ENTREVISTA

Vuelve David Civera: "Viví mis mejores y peores años, nadie preguntó si estaba bien"

El cantante que despegó con temas como 'Dile que la quiero' vuelve con nuevo sencillo; hablamos con él de su época dorada, de las presiones de la industria, de política y el 8M o Eurovisión

Foto: David Civera publica 'Mundo Diverso' (Imagen: Toni Galán)
David Civera publica 'Mundo Diverso' (Imagen: Toni Galán)

“Cómo me gusta que me echéis de menos”, responde riendo al preguntarle dónde ha estado estos últimos años en los que ha mantenido un perfil bajo. David Civera (Teruel, 1979), autor de las canciones que hicieron bailar a todo el país allá por los primeros 2000, el que pedía que la detuvieran, aunque siguió dentro del mundo de la música, llegó un momento en el que decidió apartarse para centrarse en su familia, pero también para buscar lo que le apetecía hacer. Lo ha encontrado y regresa con su ‘Mundo Diverso’.

Aunque continúa con los ritmos bailables que lo catapultaron al éxito en la veintena, Civera quiere incluir en sus letras “todos los mensajes de reflexión o de empatía, de diversidad y de valores que necesitamos hoy”. ‘Mundo Diverso’ nació en su cabeza tras los atentados de Barcelona y evolucionó de un prototipo que presentaría para Eurovisión 2018. “Quiero aprovechar la profesión que tengo para mandar un mensaje de amor. Quiero mandar un mensaje al mundo para que sea más bonito. No es una utopía, será lo que queramos que sea”, explica.

Se define como “excesivamente responsable y perfeccionista” y asegura que posee dos vertientes. “Se me ha conocido más por mi parte de personaje canalla pero yo siempre he sido muy compositor, cantautor y muy emocional”. Una de sus mitades se relegó para que la otra se ganara al público pero ahora Civera recupera su otra identidad. En 2009 dejó de ceder a las presiones y publicó ‘Podemos elegir’. “Hice lo que quería y desde entonces he peleado por ser yo mismo y no voy mal, llevo otros diez años. Con otros objetivos y otras prioridades, con menos proyección, pero más feliz”.

Hice lo que quería y no voy mal, llevo otros diez años. Con otros objetivos y menos proyección, pero más feliz

¿Cómo se vuelve al ruedo después de haber conquistado las pistas de baile con solo veinte años? “Cuando estás tantos años en el número uno consecutivo, cuando estás en lo más alto, solo queda caer”, reflexiona. “Y cuando caes, la hostia -con perdón- puede ser más gorda o más débil”, ríe. “La mía fue moderada”.

"La música no da para vivir"

“No tengo que hacer lo que me dicen, quiero hacer lo que yo quiera hacer”. Es algo que repite durante la entrevista porque, hace años, Civera debía ceder a las peticiones de la industria. “Un artista interpreta o produce un trabajo y lo defiende. ‘Bye bye’ no tiene nada que ver con mi forma de ser, soy un personaje que defiende ese show de años 20. ‘Que la detengan’ es una canción divertida y canalla y me lo pasé muy bien porque tenía 22 años”. Pero ahora, dice, tiene cuarenta y otras cosas que contar.

“Nadie conoce la presión que sentimos los artistas y lo que cuesta liberarse y ser uno mismo”, asegura. Pone de ejemplo a Pablo López, a quien le han “insistido mil veces que cambie de estilo”, pero que al final “ha explotado con su verdad”. “Si a Pablo López le hacen cantar un ‘Bye bye’ lo matan”, ríe. Aunque aprecia sus antiguas canciones, hay algunas que no salva. “Quizá ‘El orgullo y la Visa’, aquella ranchera que hice rozando la fiesta. Esa ya no la canto tanto”, contesta preguntado por si alguna le chirría ahora. “Ahí fue rizar el rizo a petición de la compañía”.

Ahora, después de los años dorados, Civera sigue en la música solo por vocación. “Mis años económicamente rentables acabaron hace tiempo”, cuenta. “Yo luego me he ido montando mis empresas o mis productoras y actualmente, mi negocio donde administrar capital no es la música”. Para el artista, la música es una inversión que luego recupera, “pero no como para vivir”. “Tampoco hay conciertos en directo como había antes, se apoya poco a la cultura musical. Todo se ha reducido a macrofestivales”. A lo largo de su trayectoria, Civera ha realizado más de mil conciertos en ayuntamientos. “Quizá es eso, que lo he hecho todo ya”, ríe.

Los 2000: "Nadie me preguntaba si estaba bien"

Después de que interpretar ‘Es una experiencia religiosa’ de Enrique Iglesias en 'Lluvia de estrellas' le diera el impulso necesario para convertirse en un nombre, saltar a Eurovisión y grabar un disco, Civera tuvo que dejar la carrera de Teleco para centrarse en la música, dando fruto a unos temas que se convertirían, sobre todo, en la banda sonora de los veranos de la década del 2000. De todos guarda buenos recuerdos. “Aunque mi hijo vio el vídeo de ‘Bye bye’ y me preguntó que qué hacía disfrazado”.

El éxito y la fama son duros y creo que fui yo mismo el que pisó el freno

En 2001 despegó con su ‘Dile que la quiero’, en 2002 salió ‘Que la detengan’ y en 2003 ‘Bye bye’, algunos de sus singles más conocidos que fueron acompañados de conciertos y actuaciones una detrás de otra. Se acababa de convertir en un fenómeno. “Fueron los mejores años de mi vida y también los peores. Profesionalmente fueron muy buenos pero personalmente nadie me preguntaba ‘¿cómo estás?’ ‘¿has comido?’ ‘¿has descansado?’ ‘¿estás bien?’”

Para Civera, fue una época de aprendizaje. “Me di cuenta de que el público está por encima de todo pero no a cualquier precio. Si le das a la gente lo que quiere oír por encima de lo que a ti te hace feliz llega un momento en que no convive”. Esta etapa se alargó durante seis años, en los que Civera fue número uno en España. “El éxito y la fama a primer nivel es duro y creo que fui yo mismo el que intencionadamente pisó el freno”, afirma. Ahora, sus expectativas son personales y que lo que cuenta ‘Mundo Diverso’ "se convierta en una forma de vida”.

"Creo que faltan líderes humanos"

El nuevo trabajo de Civera se mueve en un ambiente idealista que insta a la empatía, a la comunidad de banderas o a la unión. “El mundo lo podemos cambiar. No es que esté tan mal pero hay cosas sobre las que hay que reflexionar”, asegura. “Falta premiar la preparación, la verdad, el esfuerzo. Falta darle un Oscar a un cirujano que sabe hacer milagros y darle contratos multimillonarios como los del fútbol”.

“Creo que faltan líderes humanos”, insiste. “Les diría que salieran a la calle y que respiren la verdad, que no se escondan con sus lujos y sus egos. Que practiquen la empatía y se pongan en el lugar de la gente”. Civera reflexiona sobre la situación actual. “Ahora tenemos un Donald Trump de presidente de Estados Unidos, tenemos un Maduro en Venezuela… es que es absurdo, es surrealista”, continúa. Todo ello se junta en su mente cuando habla de ‘Mundo Diverso’. “En el vídeo hay un chamán”, explica sobre el sencillo. “Lo reduce todo a cuando éramos una raza única en África. Somos un pequeño planeta dentro de un universo infinito, ¿qué nos hemos pensado que somos?”

David Civera (Imagen: Toni Galán)
David Civera (Imagen: Toni Galán)

Al cantante no le gusta profundizar en política, asegura, “pero cuando alguien hace algo humano que mueve, aunque tenga connotaciones políticas”, lo respalda. En este sentido, alaba el trabajo de Alejandro Sanz. “Es una persona muy humana y muy solidaria. Defiende a Greenpeace y a muchas otras causas. Protege la sociedad y se preocupa tanto como para plantarle cara al propio Maduro”.

“Yo le diría a todos los partidos que cogieran ‘Mundo Diverso’ y la llevaran como banda sonora. Me da igual el color, la bandera que defiendan y los ideales”, insiste. “Que partan de los valores y de la humanidad que respira esa canción”. Y remite a Nelson Mandela. “Eso es ser político. Si no eres capaz de ser humano y de empatizar, ¿qué defiendes? ¿El sillón? ¿El ego?”. El artista asegura que está cansado. “Creo que eso es lo que pasa. Que estamos tan cansados que consentimos que todo sea válido”.

Si un político no es capaz de ser humano y de empatizar, ¿qué defiende? ¿El sillón? ¿El ego?

Sobre el cercano 8M, Civera comenta que lo que quiere es respirar con esperanza. “Pero la esperanza necesita un proceso de interiorismo personal de aquellos que dicen ser nuestros líderes. Que realmente sean conscientes de lo que significa ser un líder”.

David Civera a Eurovisión

“¡Pregunta obligada!”, ríe Civera nada más nombrar la palabra “Eurovisión”. Después del fracaso de ‘Do it for your lover’, el de ‘Dile que la quiero’ se ofreció a través de Facebook para volver representar a España en la próxima edición del festival, a la que finalmente acudieron los concursantes de OT Amaia y Alfred. “Anoche, como español que cree en el festival, en nuestras posibilidades, y en el valor de la música, mentiría si no os dijera que se me encogió el corazón”, escribió hace dos años. Civera consiguió el sexto puesto en Eurovisión en 2001, una de las mejores posiciones de España. “Soy defensor de la idea de que hay que recuperar esa ilusión por hacernos un hueco importante en el festival, y yo me pongo a disposición de TVE, y de todos los españoles, para volver a Eurovisión en 2018, con el único propósito de agradecer a mi país el cariño incansable de varias generaciones que me han visto crecer y que siguen a mi lado”.

La canción que Civera presentó como candidata fue la que se terminaría convirtiendo en su ‘Mundo Diverso’. ¿Cómo habríamos quedado en el festival con este tema en lugar de ‘Tu canción’? “Por lo menos habríamos representado a España y al amor, a la tierra y la diversidad. Hubiéramos dado un mensaje”, dice Civera sin arriesgarse a aventurar una posición concreta, aunque entiende que el representante saliera de OT. De hecho, insiste, si le hubieran ofrecido ‘Mundo Diverso’ a un concursante del 'talent show', Civera habría aceptado. “Si creyera en el mensaje y en la canción”.

Su EP ‘Empatía’ saldrá el próximo mes de abril y, por ahora, la gira espera confirmación. “De momento no me voy a lanzar a hacer una gira de teatro. Me encantaría pero soy el tío más prudente del mundo. Lo haré cuando me pueda permitir hacerlo asumiendo el riesgo. El ego lo dejé hace mucho tiempo apartado”. Civera asegura sentirse satisfecho con que su mensaje esté ahí. “Igual queda raro que lo diga”, insiste. “Pero no tengo una pretensión grande”.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios