premios platino

Enrique Cerezo, de meritorio a amo del cine español

Además de la rojiblanca, la gran pasión de Enrique Cerezo es el cine. Empezó como meritorio en los sesenta y hoy controla el 80% del cine español y es dueño de 7.000 títulos

Foto: Enrique Cerezo en los Premios Platino (Efe)
Enrique Cerezo en los Premios Platino (Efe)

Además de la rojiblanca, la gran pasión de Enrique Cerezo (Madrid, 1948) es el cine. Ambos amores se unieron desde su infancia. Los colores del Atleti le acompañaron siempre y el cine era lo único que se podía hacer para pasar el rato cuando eras joven. Tanto que ejerció como proyeccionista en su colegio de Segovia y se metió en el mundo del cine desde abajo.

Quizás muchos no sepan que Cerezo empezó como meritorio en 1966, que su primera película la hizo con José María Forqué como asistente de cámara y después vendría una de Paco Martínez Soria y la no menos mítica 'Vente a Alemania, Pepe' o que dirigió un corto ('La sonrisa del sol: Almería') hasta que vio negocio en el mundo del cine y se pasó al otro lado. Y en el 'business' empezó vendiendo el negativo sobrante de los rollos. Después, de nuevo, el cine y el fútbol se dieron de la mano acercándole desde su videoclub, "el primero en planta de calle de Madrid", a sus ídolos colchoneros y, por medio de ellos, a Vicente Calderón.

Desde entonces hasta hoy se ha convertido en uno de los grandes amos y señores del cine español. Además de presidente de EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales), es dueño de uno de los mayores catálogos de derechos de cine del mundo y ha producido películas como 'La buena estrella', 'Juana la Loca', 'Yoyes', 'Las brujas de Zugarramurdi' o 'Las 13 rosas'. La última, que se estrenará en diciembre, es 'Los últimos de Filipinas', de Salvador Calvo. Pero, además, gestiona, aunque no quiere cifrarlo, cerca del 80% del cine español y tiene un catálogo de más de 7.000 títulos en propiedad y "para siempre", como le gusta recalcar. Entre ellos, Buñuel, Berlanga, De la Iglesia, Medem, Amenábar, Quejereta, pero también Visconti, De Sica o todo el catálogo de RKO (es decir, 'Ciudadano Kane', 'King Kong' o las películas de Fred Astaire y Ginger Rogers). Aprovechando los Premios Platino en Punta del Este (Uruguay), el 'presi' del cine cuenta su historia.

P: ¿Por qué es importante que la industria del cine iberoamericana se una en torno a estos premios?

Cerezo en la ceremonia de los Premios Platino (Efe)
Cerezo en la ceremonia de los Premios Platino (Efe)

R: Estos premios nacieron para dar a conocer esa cantidad grandísima de películas que se producen en Iberoamérica que no salen de su país e incluso, muchas veces, ni se estrenan en su país. Y creo que los Premios Platino han cumplido con lo que pretendíamos: que el cine iberoamericano no solo se conozca en toda Iberoamérica sino también en Europa, Estados Unidos o donde sea. El hecho más significativo es que el premio del público se lo ha llevado una película de Guatemala, 'Ixcanul'. Yo sabía que en Guatemala se hacía algo pero no sabía ni quién ni cómo ni dónde. .

P: ¿Con esa unión cree que se podría hacer la competencia a Hollywood a pesar del abismo presupuestario entre ambas industrias?

R: Creo que la coproducción es el camino a seguir. No es fácil, pero nosotros tenemos una ventaja que son los 600 millones de personas que hablamos el mismo idioma, tenemos prácticamente las mismas costumbres y, sobre todo, tenemos una cantidad enorme de historias que contar que realmente se pueden conocer mucho mejor a través de la unión de todos estos países.

P: Dicen que casi el 80% del cine español es suyo. ¿Es correcta esa cifra?

R: No sé cuál será el porcentaje exactamente, pero sí es cierto que desde hace muchísimos años hemos dedicado mucho tiempo de nuestro trabajo a comprar películas que estaban perdidas, desaparecidas o bien que no existían. Y también hemos trabajado muy duro para intentar reconstruirlas. Al final, la satisfacción es que se han encontrado películas que hoy están como el día que se hicieron: nuevas, restauradas y con un sonido y una imagen mejor que el día del estreno. Ese trabajo hay que hacerlo. Es un trabajo que además me gusta y me apasiona, y por el que doy todo el tiempo que sea posible. Hemos llegado a juntar, no sólo el cine español de los años treinta y cuarenta hasta 2016, sino también una gran parte del cine italiano que distribuimos y tenemos en propiedad, que serán otras 3.000 películas. Y el catálogo de la RKO. Tenemos en total unos 7.000 títulos que son propiedad nuestra.

 

Enrique Cerezo posa con los carteles de alguna de las películas que ha producido (Efe)
Enrique Cerezo posa con los carteles de alguna de las películas que ha producido (Efe)

P: ¿Cuáles son las joyas de ese catálogonbsp;

R: Las joyas son casi todas, desde ‘Viridiana’ hasta la película que quieras…

P: Pero habrá alguna por la que sienta más cariño, aunque sea en las que participó usted cuando empezó como meritorio.

R: La primera película que hice, que también la compré, es ‘Un millón en la basura’, de José María Forqué. Prácticamente en casi todas las películas en las que yo trabajé en su día se compraron, pero no es un aspecto sentimental. Te puede gustar más o tener más cariño a una película que has hecho, pero te digo que el cine que se hacía en ese momento tenía calidad. Era un cine que estaba un poco apartado de lo que eran las grandes películas y hoy en día ves esas películas, que se hacían de una manera muy simple y con unas historias muy simples, y siguen teniendo un enorme interés. Mira, yo hice ‘¿Qué hacemos con los hijos?’, de Paco Martínez Soria. Era la segunda película que hacía. Estaba Pedro Lazaga, Irán Eory, María José Goyanes, Pepe Rubio, Emilio Gutiérrez Caba y Alfrendo Landa. Esa película la ves hoy y quizás lo que antes no te hacía gracia, ahora te tronchas. Pero no es que me guste a mí, es que gusta a un niño de ocho años si se la pones, y no te digo nada del cine de Marisol o Joselito.

P: Entonces, al contrario de lo que muchas veces oímos cuando hablamos del cine español, es un firme defensor de que nuestro cine gusta e interesa.

Enrique Cerezo en la alfombra roja de los Premios Platino (Efe)
Enrique Cerezo en la alfombra roja de los Premios Platino (Efe)

R: Te voy a poner un ejemplo. 'Historia de nuestro cine' [el programa diario de TVE que desde 2015 emite en prime time en La 2 a diario cine español, alrededor de 700 películas, en un contrato millonario con Cerezo y José Frade] está dando una visión muy importante de lo que es nuestro cine. La semana pasada pasaron ‘La vaquilla’ e hizo más audiencia La 2 que La 1. ‘La hora de los valientes’, que es una película que yo produje hace unos cuantos años, también sumó casi 700.000 espectadores. Es decir, compitiendo con los grandes programas de televisión, estamos arrancando unas cifras de audiencia buenísimas, pero es que cuando entran las películas de los ochenta, noventa o ahora seguimos haciendo esas cifras e incluso rondando el millón de espectadores. El cine español interesa, el cine español gusta.

P: Creo que su pasión por el cine también influyó en su pasión futbolera. Cuénteme cómo empezó a tratar con los futbolistas del Atleti.

R: Nosotros pusimos el primer videoclub que había a pie de calle en Madrid en Jorge Juan, porque el primero que hubo estaba en un piso. Pusimos un videclub magnífico. Tenía muchos clientes e iban todos los futbolistas. Fue donde yo conocía a todos los del Atleti, que en aquel momento eran Leal, Pepe Navarro, Leivinha. En ese momento empezó mi relación a título personal con el Atleti, porque a título de aficionado ya la tenía.

P: ¿Y cómo pasa de estar detrás de la cámara al negocio del cine?

R: Muy sencillo. En 1966 yo empiezo de meritorio y hago muchísimas películas, tanto españolas como americanas, con grandes directores. Me acuerdo que hice, por ejemplo, las dos o tres películas de Richard Lester de ‘Los mosqueteros’. En ese momento, en los años ochenta, empieza el vídeo. Era un negocio incipiente. Por eso me puse a trabajar ahí montando una productora y distribuidora de películas de vídeo y dejando al margen ser ayudante de cámara y todo esto.

P: Creo que además también fue proyeccionista antes.

R: Eso fue en el colegio en el que estudiaba. En los Misioneros de Segovia. Había un cine grandísimo, entraban como 500 personas, y todos los domingos se daba cine a todo el colegio. Yo era el proyeccionista con el cura del cine (sonríe).

Enrique Cerezo (Efe)
Enrique Cerezo (Efe)

P: ¿Qué películas le marcaron en esa época de la infancianbsp;

R: En aquella época marcaba todo porque tenías que ver todo porque no había otra cosa: o ibas al cine o a la cafetería. No había más. En aquella época se hicieron magníficas películas. Me acuerdo de haber visto ‘Los diez mandamientos’ en el cine Palacio de la Música, 'Ben Hur'... Iba todos los días al cine. Y en el cine me vi casi todas las películas de los Ozores hasta… lo que quieras. Normalmente yo veía todo porque me gustaba todo. Yo me pasaba la vida viendo cine.

P: He leído que Wanda, su socio en el Atleti, quiere comprar su distribuidora, Video Mercury Films. ¿Qué hay de eso?

R: Nada. Es totalmente falso.

P: ¿Nada?

R: No. Ya te digo, totalmente falso.

P: ¿Y qué tiene entre manos comprar en estos momentos?

R: El 2 de diciembre estrenamos ‘Los últimos de Filipinas’, que es una película que he querido hacer desde hace muchísimos años. Va a ser una gran película. Es historia muy interesante, que dirige Salvador Calvo, que todo el mundo conoce pero nadie sabe qué pasó en realidad. Y en las compras, pues seguimos comprando mucho cine. De español compramos algo casi todos los días. Ahora estamos negociando por una serie de películas italianas de los Maciste y los romanos. Estaban muy bien hechas y estamos intentando comprarlo y tiene mucha miga porque ahora todo se hace en 4K y hay que cuidar los materiales.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios