ENTREVISTA AL DIRECTOR

Javier Ruiz Caldera: "He hecho un 'Anacleto' cañí como si fuera de Marvel"

Después de triunfar con '3 bodas de más', el director presenta una comedia de acción basada en el mítico personaje de Manuel Vázquez que llega a las salas este viernes

Foto: Quim Gutiérrez, Javier Ruiz Caldera e Imanol Arias en una imagen promocional del filme
Quim Gutiérrez, Javier Ruiz Caldera e Imanol Arias en una imagen promocional del filme

Reino Unido tiene a James Bond, EEUU a Jason Bourne, y España… a Anacleto. No tiene glamour, malvive por un sueldo justito, y su agencia está a punto de irse a pique por culpa de los recortes. Hace tiempo que no sabíamos nada de nuestro agente secreto favorito, casi 30 años hasta que el cine ha decidido rescatarle. Las historietas de Manuel Vázquez Gallego (Madrid, 1930 - Barcelona, 1995) llegan a las salas de la mano de Javier Ruiz Caldera, responsable de 3 bodas de más, que ha convertido las inocentes aventuras de Anacleto en una película gamberra y con un punto salvaje. “Un personaje cañí tratado como si fuera una película de Marvel”, como confiesa a El Confidencial.

Para esta adaptación del cómic, Caldera y sus guionistas parten de una premisa que pasa de introducir al personaje y directamente se pregunta ¿dónde ha estado Anacleto estos años? En la piel de un inmenso Imanol Arias el filme explora una mezcla que el cine español no conocía hasta ahora, la comedia de acción, para la que su director afirma tener como referentes a Mentiras arriesgadas, Arma letal y el cine de Edgar Wright, pero también a Álex de la Iglesia.

Si en Spanish Movie jugó con el género de parodias y con 3 bodas de más con la comedia a lo 'hermanos Farrelly', aquí vuelve a mirarse en Hollywood, algo que no le importa reconocer. Tampoco le molesta que le califiquen como 'director de géneros americanos'. “Yo escojo las películas que me suponen un reto, luego te etiquetan y me encanta, porque eso significa que mi filmografía se está ampliando y que sigo haciendo películas", cuenta Javier Ruiz Caldera.

Su optimismo contagia, y cuesta encontrar en el cine español alguien que acepte su condición de director de encargo con tanta humildad. Porque Ruiz Caldera no escribe sus guiones, sino que intenta hacer suyo el trabajo previo de otro, algo que en España choca con una política de autores que encumbra a los directores/guionistas. “En EEUU casi ningún director considerado autor, Eastwood, Spielberg, escribe sus guiones. Aquí eso es menos habtiual, porque hay menos industria, así que un director se tiene que escribir sus guiones y un guionista ponerse a dirigir su película. Yo me encuentro en una situación privilegiada en la que recibo guiones maravillosos y mi trabajo consiste en escoger cuál es el que considero más apropiado para ser mi próxima película”, añade el realizador.

Sólo podemos hacernos fuertes con el apoyo del público, y nosotros tenemos que hacer películas que gusten al público para generar esa industria

Aun así se las apaña para poner su toque en cada título, un filtro que le está convirtiendo en uno de los directores cómicos más prometedores del cine español. “Intento dar a todas mis películas un punto original. Obviamente haces la película que a ti te gustaría ver en pantalla y eso implica que aportas tu sensibilidad. Además escoger a los mismos actores es una manera mía, absurda y ridícula, de buscar una autoría”, confiesa riéndose.

Otra de esas etiquetas que ponen a sus películas es la de 'no parece española', un tópico que le hace mucha gracia, y que cree que poco a poco va desapareciendo. Para la industria tiene palabras de ánimo y prefiere hacer autocrítica, aunque es consciente de su “débil estado”. “Sólo podemos hacernos fuertes con el apoyo del público, y nosotros tenemos que buscarlo, buscar películas que gusten al público para generar esa industria. En los últimos años se están haciendo títulos más diferentes entre sí, que abarcan más temas, más géneros, y eso es lo que tiene que tener una cartelera sana en la que puedas ver una obra de autor de Rebollo, de Jonas Trueba, pero también una de acción o una de Bayona, de Amenábar, o una mía”, zanja.

Sueños de niño

Para Javier Ruiz Caldera adaptar Anacleto es un sueño hecho realidad. El de un niño que no jugaba al fútbol, no le gustaban los coches y no hacía deporte, un chaval que disfrutaba leyendo cómics y que se pasaba el día absorto en sus historias. “Siempre han estado muy presente en mi vida, y siguen estándolo, en la maleta llevo un cómic de hecho. Yo leía igual a Anacleto, a Spider-Man… y no distinguía si era español o americano, eran cómics que me molaban mucho, y creo que esta película es el resultado de ese cóctel referencial”, dice un director cuyo siguiente proyecto será otra adaptación de un cómic español: Superlópez.

Yo no distinguía si lo que leía era español o americano, eran cómics que me molaban mucho, y creo que esta película es el resultado de ese cóctel referencial

Para ella contará con un guion de Borja Cobeaga y Diego San José en un proyecto “complicadísimo y muy grande” que Ruiz Caldera cree que puede “ser maravilloso”. Para ello tendrán que encontrar la financiación para una película demasiado cara para la industria española, pero demasiado pequeña y local para ser rodada en inglés y coproducida con Hollywood.

Anacleto se enfrenta ahora a su misión más complicada, triunfar en la taquilla, y su director a reforzarse en una industria para la que le gustaría adaptar todos los tebeos y novelas gráficas que se han hecho en nuestro país: “tenemos mucho material, espero que me llamen para todos”.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios