El grito de socorro tras el disparo de Alec Baldwin: "¡Necesitamos ayuda de inmediato!"
  1. Cultura
  2. Cine
Afirma que "no tiene palabras"

El grito de socorro tras el disparo de Alec Baldwin: "¡Necesitamos ayuda de inmediato!"

Las autoridades están intentando determinar por qué la pistola de fogueo estaba cargada y con qué tipo de proyectil, mientras era utilizada durante el rodaje de 'Rust'

Foto: Alec Baldwin en una fotografía de archivo. (Reuters)
Alec Baldwin en una fotografía de archivo. (Reuters)

Se estaba rodando una escena en el rancho Bonanza Creek, cerca de la localidad de Santa Fe en Nuevo México. Se trata de un plató en mitad de ningún sitio, donde se ha construido un pueblo como los antiguos del oeste, con su cantina, el despacho del Sheriff y sus tiendas. Era el duodécimo día, de 21, de rodaje. La escena consistía en que se producía un tiroteo dentro de la iglesia del pueblo. Baldwin conseguía salir al exterior y seguía disparando. Se iba a grabar lo que ocurría fuera.

Para esa escena concreta, el asistente del director lleva una bandeja con tres armas y el cinto de vaquero. Le entrega a Baldwin de esas armas y grita en alto para que todos se enteren: "¡Cold gun!". Textualmente: "Arma fría". Es jerga de rodaje. Es así como en los platós en EEUU se indica que el arma no está cargada, no tiene munición real y que se puede usar. Se entiende que ha sido revisada por el especialista y que tiene balas de fogueo. Contiene un taco, normalmente de papel y pólvora para hacer ruido. Nada más. Lo cierto es que hasta las balas de fogueo pueden matar si se disparan contra alguien a corta distancia, por eso es obligatorio que haya al menos 6 metros de distancia de seguridad.

Foto: Alec Baldwin en la presentación del documental 'The First Wave' el 7 de octubre en East Hampton, Nueva York. (Getty)

Mientras se revisan los encuadres, y los ángulos, Baldwin saca una vez el revolver de la funda sin que haya problema. Detrás de una de las cámaras principales estaba la jefe de fotografía Halyna Hutchins, de 42, y el director de la película, Joel Souza, de 48 años, junto al operador de la cámara. Baldwin saca el arma y dispara. La bala silba cerca de la oreja del operador, atraviesa el pecho de Halyna y luego se incrusta en el hombro del director. Al oír el fuego real y lo gritos, todo el mundo echa a correr. Y justo después se produce esta llamada…

Emergencias: Bomberos y servicio de emergencias de Santa fe, ¿dónde es la emergencia?

Testigo: Rancho Bonanza Creek. Tenemos a dos personas que han recibido accidentalmente disparos de un arma de utilería en un set de rodaje de película. Necesitamos ayuda de inmediato. Rancho Bonanza Creek por favor.

E: Quédese en línea conmigo, vamos a enviar ayuda. Bien no cuelgue. Esta bien. Espere solo un segundo.

T: Parece que alguien más está llamando pidiendo una ambulancia, asegúrese. Dios mío. Todo el mundo debería. Necesitamos ayuda, el director y una cámara han recibido disparos. ¿Los van a trasladar por carretera?

E: ¿Así que el arma estaba cargada con munición real?

T: No, no puedo responder a eso.

E: Ok

T: Tenemos a dos personas heridas en el rodaje de una película por los disparos de un arma.

E: Está bien, ya les estamos enviando ayuda para allá, sólo quédese en línea conmigo.

T: Ok. Bien. Soy la supervisora de guiones.

E: ¿Cuántas personas hay heridas?

T: Dos, que yo sepa. Estaba sentada y estábamos ensayando y se disparo y salí corriendo. Todos salimos corriendo.

Alec Baldwin aseguró este viernes que

Halyna Hutchins es trasladada en helicóptero a un hospital de Nuevo México donde nada se pudo hacer por salvarle la vida. A Joel Souza, el director, le llevan en ambulancia a otro centro médico y ya se le ha dado de alta.

Mientras continúan la investigación. El arma, se ha recuperado y por tanto el casquillo de bala que se disparó desde el revolver. El juez ha dado orden de que se registre todo el lugar para recabar pruebas y que se requisen todas las cámaras grabaciones, tarjetas de imagen y discos duros, para ver si se puede reconstruir en imágenes qué sucedió concretamente.

"Debería haber habido una investigación sobre lo que sucedió"

En los rodajes en EEUU existe un protocolo para evitar estos accidentes. Las armas deben estar a buen recaudo guardadas en un armero. Sólo las puede tocar el responsable. Esa persona se encarga de revisarlas y cargarlas. En esta ocasión, la persona responsable era una joven de 24 años que había trabajado recientemente en la última película de Clint Eastwood. A pesar de los teóricos protocolos, en esta película titulada Rust, ya había habido problemas y quejas sobre la seguridad. Al parecer con esa misma arma había tenido un par de descargas de munición accidentales. Hasta el punto que un miembro del equipo escribió un mensaje al gerente de producción en el que decía: “Ahora hemos tenido dos descargas accidentales. Esto es muy inseguro”. Otro componente del equipo se quejó de que "debería haber habido una investigación sobre lo que sucedió", “No hubo reuniones de seguridad. No había ninguna garantía de que no volvería a ocurrir. Todo lo que querían hacer era apresurarse, apresurarse, apresurarse”.

Al parecer la película era un film de bajo presupuesto que producía, junto a otros, el propio Alec Baldwin. El actor ha expresado su consternación en sus redes sociales: “No hay palabras para expresar mi tristeza y conmoción ante el trágico accidente que arrebató la vida de Halyna Hutchins, una mujer, madre y compañera profundamente admirada por todos nosotros. Estoy cooperando con la investigación para saber cómo ocurrió esta tragedia y estoy en contacto con su marido, le he ofrecido todo mi apoyo a él y a su familia. Mi corazón está roto por su esposo, el hijo de ambos, y por todos los que conocían y querían a Halyna”.

Hollywood
El redactor recomienda