Festival de San Sebastián: El puñetazo de Movistar + que cambia el curso de las series en España. Noticias de Cultura
sección oficial

El puñetazo de Movistar + que cambia el curso de las series en España

Tres series españolas de la plataforma se estrenan en los festivales de San Sebastián y Sitges. El efecto HBO -creación de series de culto internacional- llega por fin a nuestro país

Foto: Fotograma de 'La Zona'
Fotograma de 'La Zona'

Que una serie de televisión se pase en la sección oficial de un festival de cine ya no es noticia –Cannes y Venecia lo han hecho últimamente con ‘Top of the Lake’ o ‘El joven papa’- pero sí lo es que la elegida sea un producto español. ‘La peste’, serie de Alberto Rodríguez sobre la Sevilla del siglo XVI, se estrena esta semana (fuera de competición) en el Festival de San Sebastián. Y no será la única: la comedia incómoda ‘Vergüenza’ (estreno televisivo en noviembre), de Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero, compite a su vez en la sección Zabaltegi del certamen donostiara. Por último, y no por ello menos importante, el thriller posnuclear ‘La Zona’ se verá primero en el Festival de Sitges. Del cero al infinito.

El culpable industrial de lo que está pasando –series españolas que aspiran a competir en la liga de las producciones internacionales de HBO y Netflix; es decir, a mirar más allá del mercado doméstico- tiene un nombre: Movistar +. El canal de pago ha pegado un puñetazo encima de la mesa con la intención de tratar de tú a tú a la competencia a golpe de series nacionales que aspiran a convertirse en fenómenos culturales –la serie de la que todo el mundo habla/que hay que ver. La tele de Telefónica ha sacado para ello el talonario: la primera temporada de ‘La peste’ (estreno en diciembre) ha valido 10 millones de euros, una cifra discreta si la comparamos con otras series históricas internacionales, pero más que jugosa para una producción nacional. Además de reclutar a cineastas de relumbrón como Juan Cavestany (‘Gente en sitios’), Alberto Rodríguez (‘La isla mínima’) y Enrique Urbizu (‘No habrá paz para los malvados’), que estrenará ‘Gigante’ en Movistar los próximos meses.

El asalto internacional de las series españolas de Movistar ya ha empezado. “Estamos muy contentos con las ventas internacionales: hemos llegado a acuerdos con los mejores distribuidores sin tener que mostrar una sola imagen, les gustaron tanto los guiones que cerramos los tratos antes de empezar a rodar. El comienzo no puede ser más prometedor”, cuenta Domingo Corral, director de ficción original de Movistar.

La edad de oro

Todo apunta, por tanto, a que estamos ante un punto de inflexión industrial, pero también cultural: los comentarios del tipo “¿Por qué España es incapaz de producir una serie de culto internacional?” pueden estar a punto de pasar a mejor vida.

Lo que ha fallado es la televisión de pago. La apuesta en la que estamos nosotros ahora debería haberse hecho antes y con más intensidadEn ese sentido, es inevitable referirse a ‘La Zona’ (estreno el 27 de octubre), regreso a las series de los hermanos Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo, responsables de ‘Crematorio’, que hasta ahora marcaba los límites de calidad y prestigio de una producción nacional.

¿Qué ha fallado todos estos años para que ‘Crematorio’ haya sido la excepción que confirma la regla? “Lo que ha fallado no ha sido la televisión en abierto, que sí ha hecho los deberes, y las últimas series de Antena 3 son un buen ejemplo. Así que lo que ha fallado ha sido la televisión de pago, que aunque hizo algunos intentos aislados –de ‘Crematorio’ y ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’ en Canal + a ‘Entre todas las mujeres’ de TNT-, se quedó corta: la apuesta en la que estamos nosotros ahora debería haberse hecho antes y con más intensidad”, afirma Corral.

España no tiene un problema de talento, sino de industria¿Les gustó a ustedes ‘Crematorio’? Pues que sepan que los hermanos Cabezudo lo han vuelto a hacer. O mejor dicho: han ido varios pasos más allá. ‘La Zona’, del que este periodista ha visto los dos primeros episodios con la condición de mantener la discreción hasta su estreno, tiene toda la pinta de ir a marcar un antes y un después en la historia de las series en España. Retrata una Asturias posnuclear en clave de thriller. Y hasta aquí podemos leer…

“Todas las series que hemos producido han quedado mejor de lo que me esperaba. Me han confirmado algo que ya sospechaba: España no tiene un problema de talento, sino de industria, porque el nivel de nuestros profesionales es impresionante. El problema era crear una industria que ayudara a producir las historias que estos profesionales querían contar”, zanja Corral.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios