cinco personas a la semana hasta 2015

Altamira abre sus puertas… un poco

El Patronato del Museo de Altamira ha declarado que seguirán entrando a la cueva cinco personas al día, al menos, hasta 2015

Foto: Interior de las Cuevas de Altamira. (EFE)
Interior de las Cuevas de Altamira. (EFE)

El Patronato del Museo de Altamira ha declarado que seguirán entrando a la cueva cinco personas a la semana, al menos, hasta 2015. El estudio de Gaël de Guichen, el experto en conservación preventiva que estudia las pinturas desde 2012, asegura que “el impacto de las visitas ha sido mínimo en las condiciones ambientales”. De hecho, aventura a decir que “el cierre de la cueva no detendría los procesos de deterioro”.

De Guichen avisaba en este periódico el pasado mayo que las visitas desde febrero, en grupos de cinco, son “poco agresivas”. Anunciaba entonces que pensaba en dos grupos de cinco a la semana, porque la cueva recupera su temperatura en menos de 60 minutos. Su teoría es que la cueva absorbe el impacto. Según el científico, la variación de la temperatura en el interior de la cavidad no ha sido significativa. Ahora, el Patronato confirma los análisis y pone en práctica el uso turístico del legado. En rueda de prensa, tras concluir el Patronato, el científico ha asegurado, según EFE, que los estudios constatan que las cuevas tienen un estado "frágil, pero estable".

Los cinco afortunados de altamira
Los cinco afortunados de altamira

El estudio que se ha dado a conocer asegura que entre los principales riesgos para la conservación de las pinturas, la acción del hombre no es definitiva. Sin embargo, la concentración de colonias de microorganismos y el CO2 sí parece preocupar al investigador y su equipo, que lo solventarán con la instalación de un sistema de ventilación en la segunda puerta de la sala de los polícromos.

También han informado que en el último año han descubierto pérdida de color por lavado de 1,8 milímetros cuadrados, como efecto de la filtración de agua y la condensación. Ignacio Diego, presidente de Cantabría, ha mostrado su "deseo" de que se pueda incrementar el régimen de visitas, pero para eso tendrá que esperar al 28 de febrero, a la próxima reunión de Patronato. Ha apuntado que la "sana ambición" de su Ejecutivo es que se amplíe el número de visitantes, "siempre que ello no ponga en riesgo la conservación del patrimonio". La presión política sobre el Patrimonio no rebaja. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios