de la red al escenario

El secreto del éxito musical: ser un youtuber

Adiós a los intermediarios y hola a los fans. La plataforma se ha convertido en el lugar donde las discográficas buscan nuevos talentos y en el que hay que estar para despuntar en la música

Foto: Justin Bieber
Justin Bieber

Antes, si un grupo de música o un cantante querían grabar un disco y acabar llenando conciertos, no les quedaba otra que ir puerta por puerta con su maqueta debajo del brazo. Ahora, la puerta que hay que tocar es Youtube. Haz un 'cover', suma una buena legión de fans -con una buena y personal estrategia de social media- y tendrás muchas opciones de dedicarte a la música. 

No hay fórmulas mágicas para el éxito, pero Youtube es 'the-place-to-be' de la música hoy. Unas simples cifras: sólo en este año el tiempo de visualización de vídeos en Youtube ha crecido un 60%, la mitad de los diez vídeos más vistos en la primera década de vida de Youtube fueron videoclips (en España 'Bailando', de Enrique Iglesias, y Adele y su 'Hello' rompieron todos los récords convirtiéndose en el mejor estreno de este año con un promedio de un millón de entradas por hora en los dos primeros días de lanzamiento) y los youtubers españoles exportan el 80% de su contenido a América Latina y Estados Unidos. Youtube y Google, según sus estadísticas, han pagado más de 3.000 millones de dólares a la industria musical y 1.000 millones desde 2007 a los titulares de derechos que han decidido monetizarlos mediante su plataforma Content ID

"Youtube es sin duda uno de los lugares donde estar. Es la nueva televisión. No se puede obviar. Está ahí y es donde los fans de la música encontramos contenido que no está en otros sitios. Lo que está pasando es una revolución. Antes apenas había ventanas y ahora hay una ventana muy grande, con un tráfico descomunal y muy loco donde no sólo se descubre música y talentos sino que sirve para mostrarse al mundo. Esa jerarquía de intermediarios que existía antes ahora queda descubierta y cualquiera tiene la capacidad -visual- de entrar en las casas de todo el planeta", analiza Borja Prieto, director de la agencia de creatividad digital "Está pasando" tras la I Jornada de Youtubers Musicales, organizada por la Fundación SGAE y OPEM (Organización Profesional de Editores Musicales).

Sin Youtube hoy no conoceríamos (o no tanto) a artistas como Pablo Alborán, (empezó subiendo su 'Solamente tú' desde el salón de su casa, se hizo conocido y cuando llegó el single 'oficial' se convirtió en un auténtico pelotazo que hoy suma más de 178 millones de reproducciones); Justin Bieber (descubierto en 2008 por un agente musical que vio sus 'covers') o Lana del Rey (colgó el videclip casero de 'Video Games' y el resto es historia: más de 62 millones de visitas a día de hoy). 

"La clave del éxito es talento, trabajo, la atención al cliente-fan, el buen uso de las redes sociales y una pizca de suerte", garantiza Paula de Peñaranda, manager artists y writer services de BMG. Hoy Youtube es la plataforma para descubrir talentos musicales tanto para los fans como para las discográficas. Un caso simbólico es el de Jacob Whitesides, un joven de 17 años de un pueblo de Tennesse que está despuntando como estrella en Youtube.

Con 14 años empezó a hacer 'covers' de sus artistas favoritos. Un día de julio de 2012 Liam Payne, componente de One Direction, alabó en Twitter su versión de 'One Thing' y se desató la revolución. El tema recibió medio millón de visitas. Empezó a tocar en pequeños festivales, compuso tres temas que subió a iTunes, creó su propio sello -Double U Records- y este año ha sacado tres EP, además de hacer una gira europea con la que visitó Madrid el mes pasado. Suma más de 16 millones de reproducciones y de 5 millones de fans en las redes sociales. 

Ellos son la otra clave del éxito. "El fan se convierte, a la vez, en su distribuidor y se siente parte de la estrategia", asegura Peñaranda. Tener una relación directa, mimarlos y hacerles partícipes de todos los pasos del proceso a través de las redes sociales sirve para que se conviertan en tus embajadores. Este joven le dio nombre a su primer EP, 'A Piece of Me', haciendo un concurso en Twitter y gracias al ruido de otra acción en Instagram llegó a número 1 en iTunes de álbumes de cantautor, al 3 de álbumes pop y al 5 de la lista general de discos. El videolyric del tercer EP, 'Secrets' (debajo), incluye los secretos que pidió a sus seguidores que le contaran a través de las redes sociales.

Jacob Whitesides asegura a El Confidencial que le debe mucho a Youtube. "No creo que hoy hubiera publicado un disco sin Youtube ni el amor de mi antigua novia por Justin Bieber", reconoce entre risas. Fue ella quien le animó a publicar su primer 'cover' del ídolo 'forracarpetas'. "Yo quería impresionarla, así que lo hice y cayó bien. La gente me animó a seguir adelante y así empezó realmente todo".

Sobre su potencial, destaca por encima de todo la conectividad global. "Hoy los chicos pueden publicar sus 'covers' y sus canciones originales y construir una carrera desde su teléfono móvil. Eso es el futuro. Yo no sé dónde estaría ahora sin Youtube", cuenta. "Es uno de los lugares donde estar", añade, pero por encima destaca la relación directa con los fans. "El éxito viene realmente de ser único y estar comprometido con los fans. Los fans son mi prioridad número uno. No puedo esperar a enseñarles mi primer álbum de larga duración".

"Youtube también te da confianza como artista porque ves la repercusión inmediata. Sabes que eso que pensabas que no le interesaba a nadie, de repente interesa. Y es una motivación para seguir creando. Esta generación es muy afortunada en ese sentido", analiza Prieto. Por eso, los seguidores se han convertido en parte fundamental de la estrategia para cualquier músico. "Ahora un artista crece a través de la relación con los fans. Va más allá del networking. Y mueve masas porque estas propuestas, que parecen ocultas e inexistentes en el mundo del 'mainstrean', son realidades aplastantes y con gigantescos números de fans detrás. Se convierten en embajadores, a la vez que te dan la confianza para seguir adelante".

Yellow Mellow también canta

Algo que, a su vez, supone una gran ventaja para las discográficas, ya que pueden apostar por artistas que saben de antemano que ya funcionan. Otro caso interesante en nuestro país es el de Yellow Mellow. Esta joven es una de las youtubers más famosas del país, con permiso de El Rubius, El Vegetta o AuronPlay, y una de las de habla hispana que suma más seguidores: cerca de un millón de suscriptores en su canal de Youtube, más otro medio millón en su segundo canal creado a modo de diario visual.

Empezó en Youtube subiendo vídeos con lo que había aprendido en sus primeros años en Comunicación Audiovisual. Era 2010 y la plataforma en España apenas tenía repercusión. Primero fueron "tonterías", reconoce, hasta que hizo una versión rumbera de 'Judas', de Lady Gaga, que consiguió 1.000 visualizaciones en un día. De ahí hasta publicar en octubre 'Phantom Limb', el primer single de un álbum que previsiblemente verá la luz el año que viene.

"Seguí haciendo 'covers' y otras cosillas musicales como directos cantando los comentarios que me hacía la gente. Cosas siempre relacionadas con la música hasta que tuve la oportunidad de grabar. La oportunidad llegó a través de mi network. Me propusieron hacer este proyecto porque siempre me ha llamado atención la música y creo que es una buena vía para ir tirando. Nos juntamos con un productor, con escritores para coescribir las canciones, hemos grabado en Berlín y en ello estamos aún", explica a este periódico. "Hubiera sido muy complicado sin Youtube. Yo le debo a Youtube y a la gente que me sigue todo".

¿Por qué es más fácil triunfar en la era Youtube? "Porque es Youtube y la gente. No hay intermediario que te haga perder el tiempo entre comillas. Es un contacto directo con la gente. Es lo más fácil. Ya no hace falta ir llamando a las puertas de las discográficas. Simplemente desde tu casa puedes grabar una canción y que se haga viral, y eso te puede abrir muchas puertas", responde. 

El fenómeno viral es igual a boom. Piensen también en 'The Fox', de Ylvis; Sia y 'Chandelier'; o L.E.J,, un trío francés que saltó a la fama este verano con un viral 'mashup' y que prepara disco para primavera de 2016. "No entendemos muy bien de dónde viene esta locura", contaba Juliette a este periódico en agosto cuando saltaron a los medios de comunicación de todo el mundo. "Son sólo números. Nada más. Cuando das un concierto y ves ahí a 1.000 personas eso sí es importante. Eso es lo que impresiona", añadía sobre la locura que estaban viviendo, pero el eco de su 'mashup' (hoy con 28 millones de reproducciones en Youtube), le abrió al grupo escenarios y la posibilidad de grabar su propias canciones. 

Estos son sólo algunos de los miles de casos que rompen cada día, pero también hay mucho trabajo antes de llegar a obtener ese (re)conocimiento. Y Youtube se alza hoy como una plataforma directa y perfecta para empezar a despuntar en unos tiempos en los que no es nada fácil vivir de la música.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios