los secretos del filme

Catalanes y vascos unidos por ocho apellidos

La segunda parte de la película más taquillera de la historia del cine español rueda en Girona antes de pasar por Madrid y Sevilla. Estas son las claves del filme más esperado

Hace poco más de un año conocimos a Amaia y a Rafa, vasca y andaluz que conquistaron a más de nueve millones de espectadores con su historia de amor y hermanamiento entre vascos y andaluces. Por si alguien no se había dado cuenta hablamos de Clara Lago y Dani Rovira, protagonistas de Ocho apellidos vascos, esa peliculita por la que nadie daba dos duros y que se convirtió en el filme más taquillero de la historia del cine español haciendo que la cuota del cine nacional del año pasado llegara a cuotas históricas y provocando un acercamiento entre los espectadores y nuestras películas.

Con semejantes datos la secuela era cuestión de tiempo, y ahora, poco a poco se está convirtiendo en una realidad dispuesta a reventar de nuevo los cines. El secretismo en torno a la producción ha sido feroz. Muchos rumores y pocas confirmaciones. Hasta ahora solo conocíamos que Cataluña sería uno de los nuevos escenarios y centro de las bromas del guion que vuelven a escribir los artífices en la sombra, Diego San José y Borja Cobeaga.

Clara Lago, Emilio Martínez Lázaro, Paolo Vasile, Dani Rovira, Belén Cuesta y Ghislain Barrois (J.Z)
Clara Lago, Emilio Martínez Lázaro, Paolo Vasile, Dani Rovira, Belén Cuesta y Ghislain Barrois (J.Z)

La Zona y Telecinco Cinema, productoras del filme, han abierto las puertas de su rodaje en Girona para que la gente conozca un poco más lo que se va a encontrar en una secuela en la que quieren preservar el factor sorpresa a pesar de que son conscientes del interés de todo el mundo por saber todo. El Confidencial ha estado en la presentación del filme más esperado del momento para contar todos sus entresijos.

Una reconquista española

La última vez que vimos a los protagonistas estaban montados en una calesa, felices y contentos, mientras Los del río cantaban Sevilla tiene un color especial. Pero poco duró la alegría para Amaia y Rafa. Esta secuela empezará con ellos separados. Peor que eso, el personaje de Clara Lago tiene un nuevo novio…¡Y es catalán! Algo que Koldo (Karra Elejalde) considera un sacrilegio. Así que irá hasta Sevilla para convencer al personaje de Rovira de que tienen que viajar a Cataluña para rescatarla.

'¿Hay algo más español que la Reconquista? Si quieres saber lo que va a ocurrir mira la historia'

Como contó Dani Rovira en la presentación a la prensa “¿Hay algo más español que la Reconquista? Si quieres saber lo que va a ocurrir mira la historia”. Pequeñas pistas que fueron soltando para aliviar la espera.

Reírse de nuestras diferencias

La trama que han ideado Cobeaga y San José volverá a ser la excusa para cachondearse de los tópicos andaluces, catalanes, vascos y españoles. Eso sí, sus responsables esperan que sirva, como la primera, para unir a la gente. Como comentó el Consejero Delegado de Mediaset, Paolo Vasile, la primera fue una “comedia conciliadora ante un discurso muy duro”, por lo que se tratará con cariño y dosis de mala leche el hecho diferencial.

El reparto de la segunda parte de
El reparto de la segunda parte de

Para Karra Elejalde la primera entrega fue “terapéutica y cicatrizante” y espera que esta vuelva a conseguirlo, aunque como añadió el director Emilio Martínez Lázaro: “Si alguien se siente ofendido no nos importa nada”.

Los catalanes pueden ir preparándose porque habrá sardanas, castellets y hasta una Plaza Pep Guardiola. Martínez Lázaro no estaba del todo convencido con la ocurrencia de los guionistas de crear un gag en torno al entrenador del Barça, ya que le parecía que había otras personas más peculiares, pero los guionistas le dieron un argumento de peso: "¿Has visto sus zapatillas?.

Las nuevas incorporaciones

Tres actores se incorporan a un reparto en el que vuelven a estar Dani Rovira, Clara Lago, Carmen Machi y Karra Elejalde. Ellos son Berto Romero, la gran Rosa María Sardá y Belén Cuesta.

Ya podemos decir que Romero hará del novio catalán de Amaia, y Sardá de su peculiar abuela. En el rodaje se pudo ver a un Romero con pintas de hipster del que prefieren preservar su aspecto para el público. Gente cercana al filme comentaba en el evento que la Sardá está única con su “peluca”. Por lo que parece que la actriz lucirá algún tipo de caracterización. Ellos serán Pau y Roser. Mientras que el personaje de Cuesta, Judith, se sigue manteniendo en secreto.

Exterior de la masía donde se rueda la segunda parte de 'Ocho apellidos vascos' (J.Z)
Exterior de la masía donde se rueda la segunda parte de 'Ocho apellidos vascos' (J.Z)

Rosa María Sardá destacó el placer de rodar con este equipo que parece un “grupo de teatro” en el que les han acogido perfectamente, y confesó que uno de los motivos de aceptar el papel fue reencontrarse con “su Carol”, en referencia a que volverá a rodar con Clara Lago trece años después de El viaje de Carol.

Para Karra Elejalde el éxito de la película está en la labor de Emilio Martínez Lázaro, que saca lo mejor de ellos gracias al ambiente que crea durante el rodaje.

El título

La pregunta del millón, ¿cómo se llamará esta secuela? Tanto los productores como el director aseguraron que no hay un título definitivo, pero que algo de “apellidos vascos tendrá que tener”.

Habrá que tener en cuenta, aunque Paolo Vasile no quiso hacer referencia a ello cuando fue preguntado, que el productor José Frade registró varias opciones (8 apellidos catalanes y 8 apellidos madrileños) que limitan las posibilidades.

Una curiosidad: en la claqueta del rodaje había un nombre escrito. 9 apellidos vascos.

¿Habrá boda?

La localización que se enseñó a la prensa es una espectacular masía catalana en Girona, construida en el siglo XII y mantenido lo más virgen posible de modernidades y excesos, algo que hizo que los productores se decantaran por ella para rodar.

Allí, que en la película será la casa de la Sardá, también se pudo observar una carpa blanca, llena de sillitas blancas bien colocadas, donde tuvo lugar la rueda de prensa. Una construcción que tenía pinta de ser el escenario de una boda, algo que no se quiso confirmar. ¿Habrá boda entre Amaia y Pau? ¿O entre Amaia y Rafa?

Carpa del rodaje de la secuela de 'Ocho apellidos vascos' (J.Z)
Carpa del rodaje de la secuela de 'Ocho apellidos vascos' (J.Z)

Además de la masía se ha rodado en la zona del Ampurdán, en Sevilla (aprovechando la Semana Santa), y se rodará en escenarios conocidos de Madrid (entre los que estará la estación de Atocha). Por supuesto se ha vuelto a Euskadi, al pueblo ficticio de Argoitia, escenario del primer filme que se recupera en esta secuela.

Segundas partes nunca fueron buenas

La maldición de que segundas partes nunca fueron buenas planea por el rodaje del filme. Tanto que Ghislain Barrois comenzó la presentación ante los medios diciendo que aunque muchos crean que es imposible hacer una buena secuela “también decían que era imposible hacer una película más taquillera que Titanic”. Paolo Vasile dio la puntilla diciendo que él pensaba que no se tenía que haber hecho, incluso Martínez Lázaro confesó que en la primera reunión que tuvieron el italiano les dijo que hicieran lo que hicieran “iba a ser una mierda”.

'La primera película nace de la inspiración, y esta del condicionamiento, así que hemos tenido que trabajar más'

Vasile se ha convencido del proyecto y cree que será mejor que la primera ya que han trabajdo mucho más el guion. “La primera nace de la inspiración, y esta del condicionamiento, así que hemos tenido que trabajar más”, añadió. Ante tal panorama Berto Romero aprovechó cada ocasión para recordar buenas secuelas: El Padrino 2, El Caballero Oscuro, Aliens, El imperio contraataca… ¿Y Ocho apellidos vascos 2?

A vueltas con el estreno

¿Cuánto tendremos que esperar para ver la vuelta de Ocho apellidos vascos? En el pasado Festival de Málaga el rumor era que querían llegar a navidad para reventar la taquilla. Desde Telecinco Cinema aseguran no conocer la fecha todavía y que elegirla es un “proceso de alquimia”. Queda rodaje, postproducción y ver qué fecha es la mejor para no coincidir con ningún filme potente que pueda restarle público. Por lo que parece que la película tendrá que esperar a 2016.

Una decisión lógica por parte de la compañía, que para este año ya tiene Atrapa la bandera, de Enrique Gato, y Regresión, de Alejandro Amenábar, cuyo segundo tráiler se mostró ayer dejando una sensación mucho más positiva que su decepcionante teaser. El año que viene sería la guinda definitiva para acompañar a Un monstruo viene a verme, de Juan Antonio Bayona, y volver a arrasar en la taquilla. 

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios