el especial navideño prohibido

'Star Wars': la secuela descartada en 1978 que Lucas no quiere que veas

George Lucas perpetró un producto televisivo que luego ha querido borrar con el que por poco acaba con la saga. Internet lo recupera en plena ebullición de la franquicia

Foto: Harrisond Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill en la película original de 1977.
Harrisond Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill en la película original de 1977.

La gente cree que el universo 'Star Wars' empezó a torcerse a partir de los remixes con que George Lucas destrozó sus películas, en un proceso degenerativo que culminaría con el grito vergonzoso de Darth Vader en el 'Episodio III'. La gente, si cree esto, se equivoca. La fuerza notó su primera perturbación en 1978, cuando la exitosa 'Star Wars' se acababa de estrenar.

El triunfo en taquilla de las aventuras de los rebeldes había sido tan apoteósico, que Lucas -más adelante conocido como Cronos- permitió que la red de televisiones CBS rodase un especial navideño con los actores, personajes y ambientes del filme.

-¡Dinero! ¡Dadme dinero para llenar mi bolsa!
-¡Dinero! ¡Dadme dinero para llenar mi bolsa!

Aunque el creador -y destructor- de la saga no se implicó directamente, sí cedió los storyboards de 'El Imperio Contraataca', todavía en fase de producción. El único premio para los espectadores fueron estas imágenes exclusivas de cierto personaje que después sería icónico:

Captura del especial navideño de 'Star Wars'
Captura del especial navideño de 'Star Wars'

Pero vayamos al lío. Este spin-off contó con la participación de Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher y el señor que hablaba por el casco de Darth Vader.

-Ahora sabréis por qué me hice polvo la cara voluntariamente.
-Ahora sabréis por qué me hice polvo la cara voluntariamente.
-¿Farlopa? ¿Que si tengo o que si quiero?
-¿Farlopa? ¿Que si tengo o que si quiero?
-Domino más de seis millones de formas de vergüenza ajena
-Domino más de seis millones de formas de vergüenza ajena

Un equipo de guionistas montó una historia ambientada en la Noche de la Vida, la nochebuena del planeta de los Wookies. El argumento: Chewbacca y Han Solo intentan llegar a lomos del Halcón Milenario a esta celebración tan señalada, pero se encuentran en el espacio con graves problemas. Como tardan tanto en llegar tanto, la familia de Chewbacca se preocupa.

​-Eh, eh, un momento, un momento. ¿Familia? ¿Chewbacca está casado?
​-Eh, eh, un momento, un momento. ¿Familia? ¿Chewbacca está casado?

Eh, eh, un momento, un momento. ¿Familia? ¿Chewbacca está casadonbsp;Sí, lo está. Está casado, tiene padre y tiene un hijo. Después de conocer a su familia, cualquiera podrá entender por qué Chewie pasaba tanto tiempo viajando por el espacio con su amigote Han Solo.

La intención de los guionistas era colocar a los personajes de la película en un ambiente humorístico, rodar con ellos una aventura al margen del argumento principal, con forma de sitcom, pero imbuida de la magia y el magnetismo de 'Star Wars'. ¿Qué podría salir mal?

​-Eso mismo pensé yo
​-Eso mismo pensé yo

Pues todo. Salió mal todo, de principio a fin. 'Star Wars': Especial Vacaciones' consiste en una hora de sufrimiento agudo que mezcla lo peor de George Lucas y Noche de Fiesta. La familia de Chewbacca brinda a los espectadores más de 20 minutos de gruñidos y chillidos sin subtitular y un ejercicio de mímica que recuerda a los ecuatorianos vestidos de Mickey Mouse de la Puerta del Sol.

Por cierto: es habitual que los fans acusen a Jar-Jar Binks de ser el peor engendro de la saga. Eso es porque no han conocido a Lumpy, el hijo de Chewie.

-ARGAGAGAGAAAR (Por favor, que alguien me sacrifique)
-ARGAGAGAGAAAR (Por favor, que alguien me sacrifique)

Mientras el San José galáctico y Han Solo tratan de llegar a la fiesta, en la casa peluda se ponen a ver la televisión. Telebasura Wookie: eso son los gags cómicos del spin-off.

​-AAAGAAGAAAGAAAG (Sí, soy un wookie depilado)
​-AAAGAAGAAAGAAAG (Sí, soy un wookie depilado)

Bien, ¿qué echan en la telewookie? Pues un programa de cocina donde dan la receta para asar carne de Bantha:

La teletienda de Star Wars
La teletienda de Star Wars

Una teletienda en que un vendedor trata de estafar a un general del Imperio Galáctico...

Y más teletienda...
Y más teletienda...

Sin olvidar el cine porno: las fantasías sexuales del padre de Chewie con un número musical de Diahann Carroll escenifican uno de los momentos más traumáticos de todo el metraje.

Uno de los momentos más traumáticos
Uno de los momentos más traumáticos

Por fortuna, el papel de los protagonistas de 'Star Wars' es pequeño y todos los actores superaron las consecuencias de su participación en este espectáculo. Darth Vader, concretamente, hace un cameo de 12 segundos:

Un cameo... ¡de 12 segundos!
Un cameo... ¡de 12 segundos!

Luke aparece más tiempo, para su desgracia. Su escena es una conversación vía Skype con la familia de Cheewbaca, a la que intenta consolar de la forma que mandan los cánones jedis: hablar al wookie como si fuera imbécil:

Luke hablando a la familia de Chewbacca
Luke hablando a la familia de Chewbacca

Supongo que la Galaxia es un sistema heteropatriarcal, porque se lleva la peor parte Carrie Fisher. A la princesa Leia le tienen reservado el último número musical, situado en una cota de patetismo muy por encima de las conversaciones amorosas entre Amidala y Anakin. Leia, damas y caballeros, wookies y androides, canta un villancico... sobre la melodía de 'Star Wars'.

Leia se arranca por villancicos
Leia se arranca por villancicos

Bien: Tras una hora de gruñidos, cánticos y chistes de Arévalo, yo me preguntaba lo mismo que cuando vi 'Caótica Ana' de Julio Médem: ¿cómo es que nadie en toda la cadena creativa se dio cuenta de que este subproducto sería un fracaso monumental?. El programa se emitió en horario de máxima audiencia en todos los canales asociados a CBS durante la Nochebuena de 1978. El resultado: millones de seres humanos expuestos a las radiaciones del reactor de esta central nuclear del mal gusto. ¡Por Dios! ¡Si incluso aparece un tipo que bebe por el cráneo!

​-Me dijeron que así coloca más
​-Me dijeron que así coloca más

La recepción del público fue de justicia: catastrófica. Millones de familias norteamericanas se sintieron más ofendidas que si les hubieran emitido liposucciones durante la cena de navidad. El fracaso fue tan rotundo, tan sonoro, que George Lucas, que nunca se ha caracterizado por la minuciosidad de sus controles de calidad, prohibió la exhibición del spin-off de 'Star Wars' en todas las televisiones del mundo... hasta que llegó internet.

Bien. Si usted, sabiendo lo que sabe ahora, todavía quiere ver 'STAR WARS: EL EPISODIO PROHIBIDO', dejamos aquí un link para suicidas, masoquistas y para los miembros del club de fans de Jar-Jar. Aquí lo tienen.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios