Chaves Nogales inédito: claves del periodista más moderno en la España más dramática
  1. Cultura
PUBLICA LIBROS DEL ASTEROIDE

Chaves Nogales inédito: claves del periodista más moderno en la España más dramática

La edición de Ignacio Garmendia de cinco volúmenes muestra en un orden cronológico y temático a un escritor sin retórica y valiente testigo directo de un periodo convulso

Foto: El nieto de Manuel Chaves Nogales, Antony Jones Chaves (EFE).
El nieto de Manuel Chaves Nogales, Antony Jones Chaves (EFE).

Manuel Chaves Nogales fue el periodista más moderno del tiempo tan al límite, dramático y vibrante que vivió. Lo es por su capacidad para incorporar la tecnología a su trabajo (su inseparable Underwood, la linotopia, la radio, el teléfono, el automóvil y el avión que tanto le fascinaba). Lo es por su visión, vocación y experiencia internacional que muy pocos tenían en la época… “y que ya muchos querrían hoy para ellos”, aporta a El Confidencial Luis Solano, editor de Libros del Asteroide.

También fue el más moderno porque su estilo se basaba en una voluntad expresiva, pura narración, sin retórica. Por eso sus textos son tan legibles hoy en día. Podrían haberse escrito en este diciembre de 2020, ya listos junto al resto del periódico para entrar en la rotativa; o como si ya hubieran despegado de la bandeja de salida de su correo electrónico para publicarse en la portada de un diario digital.

Foto: Carlos Alsina, conductor del primer tramo de 'Más de Uno'. (FOTO: Onda Cero)

Faltan por descubrirse no menos de 100 textos escritos en revistas y periódicos latinoamericanos; algún archivo sonoro de su trabajo en la BBC y conferencias emitidas en Unión Radio (Madrid), pero la monumental obra completa —cinco volúmenes— de Chaves Nogales (Sevilla, 1897-Londres, 1944) que acaba de editar Libros del Asteroide representa la compilación definitiva de un autor capital de las letras españolas del siglo XX.

Estamos ante un excelso periodista que traza paisajes y paisanaje de su Sevilla natal; el que relata el Madrid de la dictadura de Primo de Rivera; el crítico y leal a la II República, que llegó como un régimen legítimo “donde todas las ideas tienen cabida con lealtad y evitando los extremismos”; el hombre que viajó a la Rusia de la incipiente Revolución bolchevique; quien vislumbró, muy a su pesar, ya al principio de la Guerra Civil, que España sufriría una dictadura comunista o una dictadura fascista… y que comprobó con fatalismo que no pudiera existir un diálogo que hiciera viable una Tercera España; el exiliado en París y en Londres durante la Segunda Guerra Mundial.

Cintas y Garmendia

Ignacio Garmendia, exquisito editor de la colección de poesía de Vandalia (Fundación José Manuel Lara) que ha dedicado cerca de 3.000 horas a este trabajo, fue el elegido, en consenso entre Solano y la familia del autor, para ordenar los textos. Ha logrado una clasificación diferente a la elaborada por la investigadora María Isabel Cintas, figura decisiva y constante en el rescate de la vida y obra del escritor desde que dedicó su tesis doctoral al autor.

“Desde el principio me impresionaron ‘La agonía de Francia’ y ‘La defensa de Madrid’, que encontré en un periódico inglés”, señala Cintas a este diario. La profesora de la Universidad de Sevilla diseñó una distinción entre la obra narrativa y la periodística (reportajes, crónicas, entrevistas, artículos y columnas) que valora Garmendia: “Su trabajo de búsqueda de textos y documentación fue admirable”.

Retrato de época de Chaves Nogales (EFE).
Retrato de época de Chaves Nogales (EFE).

En cambio, en esta edición de Libros del Asteroide se ha optado por un criterio cronológico y temático. “En todo lo que publicó puso el cronista literatura”, explica Garmendia en la introducción de esta obra completa que incluye 68 inéditos aportados por Rocío López-Palanco. “El lector no le da demasiada importancia a dividir por categoría el trabajo de un escritor como Chaves Nogales”, argumenta el editor de los textos.

Chaves Nogales representa un modelo para muchos escritores en periódicos. Y fue un pionero. Lo confirman voces en torno al reportero y cronista que aplicó las técnicas narrativas de Nuevo Periodismo estadounidense 30 o 40 años antes que las celebridades de Tom Wolfe, Gay Talese, Norman Mailer o Joan Didion.

Luce “un periodismo nuevo, discreto y civilizado, que no reclama la atención del lector si no es con un motivo: contarle algo, informarle de algo

Juan Bonilla, Premio Nacional de Narrativa 2020: “Tenía conciencia de artesano y muy poca conciencia de autor”. Garmendia: “Carecía de ese afán obsesivo de protagonismo, a menudo plasmado en detalles banales, que distinguió a escritores como Capote”. Y esto se refleja, de una manera clarísima, insiste el editor de esta obra, en narraciones como ‘La vuelta a Europa en avión’, que luce “un periodismo nuevo, discreto y civilizado, que no reclama la atención del lector si no es con un motivo: contarle algo, informarle de algo”.

¿Periodismo o literatura?, se pregunta Andrés Trapiello en uno de los prólogos de esta obra completa: “Dejó resuelto el dilema con el reportaje directo: no renuncia al relato de los hechos, pero tampoco a contarlos de una manera literaria”. Muñoz Molina, en el otro prólogo: “El eje de la narración de Chaves es una persona concreta. Su obra entera contiene una galería de retratos tan definitivos como instantáneas del fotógrafo”.

Ignacio Garmendia (EFE).
Ignacio Garmendia (EFE).

Aunque algunos textos como ‘A sangre y fuego’ están en el terreno de la ficción (con un prólogo, muy personal, que sin duda es uno de los más brillantes de un autor español jamás escrito), Chaves Nogales no escribió novelas de largo aliento. En ‘El Heraldo’ de Madrid sí elaboró algunas “novelas sin fin”, en realidad, unos cuentos donde se dejaba al lector la posibilidad de ponerle punto final. “Las escribió para burlar a la censura y tuvo un gran éxito. Se premió a los lectores con la publicación en el periódico de los mejores finales”.

"Media Francia es ciclista"

‘Crónicas de la drole guerre’ (1939-1940) reúne 37 artículos hasta ahora desconocidos de Chaves Nogales, una singular, brillante y esclarecedora aportación a su corpus periodístico. Acude en París al centenario de Emilio Zola y lamenta que “todavía hoy es el hombre admirado y detestado del ‘Yo acuso’, más que el creador literario genial de una época”.

Bien delicioso es su artículo sobre el ciclismo en Francia del 30 de marzo de 1940:

Afortunadamente media Francia es ciclista. Apenas iniciada la primavera empieza el furor de la bicicleta. Y aún no han empezado las pruebas tradicionales; dentro de diez días correrán los ases el criterium de primavera y no tardaremos mucho en empezar a apasionarnos por la vuelta a Francia que se celebrará este año a pesar de la guerra, eludiendo sólo la zona de los ejércitos. Francia seguirá siendo la nación más ciclista de Europa y del mundo.

Chaves Nogales (EFE).
Chaves Nogales (EFE).

Escribió textos de transición entre décadas antes de su huida del país vecino, que estaba a punto de ser ocupado por Alemania. Su destino era Inglaterra. Se trata de una obra previa a ‘La agonía de Francia’, considerado uno de sus mejores libros. Estas crónicas, rescatadas por López-Palanco, están firmadas por el autor en su calidad de corresponsal de la agencia Havas para el periódico ‘Diario de la Marina’ de Cuba.

"La vitalidad de una nación como Francia se impone y triunfa en todas las circunstancias, aun en las más dolorosas"

La hiperactividad del prolífico Chaves Nogales, casi un grafómano, suena a actual en este 24 de diciembre de 2020 de limitaciones de movilidad y convivientes en la misma mesa. El arranque y el remate de su artículo escrito el 12 de diciembre de 1939 y titulado ‘París celebrará las Navidades con el júbilo y el bullicio de siempre’:

A pesar de la guerra, y a pesar de que no se celebrarán oficialmente las fiestas de las Navidades, París empieza a tener el ambiente característico y bullicioso de las Pascuas. La vitalidad o la inercia de una ciudad como París es más fuerte que todas las restricciones y todas las contrariedades.

A pesar de la guerra, se comerá, se beberá, se bailará y habrá juguetes y regalos. La vitalidad de una nación como Francia se impone y triunfa en todas las circunstancias, aun en las más dolorosas.

Un "espectáculo penoso"

Y remata estas ‘Crónicas de la drole guerre’, en las que como es habitual en su obra desaparece del foco y “recoge la voz de los otros, sale a la calle y casi nunca habla de él mismo”, como relata Garmendia. Un ejemplo es el artículo escrito poco más de dos semanas antes del desfile de las tropas alemanas por el Campos Elíseos del 14 de junio de 1940:

Un espectáculo penoso que se presenta en París es el de los refugiados, belgas en su mayoría, que llegan constantemente a la gran ciudad trayéndonos la imagen espantosa de la guerra. Se calcula que los hombres que se hallan en edad militar van siendo inmediatamente concentrados, y no pasará mucho antes de que se hallen otra vez organizados, encuadrados y en disposición de emprender la lucha por la patria invadida.

Exposición 'Chaves Nogales: Europa en Guerra' en Londres en 2019 (EFE).
Exposición 'Chaves Nogales: Europa en Guerra' en Londres en 2019 (EFE).

El Centro Andaluz de las Letras (CAL) de la Junta de Andalucía homenajea cada año a un autor vivo (en esta ocasión es el filósofo Emilio Lledó) y a otro fallecido. Chaves Nogales es el designado como clásico andaluz 2020. Además de una exposición comisariada por la periodista Charo Ramos, que también ha dirigido un gran catálogo de más de 250 páginas del autor, el CAL acaba de publicar un cuaderno didáctico denominado ‘Manuel Chaves Nogales. Democracia y periodismo’. Se trata de una nueva colección editorial destinada a que profesores y estudiantes andaluces tengan elementos de valor para radiografiar la vida y la obra de autores sureños de proyección. Hay conversaciones para que estos cuadernos se distribuyan en institutos de toda España

“Su modernidad absoluta y las circunstancias en las que vivió lo hacen un periodista muy interesante. Chaves advierte de los totalitarismos que van a destruir Europa y ya lo hace saber en los años 20. Es una persona que está en medio de los acontecimientos y que siempre denunció los radicalismos y los extremismos. Fue un gran defensor de la libertad de expresión”, argumenta Eva Díaz Pérez, directora del CAL.

Su voz, como la de Lorca

La antología de los textos, también a cargo de Ignacio Garmendia, se titula ‘En tierra de nadie’ y simboliza su actitud vital. Esta antología se terminó de imprimir el 27 de julio de 2020, el día del 100 cumpleaños de Pilar Chaves, hija del periodista, y residente en Marbella. Es la única de los cuatro hijos de Chaves (y la mayor) que sobrevive. Antony Jones Chaves, de 62 años, es el hijo de Pilar y nieto del periodista. Vive entre Madrid y Newcastle. "Es muy bonito ver la recuperación de su trabajo después de tantos años. Ha sido un trabajo de muchas personas. Lo más importante es que se lea su obra y que cada persona saque sus conclusiones, que es distinta para cada uno de nosotros", cuenta a este diario.

Díaz Pérez confiesa su “pena” porque muriera tan joven, apenas con 47 años. En el Londres de la posguerra las crónicas y artículos de Chaves Nogales hubieran logrado una gran influencia y se hubiera convertido en un autor de reconocida fama internacional. En su última crónica conocida, fechada en enero de 1944 en 'El Tiempo' de Bogotá, el periodista demuestra que está en un periodo de madurez. Todavía quedaban muchas páginas brillantes de Chaves Nogales por leer. Su escritura así lo demostraba.

Pilar Chaves, en una fotografía de 2011 (EFE).
Pilar Chaves, en una fotografía de 2011 (EFE).

Y su voz, igual que la de Federico García Lorca, sigue sin aparecer. El periodista grabó programas en la BBC para Latinoamérica. La última vez que Cintas estuvo en Londres fue en 2014 y no la encontró. También la ha buscado en Unión Radio, actual cadena Ser. “Quizá algún día, en alguna caja…”.

Tampoco quedan rastros de su biblioteca personal. Antes de huir a Londres, ordenó que se quemara todo lo que tenía en el apartamento de París. Temía que la Gestapo, como así ocurrió, registrara su casa. La metáfora de una tumba sin nombre en la capital británica (solo solucionada apenas hace un par de años) refleja la indiferencia de unos y de otros hacia Chaves Nogales, el más moderno, testigo directo de su etapa más dramática, cronista europeo de vanguardia y defensor de la libertad.

Libros
El redactor recomienda