EL RESPONSABLE AÚN NO HA SIDO DETENIDO

Un turista rompe una estatua centenaria en Italia por hacerse un selfi

El director del museo pide justicia después de que un turista austriaco se sentara sobre una estatua de Antonio Canova y le rompiera parte de los pies

Foto: 'Venus Victrix' es una obra de Antonio Canova en la que mitifica a Paulina Bonaparte como la diosa Venus. (Facebook)
'Venus Victrix' es una obra de Antonio Canova en la que mitifica a Paulina Bonaparte como la diosa Venus. (Facebook)

Los museos necesitan de turistas para sobrevivir y para los turistas, los museos son parte imprescindible de una visita a cualquier ciudad del mundo. Los unos no pueden vivir sin los otros, pero encontrar el término medio de entendimiento y convivencia no siempre es sencillo. Un ciudadano austriaco lo ha demostrado este pasado fin de semana en el norte de Italia.

Los responsables del Museo Canova de la ciudad de Possagno han denunciado el vandalismo cometido sobre una de sus esculturas más famosas. Antonio Canova realizó en 1804 una obra a Paulina Bonaparte, hermana de Napoleón, que ahora ha sufrido los efectos del turismo de masas: alguien se saltó todas las normas del museo y se sentó a sus pies para hacerse un selfie.

Se trata de 'Venus Victrix' y es un retrato en mármol que Antonio Canova realizó convirtiendo en mito a la hermana de Napoleón como si fuera la diosa Venus. Se ve que la obra le gustó demasiado a un turista que quiso sentarse sobre los mismísimos pies de la famosa escultura, dañándola gravemente. Pero lo peor es que abandonó el lugar sin denunciar los hechos.

En busca del turista

Los responsables del museo creen que se trata de un turista austriaco que se marchó del museo rápidamente, pero al que han podido identificar por las cámaras de seguridad. Aunque trataron de dar con él informando a los Carabinieri, aún no ha podido ser detenido. Mientras, el presidente de la Fundación Antonio Canova, Vittorio Sgarbi, pide justicia.

En declaraciones a Republicca, Sgarbi pide "claridad y rigor a la policía y al poder judicial, identificando al vándalo inconsciente con herramientas de seguridad, y no permitiéndole permanecer impune y regresar a su tierra natal. La cicatriz en la estatua de Canova es inaceptable". De momento, se sigue buscando al turista responsable de los hechos.

Italia valora una propuesta de ley que prevé hasta 8 años de cárcel y 100.000 euros de multa a las personas que dañen el patrimonio cultural. Si la medida hubiera entrado ya en vigor, el turista austriaco que, supuestamente, dañó la obra de Paulina Bonaparte podría recibir una sanción de 30.000 euros y se enfrentaría hasta a cinco años de prisión.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído