Alexandre Desplat, el nuevo John Williams
  1. Cultura
  2. Cine
doble nominado al oscar por sus bandas sonoras

Alexandre Desplat, el nuevo John Williams

El compositor francés saltó a Hollywood hace 8 años y desde entonces todos los directores quieren que componga su música

placeholder Foto: File photo of composer alexandre desplat celebrating after winning the award for best music for "the grand budapest hotel" at the bafta awards ceremony in london
File photo of composer alexandre desplat celebrating after winning the award for best music for "the grand budapest hotel" at the bafta awards ceremony in london

Este año en los Oscar hay una persona que ha conseguido hacer doblete. Su nombre no ha salido en las portadas de las revistas más importantes y seguramente nadie le pare en la alfombra roja el próximo sábado, a pesar de ser la persona que ha recibido más nominaciones en los últimos años. Se trata de Alexandre Desplat (París, 1961), si no les suena echen un vistazo, o mejor, una escucha, a su trabajo en películas como El escritor, El discurso del Rey, Moonrise Kingdom o Argo.

Desplat es el compositor de la banda sonora de todos esos títulos, y de otros tantos hasta sumar los 158 'scores' que componen su carrera. Este año intentará conseguir su primera estatuilla tras ocho nominaciones, y lo hará con dos de los filmes que optan a más premios: El gran hotel Budapest, de Wes Anderson, y Descifrando Enigma, de Morten Tyldum.

El compositor francés Alexandre Desplat está dos veces nominado a los Oscar este año por sus bandas sonoras de 'Descifrando Enigma' y 'El gran hotel Budapest', desde 2007 ha optado ocho veces al premio

Todo hace indicar que este año se llevará el galardón, al que optó por primera vez en 2007 con la banda sonora de The Queen, de Stephen Frears. Desde entonces ha sido candidato todos los años menos en 2008 y en 2012. La película británica le abrió las puertas de Hollywood, y le convirtióen el compositor soñado por toda producción de prestigio. Desde el cine de autor, hasta los taquillazos más sonados.

2014 es una muestra de lo heterogénea que es la carrera de Desplat, cinco trabajos para títulos tan diferentes como Godzilla, Invencibleo los dos trabajos por los que opta al premio de la Academia de Cine de Hollywood. Su colaboración con Wes Anderson se ha convertido en un clásico. Colaboraron por primera vez en Fantástico Sr. Fox, en 2009 (su segunda candidatura al Oscar), y desde entonces ambos forman uno de los tándems artísticos más sólidos de Hollywood.

Con el director de El gran hotel Budapest es capaz de desplegar su lado menos academicista y ofrecer bandas sonoras más personales y arriesgadas. Para Fantástico Mr. Fox introdujeron el sonido de instrumentos de juguete, y en esta ocasión utilizaron un instrumento como el Címbalo, propio de la música gitana y con el que había jugado en sus primeras composiciones. El compositor alababa hace poco en una entrevista en Entertainment Weekly el uso que hacía Anderson de la música, comparándolo con Jean-Luc Godard.

Siguiendo al maestro

Con su doble nominación al Oscar iguala el logro de dos de los grandes compositores de la historia del cine: Bernard Herrman y John Williams. Las comparaciones con este último son cada vez más recurrentes, y es que ambos tienen muchos nexos en común.

Ambos trabajan a un ritmo inhumano. John Williams escapaz de entregar el mismo año partituras tan dispares y efectivas como las de Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith, Memorias de una geisha y Harry Potter y el Caliz de Fuego. Desplat ofrece cada año cuatro o cinco bandas sonoras con las que se confirma como el heredero de Williams.

Las famosas películas del mago británico son otro de los puntos de unión entre ambos. Fue John Williams el que se encargó de las bandas sonoras de Harry Potter durante las tres primeras entregas de la serie, el que marcó las pautas y el que compuso un tema central fácilmente reconocible y que ya es parte de la historia del cine reciente. Para los capítulos finales David Yates recurrió a Alexandre Desplat. Un fenómeno comenzado por Williams y terminado por su sucesor.

Además Desplat aprovecha cada ocasión para mostrar reverencia al compositor de la música de Tiburón: “Él es quien me enseñó que había una forma de componer música contemporánea usando la influencia de los clásicos del siglo XX, que es mi siglo favorito de la historia de la música, y que eso se podía usar en el cine”, explicaba el compositor en una entrevista en la web Staticmass.

Alexandre Desplat define su trabajo con una máxima: que la música tenga entidad y funcione también sin el apoyo de las imágenes de la película, como explicó en la web Hitfix.com: “Esa es la lección que gente como John Williams, Bernard Herrman, Nino Rota y Georges Delerue nos dejaron, escribir música maravillosa que puede sostenerse por sí sola”.

Para 2015 el alumno aventajado vuelve a tener un saco de bandas sonoras en la cartera. Ni el éxito ni los premios le hacen parar, y seis películas llevarán su sello. Mateo Garrone, Robert Guediguian, Wim Wenders… varios de los mejores realizadores fuera delcircuitohollywoodienseque han conseguido que Desplat vuelva a componer la partitura del cine europeo de este año.

Hollywood Alexandre Desplat Premios Oscar 2016 Cine
El redactor recomienda