Es noticia
Menú
Dalí no frena la sangría del Reina Sofía
  1. Cultura
en 2013 acumula 2,1 millones de pérdidas

Dalí no frena la sangría del Reina Sofía

El dios surrealista multiplicó las ventas del Museo Reina Sofía en 2013, casi dos millones de euros más de ingresos respecto al año anterior, tal y

Foto: El "éxito rotundo" de la exposición de Dalí, en 2013, no ha bastado para sanear las cuentas. (EFE)
El "éxito rotundo" de la exposición de Dalí, en 2013, no ha bastado para sanear las cuentas. (EFE)

El dios surrealista multiplicó las ventas del Museo Reina Sofía en 2013, casi dos millones de euros más de ingresos respecto al año anterior, tal y como ha publicado el BOE. Pero no ha bastado para sacar del año en negativo a la institución: si en 2012 hubo 3,5 millones de beneficios, una temporada después cae a 2,1 millones de pérdidas. La razón se encuentra en las aportaciones públicas al museo, han caído en 8,2 millones de euros: de 33,6 en transferencias del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se pasa a 25,4 millones (-24,4%).

La entidad ha sido muy castigada en la aportación pública desde 2008, año en el que llegó Manuel Borja-Villel a la dirección. El museo ha visto cómo sus cifras han sido recortadas de manera alarmante: 19,1 millones de euros menos (-42,9%), aquellos 44,5 millones de euros con los que entró a gestionar el museo, se han quedado en 25,4.

A pesar del crudo recorte de 8,2 millones al que la institución fue sometida, la dirección sólo logró ahorrar 600.000 euros en los gastos de gestión ordinaria. El aumento en dos millones de ingresos por el bombazo de la exposición dedicada a Dalí no ha sido suficiente para cuadrar un balance en positivo.

Máxima dependencia

Estas son las consecuencias de una relación tan dependiente de las cuentas del Estado: las contribuciones públicas representan el 78,8% del presupuesto. Los ingresos por entradas a exposiciones y espectáculos suponen un escaso 12,2% de los ingresos. Y los patrocinios de entidades públicas y privadas, un ridículo 4,8%. Si la aportación pública falla, todo se desmorona. Lo más llamativo es que ni siquiera la exposición más vista en la historia de los museos españoles actuales es capaz de lograr mayor autonomía económica para el museo.

En 2015 las cosas cambiarán algo: la dirección tendrá un aumento de las ayudas del Ministerio, 2,5 millones de euros más. Pero en la programación que Manuel Borja-Villel ha presentado para 2015 no aparece ningún reclamo similar al de Dalí, así que la institución volverá a los ingresos propios habituales (2 millones de euros). Lo comido, por lo servido.

Este periódico tuvo acceso a las cuentas oficiales pero no públicas del museo, en las que queda reflejada la incapacidad para el ahorro en tiempos de austeridad de la cúpula directiva en 2014. El propio director reconoció que no renunciaría al coche oficial, a pesar de ser el único director de museos en España que cuenta con él. De hecho, la tendencia a externalizar la mayor parte de las tareas del museo, ha generado al principio de 2014 15.000.000 euros de pérdidas.

Los números rojos del Museo Reina Sofía se suman a los del Prado y Thyssen. Y abre una ventana a la duda: ¿están sus directores capacitados para gestionar los museos en tiempos de crisis?

El dios surrealista multiplicó las ventas del Museo Reina Sofía en 2013, casi dos millones de euros más de ingresos respecto al año anterior, tal y como ha publicado el BOE. Pero no ha bastado para sacar del año en negativo a la institución: si en 2012 hubo 3,5 millones de beneficios, una temporada después cae a 2,1 millones de pérdidas. La razón se encuentra en las aportaciones públicas al museo, han caído en 8,2 millones de euros: de 33,6 en transferencias del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se pasa a 25,4 millones (-24,4%).

El redactor recomienda