podían transportar hasta 150 toneladas

Heródoto no mentía: había barcos de carga en Egipto hace 2.500 años

El historiador describió un ‘baris’ tal y como él lo vio durante su viaje a Egipto, pero hasta ahora no había pruebas que confirmaran que aquel barco existió

Foto: La imagen del barco 17, tratada artísticamente por los descubridores (Foto: Christoph Gerigk / Franck Goddio / Fundación Hilti)
La imagen del barco 17, tratada artísticamente por los descubridores (Foto: Christoph Gerigk / Franck Goddio / Fundación Hilti)

Heródoto de Halicarnaso escribió 'Historia', nueve libros que han significado para el hombre moderno un testimonio impagable de la Historia, sobre todo en lo que se refiere a la antigua Grecia, pero también a otras grandes culturas de su época como fue la egipcia. De hecho, el libro segundo está dedicado íntegramente al viaje que el ‘padre de la Historia’ hizo por Egipto. En ese libro segundo, Heródoto hacía varias referencias a lo que él llamó ‘baris’, un tipo de barco de carga de hace 2.500 años. Hasta ahora no había evidencia científica de que aquella nave existiera de verdad, más allá de los textos del historiador griego, pero un descubrimiento ha conseguido dar validez científica a sus explicaciones.

Una investigación permitió encontrar en 2003 ‘el barco 17’. Se trata de una nave que debió ser hundida en la antigua ciudad portuaria de Thonis-Heracleion, cerca del delta del Nilo. Ahora, el estudio de ese barco ha permitido comprobar que todo lo que Heródoto escribió hace 2.500 años no era más que el reflejo de lo que estaba viendo en directo con sus propios ojos.

En el capítulo 96 de ese libro segundo de su ‘Historia’, el historiador griego dice textualmente: “Cortan tablas de dos codos de largo y las disponen como ladrillos. Insertan las tablas en espigas fuertes y largas. Cuando han construido su barco de esta manera, tensan vigas. Hay un timón que pasa a través de dos agujeros en la quilla. El mástil es de acacia y las velas de papiro”. En ese relato, los dos codos equivalen a un metro y las espigas fuertes y largas se refieren a trozos de madera.

Conservación extraordinaria

Los científicos han podido estudiar el 70 por ciento del casco gracias al excepcional estado de conservación del barco 17, algo que parece increíble después de más de dos milenios y que se debe a la capa de arcilla que hay en el fondo del Nilo y que ha ayudado a preservarlo. Y lo han datado en el periodo que va entre el 664 y el 332 antes de Cristo.

Así era Heródoto, según una escultura de mármol que se conserva en Atenas  (Reuters/Yannis Behrakis)
Así era Heródoto, según una escultura de mármol que se conserva en Atenas (Reuters/Yannis Behrakis)

El doctor Damian Robinson, director de Arqueología Marítima de la Universidad de Oxford, asegura a The Guardian que “Heródoto describía esos barcos como si tuvieran costillas por dentro. Y nadie sabía a qué se refería. Esa estructura no se había documentado arqueológicamente y ahora hemos visto que su descripción era exacta”. Según Robinson, los científicos habrían examinado hasta ahora el barco “de manera académica”, por lo que habían cometido errores.

Sin embargo, la exactitud de lo descrito por Heródoto comparado con el barco 17 encontrado podría significar no sólo que el historiador tenía razón, sino que, además, el barco al que él se refería podría haber sido construido en el mismo astillero. El barco 17 medía aproximadamente 28 metros, un tamaño grande para su época, y era capaz de mover 150 toneladas.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios