El año en el que... (I)

1983, el año en el que todo el mundo escuchó 'Thriller' de Michael Jackson

Fenómenos culturales que marcaron un año de nuestras vidas en la serie más nostálgica y apasionante del verano

Foto: 'Thriller', de Michael Jackson ha vendido más de 66 millones de copias en todo el mundo
'Thriller', de Michael Jackson ha vendido más de 66 millones de copias en todo el mundo

Era el 31 de diciembre de 1983 y las familias de toda España estaban delante del televisor viendo el especial de Nochevieja que por supuesto emitía Televisión Española, el único canal disponible, y también, por supuesto, presentaban Martes y Trece. Eso sí, cuando eran tres. Durante aquellos días se había anunciado con denuedo el estreno del nuevo videoclip de Michael Jackson, el chico de oro de aquel año, el creador de 'Thriller', el álbum que había vuelto loco a todo el planeta. Y ahí estaban el padre, la madre, la abuela, los tíos, los amigos esperando aquel cortometraje que revolucionaría la estética de los videoclips.

“Nosotros éramos como unas treinta personas en casa y recuerdo perfectamente el revuelo y la expectación, con todo el mundo mirando el video y comentándolo”, comenta Joan Vich, manager y organizador de varios festivales, entre ellos el FIB -hasta este año - y el Monkey Week. Entonces tenía once años y, como recalca, “recuerdo perfectamente dónde estaba el día que se estrenó el video de ‘Thriller’ en España, y el día que murió Michael Jackson también (en una furgoneta, volviendo de ensayar). Creo que hay pocos artistas de los que recuerde ese tipo de momentos puntuales con tanta concreción”.

Michael Jackson ya era muy popular antes de 1983. Primero con sus hermanos, los Jackson Five, pero después también en solitario con el disco 'Off the Wall', que había lanzado en 1979 de la mano del productor Quincy Jones, una de las personas clave en el estilo de la música que triunfó en los años ochenta. Así lo ve también Luis J. Menéndez, crítico musical en el revista Mondo Sonoro: “Quincy Jones, productor, y Michael Jackson, con una larga carrera ya a sus espaldas al frente de los Jackson 5, fueron capaces de unir la tradición de la música negra de baile (funk, r’n'b, disco…), actualizarla y darle un empujón hacia el futuro, de tal forma que ‘Thriller' ha terminado convirtiéndose en una suerte de canon de los ochenta, como en menor medida pudieron ser también ‘Born In The USA’, de Springsteen o ‘Like A Virgin’, de Madonna".

Pero pese al éxito de otros discos ochenteros, ‘Thriller’ fue un bombazo incomparable con sencillos que se bailaron en todas partes en aquel año 83 como ‘Beat it’ o ‘Billie Jean’. El video musical de ‘Thriller’ con el famoso moonwalk y aquella estética de peli de terror (ochentera) solo fue la guinda al pastel. Además, cambió por completo a la industria musical. A día de hoy es el segundo disco más vendido -solo le superan los Greatest Hits de The Eagles- con 66 millones de copias, según 'El libro Guinness de los Récords'.

El disco, también producido por Jones, se había publicado el 30 de noviembre de 1982 y el primer sencillo que se lanzó fue ‘The girl is mine’, escrita por Jackson y que este cantaba junto a Paul McCartney. Ahí ya se encuentra una de las razones que hacen de este álbum algo tan poderoso: el músico se había sentido ninguneado en la industria por ser negro, los medios, decía, no le habían hecho caso por este motivo, después de haber triunfado por 'Off The Wall'. Así que no le quedaba más remedio que hacer el mejor disco de toda la historia y para ello quiso acompañarse de lo mejor. Y lo mejor habían sido Los Beatles. A falta de John Lennon, asesinado en 1981, quedaba McCartney. Este sencillo también llegaría al número uno de la lista de los 40 Principales en las primeras semanas de enero del 83.

España, 83

¿Y cómo éramos en 1983 cuando nos arrasó este disco con una portada en la que Jackson acaricia un cachorro de tigre? (No se ve, pero en la foto original está). Pues acababa de arrasar el Partido Socialista en las elecciones de octubre de 1982. Fue cuando Felipe González y Alfonso Guerra alcanzaron la enajenante cifra de los 202 diputados. Enajenante porque eso vuelve loco a cualquiera. España entera era socialista. España quería cambio y Guerra, con aquello de “a este país no le va a reconocer ni la madre que lo parió” se lo iba a dar. España cambiaba a Suárez y la UCD por los jóvenes del PSOE . En aquel entonces la media de edad de los ministros estaba en torno a los 40 años: Joaquín Almunia fue ministro de Trabajo con 34. Lo que pasó más tarde ya es otra historia.

EL REY DE ESPAÑA JUAN CARLOS I CON EL GOBIERNO DE ESPAÑA DEL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL DE 1982 EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO FELIPE GONZALEZ Y LOS MINISTROS ALFONSO GUERRA , MIGUEL BOYER , JOSE BARRIONUEVO , EDUARDO SERRA , FERNANDO MORAN , NARCIS SERRA , JAVIER SOLANA , CARLOS SOLCHAGA , JOAQUIN ALMUNIA , ERNEST LLUCH
EL REY DE ESPAÑA JUAN CARLOS I CON EL GOBIERNO DE ESPAÑA DEL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL DE 1982 EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO FELIPE GONZALEZ Y LOS MINISTROS ALFONSO GUERRA , MIGUEL BOYER , JOSE BARRIONUEVO , EDUARDO SERRA , FERNANDO MORAN , NARCIS SERRA , JAVIER SOLANA , CARLOS SOLCHAGA , JOAQUIN ALMUNIA , ERNEST LLUCH

Si en términos políticos el 82 terminaba de forma ilusionante, en cuestiones económicas no lo era tanto. Por ejemplo, algunos datos: la tasa de desempleo se situaba en el 16,6% (según la EPA) en una curva ascendente, ya que para 1983 se había llegado al 17,9%. Perjudicaba mucho más a las mujeres, que comenzaban a incorporarse al mercado laboral (al igual que a los estudios universitarios). Esta curva alcista no se empezaría a bajar hasta los inicios de los años noventa, sobre todo en 1992. Después ya vendrían también otros números.

Si en términos políticos el 82 terminaba de forma ilusionante, en cuestiones económicas no lo era tanto. La tasa de desempleo se situaba en el 16,6% en una curva ascendente

La media salarial entonces estaba en 1.405.100 pesetas (8.463 euros). Dicen las estadísticas que se había producido un aumento del 10% con respecto al año anterior, pero, en realidad, no se había conseguido mucho más poder adquisitivo, puesto que la inflación había subido un 12%. Lo comido por lo servido. Algunos precios populares: el vinilo de Jackson podía costarte unas mil pesetas (seis euros), lo mismo que un libro de tapa dura; una entrada de cine te costaba unas 250 pesetas (1,5 euros) y la barra de pan -pan normal- andaba en torno a las 15 pesetas (0.15 euros).

Un año de tragedias

1983 fue un año, que si se mira desde lejos y a nivel panorámico, resulta un tanto trágico. Empezó siéndolo bastante para José María Ruiz Mateos, ya que el gobierno nacionalizaba en febrero su empresa Rumasa. Por cierto, que aquella acción del Gobierno socialista fue una sorpresa para casi todos. El editorial de 'El País' de aquel día 24 de febrero señalaba: “ Es, de hecho, la primera nacionalización decidida por el Gobierno socialista, que se presentó a las elecciones con un programa calificado por los observadores de socialdemócrata y hasta de neoliberal, y que no incluía una política nacionalizadora en ningún caso”. El propio periódico de PRISA se mostraba mosqueado con el ministro de Hacienda, Miguel Boyer, y la nula información ofrecida: “Fuentes gubernamentales aseguran que habrá una oferta a la iniciativa privada para que recupere algunas de las empresas, pero es preciso decir que al habitual desprecio por la información diáfana que el actual Gabinete viene demostrando se ha sumado en esta ocasión el silencio por motivos de estrategia política y económica”. Lo cierto es que más tarde Ruiz-Mateos demandó al Gobierno y acabó en la cárcel por fraude, evasión de divisas y apropiación indebida.

Al español medio, no obstante, le hacían más feliz otras noticias como el famoso 12 a 1 a Malta y la aprobación de la nueva Ley Laboral que instauraba, por primera vez (aunque cueste creerlo), las 40 horas de trabajo semanales y los 30 días anuales de vacaciones.

El accidente del vuelo 11 de Avianca a finales de 1983
El accidente del vuelo 11 de Avianca a finales de 1983

Además de las 44 víctimas por ETA, la mayoría de ellas policías y guardias civiles -eran los años más duros con el terrorismo- el año acabó con tres sucesos terribles, de los peores en nuestra historia democrática: dos accidentes de aviación con centenares de fallecidos en total -un avión de Avianca se empotró contra el suelo en Mejorada del Campo por una mala maniobra en el aterrizaje; y dos aviones, uno de Iberia y otro de Aviaco colisionaron en Barajas durante el despegue del primero- y el incendio de la discoteca Alcalá 20 en Madrid, en el que murieron 81 personas.

Comercial y creíble

Pero volvamos a la música y la cultura pop en aquellos inicios de los ochenta, que es mucho menos lúgubre. Cuando ‘Thriller’ llegó a nuestro país se tuvo que enfrentar a una lista de éxitos musicales -en Los 40 principales, que era la emisora que escuchaba todo el mundo- que entonces copaban ‘Bailando’, de Alaska y Dinarama, ‘Bienvenidos’, de Miguel Ríos; ‘Me colé en una fiesta’, de Mecano; ‘Qué dolor’, de Raffaella Carrá, ‘Felicidad’, de Albano y Romina Power; ‘Love is in control’, de Donna Summer. También se bailaba y cantaba a Mike Olfield y su ‘Moonlight shadow’, Bowie y ‘Let’s dance’, Tino Casal y ‘Embrujada’. Fue hasta el año de José Luis Perales y su meloso rompekaraokes ‘¿Y cómo es él?’, y el de un tipo que se llamaba Gonzalo, que hizo el superhit ‘¿Quién piensa en ti?’, que desapareció del mapa, pero que en los noventa se readaptó como productor detrás de los éxitos de Ella baila sola o Javier Álvarez. En cualquier caso, la lista ochentera hoy daría para un boda.

Pero el álbum que habían pergeñado Jackson y Jones estaba calculado para el triunfo, por mucha movida madrileña y cancioncita del verano que hubiera. Así lo estima el crítico musical de El País Diego Manrique, que sostiene que era un disco “para llegar al máximo público posible, con dosis calculadas de pop, disco, rock etc, todo pulido hasta el máximo brillo”. Esa fue una de las razones inmediatas de su éxito. “Y luego ayudó, claro, la gran presión promocional de su disquera. Los Jacksons eran conocidos/queridos en España: incluso habían visitado TVE en 1979”, apostilla Manrique.

Aparecer en todas las televisiones del mundo hizo que Jackson tuviera una exposición masiva. Y eso le convirtió también, como afirma Joan Vich, “en un fenómeno crossover que traspasaba generaciones, tribus y el fenómeno fan para convertirse en parte de la cultura popular, conocido tanto por sus fans como por las abuelas y los parroquianos del bar; un poco como pasó el año pasado en España con Rosalía”. A Jackson le bailaban los niños en la función del cole, se le bailaba en una discoteca, en la verbena del pueblo y en una boda. “Jackson hizo la conexión entre la música negra y el pop blanco y se convirtió en el icono que juntaba todo. Era comercial y a la vez tenía credibilidad musical. Yo empecé a leer revistas de música como Rockdelux en 1985 y ya te hablaban de él. Pero también salía en Los 40. Tenía detractores, pero fue una figura muy respetada en ambientes alternativos y comerciales. Tenía a los fanáticos de la música comercial y el respeto de la gente que se consideraba por encima de todo eso”, sostiene Vich.

Fue un fenómeno crossover que traspasaba generaciones, tribus y el fenómeno fan para convertirse en parte de la cultura popular, conocido tanto por sus fans como por las abuelas

De hecho también tuvo mucho que ver que España existiera un revista para adolescentes como 'SuperPop', que era una verdadero pelotazo para el fenómeno fan, como señala Luis J. Menéndez. “SuperPop se volcó con Michael Jackson y potenció el furor alrededor del artista y ‘Thriller’ entre los más jóvenes. Eso unido a la enorme influencia que en aquel momento tenían 40 Principales hizo el resto. El resultado es una bola de nieve que es difícil de imaginar y comprender desde la perspectiva actual en que la influencia mediática está infinitamente más atomizada que a principios de los ochenta”, reconoce este crítico.

Fenómeno MTV

Pero si hay algo que hace a Michael Jackson mundial a partir de 1983 es la MTV, la cadena que había empezado a emitir vídeos musicales las 24 horas al día en 1981 (para las generaciones más jóvenes: esta era la manera de ver vídeos antes de la era YouTube). La MTV era un canal por cable de la CNN en EEUU. Había que suscribirse y pagar por ver la tele, lo cual en España, con la excepción de Canal +, era algo casi impensable hasta hace casi cuatro días. Pero muchos de aquellos vídeos, que se habían iniciado con el de The Buggles, ‘Video killed the radio star’, un one hit wonder de los buenos, llegaban a todas partes.

Michael Jackson impulsó la MTV y la MTV impulsó a Jackson, ya que el cantante era uno de los más reclamados por los espectadores. Con el videoclip de 'Thriller', que en realidad era un cortometraje de 14 minutos rodado por John Landis, director de musicales como 'Granujas a todo ritmo' o 'Un hombre americano en Londres' y que entonces estaba considerado como uno de los grandes directores de Hollywood, la jacksonmanía fue total. Como no dejó de recordarlo TVE (aquí no teníamos todavía a la MTV). “No es sólo que el vídeoclip se presentase con la reverencia de un estreno televisivo o cinematográfico, sino que el machaque en TVE fue constante. En un momento en que la televisión tenía sólo dos canales, había constantes ajustes de tiempos entre programas con los “minutos musicales”, y el videoclip de ‘Thriller’ se repetía diariamente en diferentes franjas del día con media España pendiente de la televisión”, manifiesta Menéndez. Hoy el videoclip oficial acumula 666.212.980 visualizaciones en YouTube. Le sigue a corta distancia el de ‘Beat it’, con una de las coreografías grupales más famosas de todos los tiempos.

En el cine se fue a ver aquel año la tercera parte de 'La Guerra de las Galaxias', 'El retorno del Jedi'. También causó furor 'La fuerza del cariño', el dramón sobre el cáncer y las relaciones madre e hija, y el musical 'Flashdance', que elevó los calentadores a icono estético ochentero. Pero el rey, sin duda, fue Michael Jackson con sus minutos televisivos. Ya nada le bajaría de ese trono hasta muy pasados los noventa con los turbios asuntos judiciales y las acusaciones de pederastia y su muerte en 2009. Nada que se pudiera presagiar en aquel 1983 cuando su voz, su estilo y su música habían puesto a bailar a todo el planeta.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído