¿FEMINISMO O NEGOCIO?

Proyecto Amanecer: cómo Mattel cambió el cuerpo de Barbie para sobrevivir

El documental 'Desmontando a Barbie' en Movistar+ viaja a los meses previos a que la empresa modificara a su muñeca para hacerla más inclusiva: curvy, bajita y alta

Foto: Imagen del documental 'Desmontando a Barbie' durante el proceso de creación de los nuevos modelos.
Imagen del documental 'Desmontando a Barbie' durante el proceso de creación de los nuevos modelos.

En enero de 2016 se revelaba al mundo la nueva imagen de Barbie. La portada de Time dinamitaba los más de cincuenta años de historia del buque insignia de Mattel y mostraba el renacimiento de la marca: los cuatro modelos de Barbie incluían la original y tres nuevos tipos de cuerpo, curvy, bajita y alta. Era la decisión a la que había llegado una compañía que, después de años en la cresta de la ola, se enfrentaba a una de sus crisis más grandes.

¿Qué hubo detrás de la reinvención de Barbie? El documental ‘Desmontando a Barbie’ de Movistar+ regresa a los meses previos a esta drástica decisión, en los que las demandas de una sociedad más igualitaria y moderna y la necesidad de levantar una empresa convergieron en una decisión que no dejó indiferente a nadie.

“Barbie era todo lo que no queríamos ser y lo que nos decían que fuéramos”, comentan algunas activistas entrevistadas en el documental. Por entonces, Barbie era alta, flaca, con una cintura casi inexistente y largo pelo rubio. Y blanca, por supuesto. “Era moderna pero su feminismo se basaba en un consumismo ostentoso”.

Uno de los episodios más controvertidos de la muñeca fue su colección ‘Teen Talk Barbie’, que saltó a la venta en 1992 y pronunciaban frases como “¿Tendremos alguna vez suficiente ropa?” o “La clase de Mates es difícil”. Fueron criticadas por la Asociación Americana de Mujeres Universitarias y años después se ganaron su propia parodia en Los Simpson. “Doy gracias por no haber crecido con Barbie”, continúan en el documental.

Aunque hacía por adaptarse a su tiempo y, al mismo tiempo que la mujer, comenzaba a practicar todo tipo de profesiones consideradas clásicamente masculinas -astronauta, doctora o ingeniera- el físico de Barbie siempre fue objeto de controversia. Para Peggy Orenstein, autora de ‘Cenicienta se comió a mi hija’, la muñeca personifica preocupaciones como “eres demasiado guapa como para que te tomen en serio o no eres lo suficientemente guapa como para que lo hagan”.

“Barbie es demasiado complicada como para limitarnos a odiarla o a imitarla”. Desde Mattel, resumen su esencia: “¿Cuándo no ha sido Barbie objeto de controversia?”

En 2014, las ventas de Barbie cayeron un 21% a nivel global. En octubre de 2014, cayeron por cuarto trimestre consecutivo y los ingresos de la compañía descendieron un 60%. “A veces la cultura avanza tan deprisa que Barbie puede quedarse atrás”. Si quería sobrevivir, la muñeca y sus creadores debían adaptarse.

¿Qué hubo detrás del cambio de Barbie?

“Ser positivos con el cuerpo es algo que se ha ido imponiendo lentamente en la conciencia de la gente, en gran parte a través de internet y las redes sociales“, dice Andi Zeisler, cofundadora de Bitch Media. Mattel fue consciente de eso, como apunta Richard Dickson, presidente de la compañía. ‘Desmontando a Barbie’ acompaña a las responsables -la enorme mayoría fueron mujeres- desde el nacimiento del primer borrador que cambiaría el ADN de Barbie hasta el anuncio oficial en la revista Time.

Fue un cambio radical. Al menos así lo definen sus creadoras. En el otro lado, Roxane Gay, autora de ‘Mala feminista’ y entrevistada por el documental, coge un modelo de Barbie ‘curvy’ mientras muestra media sonrisa de incredulidad. “Es un avance pero, por otra parte, el listón está bajo. Me encantaría ver una Barbie gorda de verdad”, dice. Aunque asume que es un paso en la dirección correcta.

Es un avance pero, por otra parte, el listón está bajo. Me encantaría ver una Barbie gorda de verdad

Desde qué se considera un cuerpo normativo hasta acabar con la supremacía blanca que representaba la Barbie estándar. El cambio que había que hacer tenía que convertir a la muñeca en relevante para la sociedad actual y conseguir que fuera un reflejo de lo que ocurría en el mundo. El resultado fue una “combinación de cuerpos y tonos de piel que no se había hecho hasta ahora”.

No hubo consenso desde el minuto uno, desde luego. El documental muestra posiciones enfrentadas entre los altos cargos de Barbie. “Me pone nerviosa este concepto, que vayamos a perpetuar una conversación sobre el cuerpo. Que al cambiar su cuerpo sea como decir que hay algo malo en él”, dice Michelle Chidoni, relaciones públicas de Barbie y partidaria de mantener a Barbie como hasta ahora. “¿Por qué no podemos dejar que los niños jueguen con esta muñeca y que usen su imaginación y tengan grandes sueños sin cambiar su cuerpo?” En contraposición, la opinión que terminó prevaleciendo: “Sí, habéis hecho muchas cosas pero sigue siendo demasiado delgada”.

Bocetos para los nuevos modelos de Barbie ('Desmontando a Barbie').
Bocetos para los nuevos modelos de Barbie ('Desmontando a Barbie').

Finalmente, nació ‘Proyecto Amanecer’, la iniciativa que daba luz verde para rediseñar el cuerpo de Barbie y que trajo consigo nuevos problemas. Uno de los aspectos polémicos de Barbie era su hueco entre los muslos, el peligroso ‘thigh gap’, algo que las diseñadoras decidieron eliminar, no sin complicaciones. “Como diseñadora de juguetes sé que tiene que haber hueco entre los muslos para que las piernas se muevan”, explica Kim Culmone, directora de diseño de Barbie.

Añadir nuevos modelos de Barbie también supuso un cambio en el sistema de juego que existía desde hacía más de 50 años: una Barbie con más curvas o una más alta no cabrán en los mismos lugares que la Barbie original y la Barbie más bajita, con un tamaño de pie distinto, no podrá compartir zapatos con las demás. Sin embargo, su lanzamiento siguió adelante bajo el lema ‘El mundo de Barbie evoluciona’. “Las muñecas ‘curvy’, alta y pequeña posan al lado del cuerpo original”, compartía la marca en su Instagram para anunciar el nacimiento de su nueva era.

Para la empresa, el ‘Proyecto Amanecer’ fue su forma de mostrar la belleza de diferentes maneras. Otras posturas enfrentadas, entonces y ahora, siguen negando con la cabeza. “A Barbie la ha obligado a cambiar el poder del dólar”.

* Este artículo está escrito por Paula Cantó, pero incluye una firma genérica porque corresponde a una periodista que hoy hace huelga.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios