood. Por ello el actor se siente orgulloso, pero subraya que para él ser latinoamericano es algo de lo que sentirse orgulloso. “Por supuesto que quieres romper el hecho de que te contraten como latino, pero tampoco pienso esconderlo, así que lo que hago es intentar hacer a esos personajes tridimensionales, que sean humanos”, argumenta.

De momento tiene muchos sitios donde demostrarlo, ya que a su papel en Star Wars se une su participación en las próximas películas de dos realizadores de culto, Harmony Korine y Terrence Malick, que seguirá alternando con sus trabajos más comerciales para un Hollywood rendido a los pies del puertorriqueño.

Premios Goya

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios