PIDE 150.000 DÓLARES POR CADA INFRACCIÓN

Neil Young demanda a Donald Trump por usar su música en los mítines

El cantante, de 74 años, llevaba años amenazando al presidente para que no utilizara sus canciones, pero en los últimos mítines han vuelto a sonar sus temas

Foto: Neil Young, en una imagen de archivo (Reuters/Joshua Roberts)
Neil Young, en una imagen de archivo (Reuters/Joshua Roberts)

En 2018, Neil Young atacó duramente a Donald Trump por usar en sus mítines su canción de 1990 "Rockin’ in the Free World", a pesar de reiteradas advertencias para que no lo hiciera. El presidente hizo caso omiso de las amenazas del cantante y siguió usando ese tema en sus reuniones con sus seguidores. Ahora, Neil Young ha demandado a Trump.

El artista, de 74 años, pide 150.000 dólares en daños legales por cada infracción, unos 125.000 dólares al cambio. Además de la mencionada "Rockin’ in the Free World", también acusa al equipo para la reelección del presidente de usar “Devil’s Sidewalk" en los mítines. Ahora tendrán que ser los tribunales quienes decidan si hay una infracción en el uso de esas canciones.

Según explica Neil Young en la demanda a la que ha tenido acceso Fox, no se trata de "no respetar los derechos y las opiniones de los ciudadanos estadounidenses, que son libres de apoyar al candidato de su elección", sino que "no puede permitir que su música se use como una canción temática para una campaña divisiva y no estadounidense de ignorancia y odio".

Había más avisos

Desde que Donald Trump dio el paso en 2015 de presentarse a la presidencia de los Estados Unidos, la música de Neil Young ha estado presente en sus mítines, aunque el artista pidió expresamente que no lo hiciera. Por eso, en la demanda señala que el equipo de campaña de Trump "ha ignorado intencionadamente que el demandante le haya dicho que no reproduzca las canciones y deliberadamente procedió a reproducir las canciones a pesar de su falta de licencia".

"Rockin’ in the Free World" y "Devil’s Sidewalk" volvieron a sonar en el famoso mitin de Donald Trump en Tulsa del pasado 20 de junio

Son varios los artistas que se han quejado anteriormente por el uso de sus canciones en mítines políticos. Los últimos fueron los Rolling Stones, quienes amenazaron con denunciar a Donald Trump por usar sin permiso su clásico de 1969 "You Can’t Always Get What You Want" en sus mítines políticos. En el fondo de la demanda se encuentran algunos gigantes de la industria de los derechos discográficos como BMI o ASCAP.

Son grandes compañías cuyo catálogo incluye millones de canciones que pueden ser utilizadas por todos aquellos que pagan los derechos. Ese sería el caso del equipo de campaña de Trump, ya que deben ser los propios artistas quienes negocien con los tenedores de sus derechos en qué situaciones se pueden utilizar sus canciones y en cuáles no.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído